Archivo

Posts Tagged ‘Shinnecock Hills’

¿Nos tocarán las bolas?

20 de noviembre de 2017 Deja un comentario

Por fin los que mandan en el mundo del golf se han despertado, han saltado las alarmas ante el evidente declive del golf y van a afrontar el cambio más necesario en este deporte: bolas diferentes para distintos niveles de juego. Así lo asegura Brian Costa, en este artículo.

Ya lo avisaba el doctor Alister MacKenzie en 1934 en su libro The Spirit of St Andrews. Y lo recordaba de manera magistral Pablo Martín en este grandioso artículo “El suicidio del golf”. El problema es evidente: para albergar hoy un campo competitivo para los profesionales necesitas una cantidad enorme de terreno, lo que encarece los campos, tanto en construcción como mantenimiento. El juego se ralentiza. El golf como deporte se encarece. Y al final el golfista se quedan en casa. Hasta el propio Tiger Woods lo admitía hace algunas semanas en este podcast.

Cuando Tiger empezó en 1996, ningún jugador del PGA Tour hacía 300 yardas (274 metros) de media con el driver. Esta temporada han habido 43 jugadores con una media superior a estas 300 yardas. El US Open de 1896 se jugó en Shinnecok Hills, un campo cerca de Nueva York cuyo recorrido medía 4.044 metros. El Open vuelve a Shinnecok Hills en 2018, y el campo (no sé si se puede decir que es el mismo recorrido) tendrá  6.802 metros. Hoy cualquier campo del PGA Tour tiene que medir más de 6.600 metros. Si esto sigue así, ¿veremos campos de 7.000 metros?

Mike Davis, el Director Ejecutivo de la USGA, lanzó la idea en un simposio en marzo de 2017 de que hay que cambiar la bola “acorde con el nivel de juego”. Esto significaría bolas diferentes para los profesionales. Y en seguida se pusieron a trabajar con el Royal & Ancient para estudiar como bolas de menor distancia pueden afectar al golf. El R&A piensa que no es tan necesario. En los links, los campos se protegen bien con otras cosas que la distancia. Pero en breve veremos a alguien bajar de 60 en el Old Course. Y la realidad es que otros desportes han restringido los materiales sin mucho drama: el tenis, el beisball o el atletismo por ejemplo. Las jabalinas tuvieron que ser rediseñadas varias veces cuando los atletas se salían del campo. Y no pasa nada.

Hay mucha gente en contra de este cambio tan necesario. “No nos toquen las bolas”, dicen. De entrada, los rectores de Augusta, que van por libre, no quieren oir hablar de cambios, aunque Augusta sea ya irreconocible. Los fabricantes, los menos interesados en estos cambios, aunque el CEO de Bridgestone aboga por que todos jueguen la misma bola en torneos (naturalmente una suya). No entiendo porqué, todos los jugadores podrían jugar ProV1s si esto fuese diferencial. Otros sugieren limitar a los pros los palos que pueden emplear por vuelta, a los 6 -7 palos. Otros dicen que se cambia la bola para todos, amateurs y profesionales (cosa que a mi me parece evidente). Otras soluciones son todavía más ridículas: calles más estrechas, roughs más duros, más bunkers. Otros abogan por prohibir los drivers de titanio. Racismo metalúrgico: encontrarán otro material que conseguirá más distancias.

Para mi el cáncer del golf siempre ha sido el juego lento, las rondas de más de 4 horas y media. Es posible que bolas más cortas reduzcan el tiempo de búsqueda de bolas, o quizá el juego se ralentice. No lo tengo claro. Pero sí, para los pros, sin duda y por el bien de los campos hay que hacer algo para evitar distancias tan salvajes. Y si en lugar de pegar 220 metros pegamos 200, pues bienvenidos sean.

 

 

Anuncios

Hoyos Clásicos: el hoyo Redan

21 de julio de 2014 1 comentario

Redan“Toma una superficie de tierra estrecha, inclínala ligeramente de derecha a izquierda, construye un bunker profundo en la parte frontal, ubica el tee de forma que el green se juegue en diagonal, y ya tienes el Redan.” -C.B. MacDonald.

Quizá el más famoso de todos los hoyos clásicos, el Redan es un par 3 definido así por C. B. MacDonald, su descubridor y mayor valedor. La palabra Redan proviene del francés y se refiere a un tipo de fortificación con tramos que apuntan al exterior, y ésta es la función del bunker frontal: hacerle pensar en la mejor manera de atacar este green. La estrategia puede variar enormemente en función del viento, la posición de la bandera y la habilidad de cada jugador. ¿Bola abierta sobre el bunker para tratar de frenar la bola en green? ¿Bola cerrada, sorteando el bunker, pero con riesgo de no poder parar la bola? Si se juega una bola cerrada, hay que botarla en el principio de green.

El hoyo Redan original es el hoyo 6 de North Berwick (hoy el 15) y era una par 3 de 180 yardas con el green estrecho, ligeramente elevado y con una fuerte caída de frente a fondo y que forma 45 grados con respecto a la línea de juego. Cuenta con dos bunkers: uno atrás y sobre todo uno profundo en la parte frontal. Es obra del Davie Strath, greenkeeper y jugador amigo de Tom Morris hijo y con quien jugó numerosos partidos de exhibición por Escocia. (Foto de aquí)

berwick-15

MacDonald copió este hoyo en su mítico y ya comentado National Golf Links of America. El hoyo 4 de este campo mejora al Redan original porque permite, desde el tee, contemplar todo el green. La caída del green entre el frente y el fondo del green es brutal, superior al metro y medio. En muchos de sus diseños adoptó este tiro a green en sus pares 4 y 5. La foto, de aquí.

Redan National golf Links of America

El Redan es quizá el más afamado de los hoyos clásicos. Hay hoyos inspirados en el Redan por todo el mundo. Quizá el más comentando es l hoyo 7 de Shinnecok Hills, especialmente famoso por el US Open del 2004 que ganó Retief Goosen en una de las preparaciones de campo más salvajes que se recuerdan. Es un monstruo de 183 yardas al que los socios apodan “RedMan” o “DeadMan”. El 7 fue una auténtica carnicería: En la jornada del sábado sólo un 27% de los jugadores consiguieron poner la bola en green. El domingo, sólo el 15%. Retief Goosen, el campeón, lo consiguió (ver vídeo, min 5.29). Phil Mickelson, su más inmediato perseguidor, se fue al bunker frontal (min 2.40). Un hoyo con muy pocos fans entre los profesionales, como  explica este artículo.

Un ejemplo clásico en España, es el hoyo 14 del campo de Neguri, en Punta Galea, obra de Javier Arana.

IMG-20120809-00108

Hay muchísimos más, por si quieren aportar alguno.

Más información en este artículo de Crónica Golf, “El hoyo que hace pensar”.

Hoyos Clásicos: El hoyo Biarritz

6 de julio de 2014 1 comentario

bhEl hoyo Biarritz, más bien el green Biarritz, no existe hoy en su primera versión original. El primer hoyo así denominado era el hoyo 3 del campo de Biarritz, al sur de Francia, diseño de 1888 y obra del insigne arquitecto Willie Dunn. En aquellos días Biarritz era la meca del lujo, un lugar de encuentro de millonarios y aristócratas. Se cuenta que el millonario William K. Vanderbilt estuvo de visita a finales del siglo XIX, conoció a Willie Dunn, y éste le mostró el juego del golf. En el hoyo Biarritz Dunn dejó dos bolas junto a la bandera sobrevolando los acantilados, y Vanderbilt se enamoró del deporte, convenció a Dunn y le contrató para construir un gran campo en NY. En 1890 diseñaría Shinnecock Hills, uno de los campos clásicos americanos más célebres.

El hoyo era prodigioso: un par 3 sobre los acantilados de 170 metros, tal y como se ilustra en este grabado de la época. Hoy este hoyo, junto con el campo, yace sepultado entre apartamentos y casas con vistas al mar. El progreso…

Biarritzpic

El típico green Biarritz es un green alargado y recto, de más de 70 metros de largo, que cuenta con una depresión profunda que lo cruza por su mitad. La diversión consiste en ver tu bola aterrizar en la loma del principio de green, desaparecer rodando y volver a aparecer al final del green en la segunda loma. Normalmente varios bunkers flanquean los lados del green. El green original no era tan alargado y no tenía esta doble depresión.

Charles B. McDonald conoció el hoyo y transmitió el concepto de forma extensiva. Le cautivaron dos cosas: los bunkers paralelos protegiendo los lados y un green en plataforma superior. Esto hacía que fuera necesario atacar muy recto al green. Posteriormente añadió una segunda plataforma superior al fondo del green para hacer este green en U tan característico. Al parecer hay más de 30 hoyos Biarritz por el mundo. Varios ejemplos afamados:

El 17 de Black Creek, en Texas, diseño de Brian Silva. Este campo es reciente pero es un festival de hoyos clásicos.

Black-Creek-17th-biarritz

El hoyo 3 de Greenbrier en West Virginia, obra de MacDonald y Raynor. Greenbrier ya fue mencionado en este post por ser la sede de Sam Snead, y sede del torneo de esta semana en el PGA Tour.

3 greenbrier

El hoyo 9  en el campo de Yale, diseño de McDonald y Raynor. Un obstáculo de agua separa al tee del green en este largo par 3 (casi 230 yardas). El green es un Biarritz puro.

Yale 9

El hoyo 5 en el campo de Fishers Island en Nueva York. Otro diseño mítico de Seth Raynor, campo de 1925. Este hoyo es el Biarritz más estético de todos los existentes. La foto es de este blog, un inglés que ha jugado los 100 mejores campos del mundo.

biarritz5 FisherIsland

El hoyo 4 del campo de Lookout Mountain Golf Club, en Georgia. Un campo diseñado por Seth Raynor poco antes de su fallecimiento en 1925, que sucumbió a la Gran Depresión, pero que ha sido recientemente restaurado por Brian Silva siguiendo los criterios estéticos clásicos.

4-Lookout Mountain

 

¿Alguien conoce más ejemplos?

Robert Von Hagge, arquitecto y artista

20 de septiembre de 2013 4 comentarios

von Hagge

He comentado ya muchos campos de Robert von Hagge, y cada campo que conoces es mejor que el anterior. Así que he investigado un poco este gran diseñador americano, fallecido en Septiembre de 2010 y que nos dejó más de 250 campos por todo el mundo. Para nuesta fortuna, el estudio de Robert von Hagge, Mike Smelek y Rick Baril (que colaboraban con von Hagge desde 1980 y asociados desde 1995) ha trabajado mucho en España. En este blog ya he comentado los magníficos recorridos del Empordá Links y Forest, los dos recorridos de la Real Sociedad Hípica Española Club de Campo – Norte y Sur o el excesivo y divertido campo de El Encín (en la foto), además de su campo en Miami, Crandon Golf.

Quizá su campo más famoso sea Les Bordes, en Francia, un campo consistentemente votado como top 3 de toda Europa continental y famoso por su dificultad (el record del campo es 71, en manos de Jacquelin). Su huella también está en Le Golf National, junto al diseñador francés Hubert Chesneau. También destacan White Witch en Jamaica, en un resort de Ritz Carlton, el Blue Moster de Doral en Miami, El Conquistador en Puerto Rico o tres joyas mexicanas: El Tigre en Puerto Vallarta, Isla Navidad cerca de Manzanillo y Bosque Real en México DF.

Les Bordes

Robert von Hagge ha sido a veces descrito como un hombre del Renacimiento. Nacido en Texas, estuvo ligado al golf desde pequeño, como caddie, como caddie master, miembro del equipo de mantenimiento y profesional de golf que jugó en el PGA Tour.  Con elevada estatura y porte aristocrático, fue una persona muy carismática. En los 50 trabajó como profesional de club en el campo de Catskill Mountains en Nueva York. Completó un curioso historial de conquistas ligadas con el mundo del golf: se casó (y divorció) dos veces con sendas hermanas que jugaban el LPGA Tour: Alice y Marlene Bauer (esta última miembro del Salón de la Fama de golf). Se convirtió en arquitecto de campos después de obtener su título en Purdue. Empezó a trabajar como aprendiz con Dick Wilson, un arquitecto notable que había trabajado en Shinnecock Hills en los años 30 y que se malogró por sus problemas con la bebida. A finales de los 60 se casó con Greta (su mujer durante el resto de su vida) y se añadió el elegante “von” en su nombre.

Establecer su negocio no fue difícil para von Hagge. Además de su carisma y conocimientos, aprovechó el tirón del mercado de vivienda en Florida en los 60 para trabajar en Boca Río, un club que le sirvió de aval al convertirse en uno de los más ricos de América. Fue de los primeros diseñadores en entender que el golf y las promociones inmobiliarias irían de la mano, y en educar a los promotores para no sobrepoblar un campo con casas.

bocario

Los campos de von Hagge son modernos, pero tienen aspecto de ser totalmente naturales. No suele diseñar calles o greenes planos: lo normal es que el stance siempre sea difícil. Esto, además de ofrecer variedad en el juego y sensación de links, favorece el mantenimiento de las calles: el viento no azota más que determinadas zonas y permite al campo sobrevivir con menos agua. Von Hagge es un especialista en hacer campos en zonas áridas. Decía que cada campo debe contentar a tres jugadores diferentes: buenos golfistas, handicaps medios y principiantes. Cada hoyo debe examinar tácticamente a los tres jugadores. Normalmente diseña varios hoyos en los que el jugador debe mover la bola de una forma desde el tee de salida y de la contraria en el approach a green. Y como explica en esta entrevista, Von Hagge tiene también una teoría particular sobre los obstáculos (de agua y arena): no deben ser penalizadores, sino informativos: te señalan por donde (no) debes jugar. Si el jugador quiere cruzarlos es porque asume un riesgo.

IMG_2674

Sus campos son pintorescos; von Hagge buscaba la belleza en el diseño como objetivo fundamental. Y para ello moldea el paisaje a conciencia. Estudiaba hasta las sombras de los árboles a distintas horas del día para entender el efecto artístico que tendría sobre el jugador. Cada tiro en un campo de von Hagge es diferente. Para Von Hagge un jugador de golf juega realmente unos once minutos en una ronda: la labor del diseñador es hacer agradable el resto del tiempo que va entre golpe y golpe. El golfista debe pensar, entre golpe y golpe, “chico, qué suerte tengo de poder jugar aquí”.

Los mejores campos de golf del mundo: La opinión de los arquitectos

25 de julio de 2013 1 comentario

La revista Golf Course Architecture ha publicado recientemente un ranking de los mejores campos de golf del mundo. Rankings hay muchos, así que otro ranking más… ¿qué puede aportar ?

Lo interesante es que este ranking es resultado de una encuesta exclusiva entre 240 arquitectos de campos de golf. Es decir, expertos profesionales del diseño de campos, los verdaderos artistas que transforman un terreno de links, un vertedero, un bosque o un prado abandonado en una obra de arte para el disfrute de los jugadores.

IMG_1916

El ranking ha confiado en la profesionalidad y criterio de los arquitectos, sin excluir que ellos se voten a sí mismos de forma descarada. Los resultados avalan estos resultados, ya que más de un 62% de los campos votados son campos históricos (de antes de 1960). Tampoco se han establecido intrincados criterios de clasificación, sino que se ha confiado en que cada votante defina su propio criterio y vote. Sí se preguntaba por los criterios empleados, y éste es el resumen de lo que define un gran campo: la localización parece importante (algunos emplazamientos son únicos, o la integración con el paisaje, o incluso el tiempo, es decir, la posibilidad de viento, lluvia y sol en una misma ronda), los greenes bien diseñados, la edad del campo (y cómo éste envejece como el buen vino), pero sobre todo y ante todo,  la diversión: un gran campo de golf es un campo divertido de jugar.

Otras consideraciones interesantes:

  • ¿Quién es el mejor arquitecto de campos de golf (el que tiene más campos en el top 100)? Los clásicos arrasan: el gran Harry S. Colt (con 14 campos del top 100), seguido por Old Tom Morris (10), Alister MacKenzie (8), Pete Dye (6), Tom Simpson (4), AW Tillinghast (4), Herbert Fowler (4) y Jack Nicklaus (4).
  • ¿Cuándo se diseñaron los mejores campos? La década dorada fue la de los 20, con 20 campos, seguida de la década de 1890s, con 15 campos. Desde 1980 hay una tendencia creciente por lo que parece que estamos entrando en una nueva edad de oro.
  • ¿Dónde están los mejores campos de golf? No hay sorpresas: el Reino Unido agrupa 42 campos (18 en Escocia, 17 en Inglaterra, 5 en Irlanda y 2 en Irlanda del Norte) y Estados Unidos,  41 campos. En España, 1 campo en el top 100.

Aquí está el Top 100 (click aquí para ver el informe completo):

  1. St Andrews (Old), Scotland
  2. Cypress Point, USA
  3. Pine Valley, USA
  4. Augusta National, USA
  5. National Golf Links of America, USA
  6. Royal County Down, Northern Ireland
  7. Shinnecock Hills, USA
  8. Pebble Beach, USA
  9. Royal Dornoch, Scotland
  10. Royal Melbourne (West), Australia
  11. Muirfield, Scotland
  12. Turnberry (Ailsa), Scotland
  13. Ballybunion (Old), Ireland
  14. Oakmont, USA
  15. Pinehurst (No.2), USA
  16. Sand Hills, USA
  17. Royal Portrush (Dunluce), Northern Ireland
  18. North Berwick, Scotland
  19. Kingsbarns, Scotland
  20. Pacific Dunes, USA
  21. Merion (East), USA
  22. Sunningdale (Old), England
  23. Lahinch, Ireland
  24. Carnoustie, Scotland
  25. Kingston Heath, Australia
  26. Royal Birkdale, England
  27. Royal St Georges, England
  28. San Francisco, USA
  29. Cruden Bay, Scotland
  30. Seminole, USA
  31. Winged Foot (West), USA
  32. Crystal Downs, USA
  33. Kiawah Island (Ocean), USA
  34. Prairie Dunes, USA
  35. TPC Sawgrass, USA
  36. Portmarnock, Ireland
  37. Gleneagles (Kings), Scotland
  38. Muirfield Village, USA
  39. Riviera, USA
  40. Swinley Forest, England
  41. Royal Troon, Scotland
  42. Chicago, USA
  43. New South Wales, Australia
  44. Castle Stuart, Scotland
  45. Valderrama, Spain
  46. Bethpage (Black), USA
  47. Whistling Straits (Straits), USA
  48. Metropolitan, Australia
  49. Friar’s Head, USA
  50. Tobacco Road, USA,
  51. Walton Heath (Old), England
  52. Royal Aberdeen, Scotland
  53. Sunningdale (New), England
  54. Morfontaine, France
  55. Utrecht De Pan, Netherlands
  56. St Andrews (New), Scotland
  57. Spyglass Hill, USA
  58. Royal Liverpool, England
  59. Prestwick, Scotland
  60. Maidstone, USA
  61. Barnbougle Dunes, Australia
  62. Woodhall Spa (Hotchkin), England
  63. Trump International, Scotland
  64. Royal Cinque Ports, England
  65. Casa de Campo, Dominican Republic
  66. Western Gailes, Scotland
  67. Machrihanish, Scotland
  68. Noordwijk, Netherlands
  69. Mid Ocean Club, Bermuda
  70. Royal Lytham & St Annes, England
  71. Cape Kidnappers, New Zealand
  72. Los Angeles (North), USA
  73. The Country Club, USA
  74. Shoreacres, USA
  75. European Club, Ireland
  76. Harbour Town, USA
  77. Formby, England
  78. The Island, Ireland
  79. Baltrusol (Lower), USA
  80. Monterey Peninsula (Shores), USA
  81. St George’s, Canada
  82. Saunton (East), England
  83. Pasatiempo, USA
  84. Bandon Trails, USA
  85. Chantilly, France
  86. Rye, England
  87. The Berkshire (Blue), England
  88. Cabo Del Sol, Mexico
  89. St George’s Hill, England
  90. Wentworth (West), England
  91. Capilano, Canada
  92. Fishers Island, USA
  93. Loch Lomond, Scotland
  94. Kinloch, New Zealand
  95. Olympic Club (Lake), USA
  96. Torrey Pines (South), USA
  97. Peachtree, USA
  98. Shadow Creek, USA
  99. Honors Course, USA
  100. Woking, England
Categorías:Arquitectos, Campos, Casa Club Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Pound Ridge – New York

3 de febrero de 2012 1 comentario

(Junio 2011)

Esta semana he tenido que viajar a Nueva York por trabajo, y me quede un dia más. Normalmente mucha gente va a NY a ver turismo y de compras, pero yo quería jugar al golf en la ciudad o alrededores. Hace tiempo empecé a buscar cómo poder jugar en algunos de los míticos nombres del golf norteamericano.

Descubrí que mayor parte de los campos más famosos (Shinnecock Hills, Winged Foot, Liberty National, National Golf Links of America, Fisher Island, Oak Hill…) son privados. Esto quiere decir que sólo puedes jugar con un socio como invitado, no puedes comprar un greenfee como cualquier mortal. Esto restringe mucho las opciones a campos públicos, aunque los hay a docenas.

Se puede intentar jugar en Bethpage Black, el campo del US Open de hace dos años, pero para jugar hay que dormir literlamente en el parking para obtener los tee times libres que se reparten a las 6 am. O pagas un pastón a una empresa que te lleva en limousina (800 USD).

Al final y después de muchas búsquedas, acabé jugando en Pound Ridge www.poundridgegolf.com, un campo creado hace 2 años y diseño de Peter Dye, el mismo diseñador que creó el campo de Whistling Straits (donde Kaymer ganó su PGA), Casa de Campo, Ocean Course at Kiawah (sede de una Ryder), TPC Sawgrass (la famosa sede del The Players) o Harbor Town. Dye tiene fama de hacer campos duros, casi sádicos.  Pound Ridge está a 1 hora de NY, en la frontera con Connecticut. Es lo más parecido a un parkland privado que se puede jugar, y ha recibido muy buenas críticas desde su creación.

Según leí en algún artículo, el campo está basado en el concepto de crear un campo publico de alta calidad para que el 70% de los greenfes los paguen las empresas que invitan a gente a jugar. Fenómeno muy popular en USA pero de escasa raigambre española, aqui se da mas la comilona o la caja de vinos en Navidad. También me contó el americano con el que jugué que el campo ha costado una fortuna considerable, y se nota. Por lo visto han necesitado 10 años de permisos y de convencer a ecologistas para construirlo.

El campo es espectacular, y parece mentira que tuviese sólo dos años de vida, porque parece que ha estado ahí desde hace siglos, en un bosque de robles centenarios. Además al parecer el terreno es muy rocoso, y en muchos hoyos ves rocas en los lados de la calle (o en medio, como en el par 5 hoyo 13). Prácticamente todos los tees son ciegos, casi nunca tienes una visión clara de la calle o de los bunkers. Hay cientos de bunkers repartidos por todo el recorrido, y cuando consigues llegar a la calle es muy raro que disfrutes de un stance plano. Los greenes, como las calles, son grandes y muy ondulados, pero sin los pianos exagerados que te encuentras en muchos campos. Nunca tienes un putt recto, siempre hay una o varias caídas sutiles.

El campo tiene 5 tees diferentes según el nivel que declares. Desde Negras es un campo de 7165 yardas, aconsejado para handicaps 0-4. Yo jugue desde “Granite”, para HCP de 13 a 20, son 6261 yardas.

El servicio es buenísimo, tienes coche gratis (que no usé), tees, botellas de agua, libro de yardas… El campo cuesta 160 USD si reservas con 5 días o más de antelación, y alquilar palos sí que es caro, 70 USD. Inicialmente los greenfees eran aún más caros pero han tenido que rebajar sus pretensiones, supongo que por la crisis.

En definitiva, Muy recomendable!!!

Os adjunto algunas fotos. Si alguien va a NY y quiere jugar espero que esta referencia le sirva.

Una panorámica del 2 y el 3 con la casa club.
Image

Esto es el green del hoyo 1, con lago detrás.
Image

Una vista desde el tee del 7
Image

El par 3 del hoyo 15 recibe un green larguisimo y estrecho con una pared de roca detrás, hay que ajustar mucho el tiro (el tee esta en la parte izquierda de la foto)
Image

Esto es lo que se ve desde el tee del 18, un monton de bunkers y a la izquierda, la calle, que tampoco se ve mucho.
Image