Inicio > Uncategorized > The Twenty Ten – Celtic Manor Resort (Gales)

The Twenty Ten – Celtic Manor Resort (Gales)

El resort de Celtic Manor, en Newport, al sureste de Gales, cuenta con dos hoteles de cinco estrellas, cabañas de lujo para alquilar, un spa, 6 restaurantes, locales para celebrar bodas, banquetes y conferencias, un campo de tiro con arco y un recorrido de cuerdas para ir de árbol en árbol como Tarzán. Y por supuesto tres campo de golf: el Roman Road Course, diseñado por Robert Trent Jones, el Montgomerie Course, obra de Colin Montgomerie, y el Twenty Ten, el primer campo del mundo diseñado expresamente para albergar una Ryder Cup: obviamente la del año 2010. Europa ganó 14,5 – 13,5, con aquel famoso hundimiento de Hunter Mahan para la victoria final de Graeme McDowell.

Diseñado por Ross McMurray, arquitecto de Panorámica en España, el campo aprovecha 9 hoyos ya existentes del campo de Wentwood Hills e integra 9 hoyos nuevos. Como todo campo Ryder está pensado para acoger grandes masas de gente bordeando los hoyos, con tres últimos greenes rodeados por anfiteatros naturales. Un campo con mucha agua.

IMG_0979

Estamos ante un campo plano (en sus 14 hoyos iniciales), muy movido, variado, que combina hoyos muy típicos de links con otros de riesgo recompensa muy marcados por la presencia de muchos lagos. Los greenes son grandes, ondulados y cuentan con muchas escapatorias muy curiosas. Recuerda mucho al golf americano, un tipo de campo muy moldeado. Lo que pasa es que no estamos en Florida, sino en Gales, y por ello el mantenimiento de las calles es más que discutible: mucho barro y mucha humedad que lastran al recorrido. Y el tiempo cambiante de Gales: por ejemplo, en el hoyo 6 (un precioso hoyo “Cabo”) sufrimos la transición desde el verano hasta una granizada brutal que nos dejó helados. En el hoyo 7 volvió a lucir el sol y el campo olvidó el frío y el granizo. Pero el susto, el frío y el hoyo arruinado nos lo llevamos entero.

IMG_0944

El hoyo 1 es siempre muy famoso en una Ryder por la presión que tienen los jugadores en el tee de salida, siempre rodeados de público superanimoso. Es una de las escenas más emocionantes del golf de competición y uno de los drives más difíciles. Estamos ante un dogleg hacia la izquierda con una calle bien protegida por bunkers. El green, como casi todos ligeramente elevado, es muy movido y también está bien escoltado por varios bunkers.

Celtic Manor H1

El hoyo 2 es un par 5 bastante recto que parece un festival de bunkers. De todos los colores y tamaños se van sucediendo a izquierda y derecha de la ondulada calle hasta llegar al green.

Hoyo 2 CManor

El hoyo 3 es el primer par 3 del recorrido y el primero con agua, aunque realmente no entra demasiado en juego.

Hoy 3 CM

Después de un par 4, el hoyo 5 es el primer hoyo notable del recorrido, y el handicap 1, el más difícil del campo. Desde la salida, una calle que gira ligeramente hacia la derecha. En el camino del green, un enorme bunker. Necesitamos la máxima distancia y los pegadores tratarán de superarlo. Desde ahí un difícil tiro a un green alargado, muy movido y protegido por un río que cruza en diagonal. De esos hoyos que dan dolor de cabeza. Un hoyazo de golf.

IMG_0938

La primera vuelta termina con un par 5 con el green ligeramente a la izquierda, en dirección a las montañas que rodean el entorno del campo. Subiremos estas montañas para jugar los hoyos 10, 15 y 16.

IMG_0948

El hoyo 10 es un par 3 con salida en alto a un green movido y bordeado por la amenaza de varios bunkers profundos. Al fondo la caseta de bebidas y bocadillos.

IMG_0950

Entraremos en la segunda vuelta en una serie de 4 hoyos totalmente rodeados por agua. Parece que estemos en Venecia. Y no son hoyos cortos o fáciles. El objetivo es salir vivo de aquí. La salida en alto del 11 es algo intimidatoria, con agua a izquierda y derecha de la calle.

IMG_0952

Grandioso el hoyo 12, un par 4 con un green muy bien escondido detrás de la lengua del lago. Ya antes hemos tenido que evitar otro lago por la izquierda de la calle. Y por supuesto grandes bunkers para amenizar el recorrido.

IMG_0958

Otro hoyo muy notable es el 15, un par 4 corto al que se pueden acceder por dos rutas: por la izquierda (salida con hierro, dogleg salvaje a la derecha, green en alto) o directamente al green (como hacían todos los pros, tiro entre los árboles). El green está en alto y lo peor que nos puede pasar es quedarnos en una ladera y tener un tiro ciego corto. Así que lo que hace todo el mundo es lanzarse al green con todo. El tiro es entre los dos árboles de la foto.

IMG_0968

El 16, 17 y 18 discurren por la parte más elevada del campo, y por ello encontramos más cuestas y densiveles. Este el el green del hoyo 16, con su anfiteatro natural para el público y los búnkers para los jugadores poco precisos.

IMG_0976

El 18 es un maravilloso par 5, donde la calle serpentea ligeramente en dogleg hacia la izquierda y con un green bien guardado por otro lago. Este es el magnífico aspecto que tiene el hoyo 18 desde la casa club, un gran hoyo para terminar este buen campo de golf.

IMG_0920

Tras dos golpes buenos me acerco a mi bola y veo, junto a mi bola, esta escalofriante placa (otra más, ví al menos 4 placas celebrando golpes de la Ryder en el campo). En este caso se rinde homenaje a un drive estratosférico de Nicolas Colsaerts; un drive de 381 metros, nada menos. Estos tipos juegan a otra cosa.

IMG_0986

Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 3 de febrero de 2018 en 09:43

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: