Archivo

Posts Tagged ‘Jack Nicklaus’

Erin Hills: el sueño de Bob Lang

15 de junio de 2017 Deja un comentario

Semana de US Open. Por primera vez el torneo más sádico del circuito se juega en Wisconsin, un estado interior rural, muy frío en invierno y con escaso pedigree golfístico. (No es el primer major: Whisting Straits ha acogido 3 torneos del PGA; es ese campo tan salvaje donde Dustin Johnson perdió un PGA ante Martin Kaymer en 2010.)

La historia más curiosa que he leído estos días es sobre un individuo llamado Bob Lang. Un empresario local dueño de una empresa de calendarios (relativamente pequeña, llego a facturar 65 millones al año) y con una cartera de propiedades inmobiliarias que se enamoró de una finca rural en Wisconsin y soñó con transformarla en un campo de golf sede del US Open.

Atraer el US Open no es tarea sencilla. Muchos millonarios han comprado y gestionado campos de golf sin conseguirlo, entre ellos un tal Donald Trump. Pero la USGA prefiere campos públicos clásicos con historia, tipo Pebble Beach o Pinehurst. Se requieren campos con capacidad para acoger una infraestructura fuerte: tiendas, hospitalidad…

Lang compró la mayor parte del terreno en 2001 por 2,7 millones de dólares. En 2004 le mostró el terreno a Mike Davis, director del US Open. Davis se maravilló con la finca y le transmitió su entusiasmo. Y Lang pidió un préstamo de 11 millones de dólares para comenzar las obras. En 2006 se abrió al público, con greenfees a 150 dólares. Se gastó 5 millones adicionales en comprar fincas adyacentes, para que nadie construyera en los límites y estropeara las vistas.

En 2008 la USGA le premió con el US Amateur. Lang decidió gastar 2 millones adicionales para construir nuevos bunkers.

Después de gastarse 26 millones de dólares en su campo, Lang se arruinó: tuvo que venderlo todo para pagar sus deudas, incluso el propio campo en 2009, a un tal Andy Ziegler, por 10 millones. Lang hoy vive de la Seguridad Social y de la generosidad de Ziegler, que le empleó como “consultor del campo”.

Los arquitectos de Erin Hills, por cierto, son Michael Hurdzan, Dana Fry y Ron Whitten. Hurdzan es el quinto arquitecto de la historia, con Jack Nicklaus, Arnold Palmer, Byron Nelson y Robert Trent Jones, Sr. en haber ganado el “gran slam” de los diseñadores de campos: el Donald Ross Award (otorgado por la Asociación Americana de Arquitectos de campos de golf), el Old Tom Morris Award (de la Asociación de Superintendentes Americana) y el Don A. Rossi Award (de los Constructores americanos). Dana Fry trabajó con Tom Fazio antes de establecerse por su cuenta, y ha trabajado mucho en Estados Unidos sobre todo. Ron Whitten ha sido editor de Golf Digest desde 1985.

La chaqueta verde

12 de abril de 2017 Deja un comentario

Semana de Masters… tiempo para rescatar este post.

Leo en Golf Illustrated un artículo sobre la chaqueta verde. ¿Cómo conseguir una? Además del improbable suceso de que te nombren socio, o el más improbable aún de que seas capaz de ganar el Masters, puedes ir a la Hamilton Tailoring Company de Cincinatti y comprarla por $250 dólares. O más bien robarla, porque sólo las fabrican para Augusta National.

green jacket

Es posible que sea la prenda más deseada por cualquier golfista. Los miembros del Augusta National y los ganadores del Masters pueden llevarla. Pero sólo en el club. A los campeones hoy les dejan tener una réplica, aunque antes durante máximo un año. Seve se negó a devolver la suya.

seve

La idea se le ocurrió a Bobby Jones cuando, después de ganar el Open en Royal Liverpool en 1927, quedó impresionado con las chaquetas rojas que llevaban los antiguos capitanes del club. Les hacían parecer venerables y elegantes. Así que cuando abrió Augusta National en 1933, le planteó la idea a su socio Clifford Roberts.

El único problema era el color. Al parecer se plantearon que la chaqueta fuera amarilla, roja e incluso naranja, el color melocotón de Georgia. Hasta que en un paseo conjunto, Roberts hizo un comentario sobre el precioso color verde de los arbustos de azaleas. Así nació la leyenda. El verde, para los técnicos, es el Pantone 342.

El artículo cuenta más historias sobre la chaqueta. Por ejemplo, la que tuvo Bobby Jones en 1937 se subastó recientemente por 310,00o dólares. Y las 6 de Jack Nicklaus… pues no se subastaron, porque el Oso Dorado no ha tenido una hasta 1998.

Desde el 2012 por fin, hay un modelo para mujer.

12134618

Y desde 2017 Sergio García luce la suya…

Sergio.jpg

Golf La Moraleja 4 (Madrid)

22 de agosto de 2016 Deja un comentario

El club de golf La Moraleja cuenta con cuatro campos diseñados por Jack Nicklaus Design. Los campos 3 y 4 son muy recientes, están construidos cerca de Algete, en la zona norte de Madrid. Advierto que sólo podremos jugar si vamos acompañados de un socio. En la foto la espectacular salida desde el hoyo 11, que está justo debajo del corredor aéreo que aterriza en Barajas.

IMG_1479

Ya comenté el excelente campo de golf La Moraleja 3, uno de los mejores de España. Ambos campos comparten excelencia en su construcción y mantenimiento. Es una gozada ver como se pueden diseñar y construir dos campos tan diferentes. Mientras que el campo 3 parece un campo manicurado y perfecto como los del PGA Tour, con calles anchas, bunkers bien perfilados y amplias escapatorias en greenes grandes, el campo de la Moraleja 4 se presenta como un campo mucho más salvaje y natural, mucho más corto y por ello más sencillo, con muchos bunkers de formas irregulares, mucha agua y greenes muy grandes y apasionantes. Un campo para disfrutar. En la foto el hoyo 1, un par 4 recto.

IMG_1468

Las calles están siempre en constante ondulación y movimiento, muy parecidas a las de los links, todo construido de forma artificial por Nicklaus pero todo con una sensación enorme de naturalidad.

IMG_1482

En las calles destacan unas islas de vegetación y rough aleatorias que salpican y decoran su superficie.

IMG_1470

Los bunkers están perfilados de forma mucho más salvaje, por lo que sacar la bola puede ser difícil si estamos cerca del contorno. La arena y la calidad constructiva de los bunkers es excelente.

IMG_1474

Los greenes son enormes y tremendamente movidos, con infinidad de caídas y montañitas que hacen que el arte del putt sea como en un minigolf. Me recordaron a los polémicos greenes de El Encín. Creo que hacen del golf algo mucho más estratégico y divertido.

IMG_1473

El diseño de los hoyos permite segundos tiros mucho más cortos que en su campo adyacente. En este sentido el campo es mucho más variado y divertido. Se puede y se debe bombardear las calles con el driver, pero luego tendremos muchos tiros con palos cortos. Dada la superficie de los greenes, hay que pensar bien donde apuntar para acercar la bola a la bandera. Este es el par 3 hoyo 9, un hoyo corto y amenazado por agua.

IMG_1476

El hoyo más interesante me pareció el par 4 hoyo 12, un dogleg hacia la derecha donde la calle está perfilada por un arroyuelo seco (pero con un rough tremendo).

IMG_1480

El campo cuenta con varios pares 3 de distancias poco habituales en campos de golf modernos: ninguno de más de 150 metros, y dos de ellos que están a tiro de wedge. Destaca el hoyo 16, un par 3 de menos de 100 metros que dispara a un green en forma de estrella de tres puntas. El centro del green está elevado y las tres puntas están deprimidas, con lo cual el hoyo permite muchas posiciones de bandera que transforman completamente el hoyo.

IMG_1484

También hay al menos dos pares 4 cortos, alcanzables por el pegador. La web del club comenta el recorrido de manera estupenda, hoyo a hoyo.

 

Estatuas de golf

11 de noviembre de 2015 Deja un comentario

A veces ir a un campo de golf es como ir a un museo. Y no me refiero a los venerados links. Una de las cosas que más solera da a un campo es vestirlo con una placa conmemorativa, un cartel o incluso una estatua; en esta generación selfie, donde todo el mundo tiene un móvil en el bolsillo, las estatuas son mucho más fotogénicas que un prado verde con una bandera al fondo. Así que, señores responsables de campos, pongan una estatua junto al green del 18.

Por ejemplo, en Tralee, un gran links irlandés, ¿Quiere usted que se sepa bien claro que Arnold Palmer ha diseñado el campo de golf? Nada mejor que una estatua en tamaño real, para dar la oportunidad del selfie de turno.

IMG_8217

En Ballybunion, otro links de los mejores, se recuerda la partida de un gran jugador, un caballero dentro y fuera del campo y que falleció trágicamente y se convirtió en una leyenda.

IMG_8369

Waterville, un campo links muy activo en esto del marketing, es un festival de placas y estatuas. ¿Se muere usted por comunicar que en su campo también jugaba regularmente Payne Stewart? Una placa sería poca cosa: estatua al canto.

IMG_8584

La más famosa estatua de Payne Stewart, recreando la celebración de un putt, es la que preside la entrada en el campo de Pinehurst, que fue donde ganó su US Open en 1999.

payne-stewart-statue

Sigamos en Waterville: ¿Y que pasa con el diseñador del campo? ¿Acaso no merece otra estatua? Pues se pone otra y punto.

IMG_8510

¿Cómo se puede hacer recordar al jugador que pisa un terreno sagrado? Explicando la historia del hoyo más famoso del campo. La historia es estremecedora.

IMG_8553

¿Hay proezas que deben ser recordadas? No hay problema: otra placa más.

IMG_8565

Y otra placa más recordando el punto más escénico del campo.

IMG_8572

En Killeen Castle hay una estatua icónica del diseñador del campo haciendo un swing.

kileen_fore

Aunque el gesto más recordado de Jack Nicklaus lo podemos ver inmortalizado en el Salón de la Fama de Georgia.

767351

O en Muirfield, Ohio, el campo del Oso Dorado, enseñando a un niño.

jack-nicklaus-statue

O en Valhalla, en Louisville, Kentucky, como diseñador, con Dwight Gahm, el fundador del campo.

Zenos_Frudakis_Jack_Nicklaus_Louisville

La estatua más fea que he visto nunca es la de Pete Dye en la entrada del Teeth of the Dog, en República Dominicana. La verdad es que él nunca fue un adonis.

IMG_7775

En España, obviamente rendimos homenaje a Seve Ballesteros con dos estatuas: Una en Santa Marina que recrea su swing.

santa marina

Y otra en Pedreña donde se recrea, quizá con menor fortuna, su triunfo en el Open Championship.

ballesteros-homenaje_628x350

Añado la estatua más fea, extravagante y ridícula que he visto nunca. Está en el campo de golf de Las Matas (el Nuevo Club de Campo). Un tipo sin ropa haciendo un swing.

IMG_4549

Un amigo me envía una placa del Glen Abbey Golf Club, en Ontario, Canada, con la hazaña del jugador más ilustre que ha pisado sus calles.

IMG_9371

Lo curioso de la placa es que no recree el golpe con el que ganó el torneo, uno de los más famosos de su carrera, golpe del año en el PGA Tour del 2000; desde un bunker de calle Tiger dispara un hierro 6 de 195 metros.

 

 

Un viaje de golf por las islas

27 de agosto de 2015 Deja un comentario

Tengo la suerte de hacer un viaje de golf con amigos cada año. Desde hace cinco años hemos arrastrado equipaje y palos por más de 30 campos ubicados, en su mayoría en las islas británicas. Son unos cuantos días de risas, amistad y sobre todo mucho golf, donde siempre combinamos los venerados links con impresionantes parklands. Los greenfees suele ser lo más caro de los viajes: además de buscar los mejores campos de golf (que no son baratos), hoy en día muchos billetes de avión pueden ser más baratos que los taxis que te llevan al aeropuerto, y se pueden encontrar hoteles razonables. Y alquilar una furgoneta entre 8 es bastante económico (en la foto, nuestro modelo preferido, la Ford Transit larga)

IMG_0010

Pero un links es un campo duro, donde uno pasa por las cuatro estaciones del año en cada recorrido, incluyendo mucha lluvia y viento, y donde los campos no son precisamente estéticos (para muchos, para mi son maravillosos). Para el golfista vago, mayoritariamente americano, amante del lujo y el oropel, que no tiene nada mejor que hacer con su fortuna, y que le gusta el golf bonito, ¿qué tipo de viaje de golf se podría organizar? He encontrado hoy una referencia hacia un viaje de golf algo más largo (21 días), y que consiste en dar la vuelta al mundo jugando por campos en islas de superlujo, organizado por la empresa americana TCS World Travel, que organiza viajes en jet privado.

tag_tcs_worldtravel_logo

Este es el itinerario del viaje del 2014 para 50 entusiastas millonarios:

  • Salida desde Hawai, con estancia en el Four Seasons Resort Hualalai. Antes de salir los viajeros reciben un juego de palos personalizados de la marca de su elección, que serán entregados en el campo de Hualalai, un diseño de Jack Nicklaus. Los viajes se hacen en avión privado, con asientos en clase business y de una duración no mayor a 6 horas por vuelo.

Huaialai

  • Desde ahí el grupo se desplaza a Fiji, con estancia en el InterContinental Fiji Golf Resort & Spa. Durante tres días se juega en el Natadola Bay Championship Course, un campo donde el mar se ve desde 15 de sus 18 hoyos y que ha sido sede del Fiji Open.

natadola bay

  • El siguiente destino es la isla norte de Nueva Zelanda, donde se juega el Lodge at Kauri Cliffs, un campo precioso sobre acantilados únicos.

the-lodge-at-kauri-cliffs-3

  • La siguiente parada es la isla de Bali, donde se juega el famoso Nirwana Bali Golf Club, diseño de Greg Norman. Conocí el campo hace años… es espectacular. Los viajeros se hospedan en el Alila Villas Soori, incrustado en un entorno que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

hoyo7ensayoega

  • Desde ahí volamos a Mauricio, donde nos relajamos en el Four Seasons Resort y tenemos la fortuna de jugar el Anahita, el campo de Ernie Els. También podremos visitar la Isla de los Ciervos, muy cercana al hotel, para jugar el Touessrok, obra de Bernhard Langer.
  • La siguiente parada es el Mediterráneo: el Verdura Resort de Sicilia acoge tres campos muy escénicos de Kyle Philips, el diseñador de Kingsbarns.

verdura

cabot links

El viaje está acompañado de guías locales, un chef privado, un médico y por supuesto un director de golf.

Para el 2015 el recorrido varía ligeramente, aunque sigue con la misma tendencia a hoteles lujosos, campos de postal y hacer muchas millas. Hawaii, Fiji, Sidney, Bali, Chiang Mai (Tailandia), Dubai, Mauricio, Sudáfrica y Málaga (donde se juega Valderrama y Finca Cortesín).

¿El precio? Algo más de 78,000 dólares. Pero ojo, a esto hay que añadir el viaje a Hawaii y la vuelta desde Málaga.

La pésima vuelta de Tiger Woods en la tercera jornada del Memorial 

7 de junio de 2015 1 comentario

Cuando Tiger Woods parecía estar encarrilando su juego, en la tercera jornada del Memorial (el torneo de Jack Nicklaus) hizo su peor vuelta como jugador profesional. En un campo donde Kevin Streelman, Dustin Johnson y Keegan Bradley firmaron 65 golpes, Tiger perpetró 85 golpes con un cuádruple bogey para terminar. Ahora mismo marcha último en la tabla a 27 golpes de Justin Rose, el líder.

Aquí vemos como lo hizo.

Los cambios en el Ailsa Course de Trump Turnberry

3 de mayo de 2015 3 comentarios

Donald Trump es un empresario millonario norteamericano algo extravagante que hizo su fortuna en negocios inmobiliarios. Desde hace tiempo está apostando por el golf de calidad. Hace poco nos hacíamos eco del Trump Golf Links at Ferry Point, su nuevo campo en Nueva York. Hoy comentamos los cambios que va a realizar en el campo de Ailsa de Turnberry (ahora Trump Turberry), sede de 4 Open Championships (el último, el de 2009, el Open de Tom Watson… que ganó Stewart Cink). Trump compró el hotel y el campo en 2014.

watson1dennis

El campo data de 1906 y es diseño de Willie Fernie. Después de las dos Guerras Mundiales, donde se construyó una pista de aterrizaje sobre sus calles, Philip Mackenzie Ross reconstruyó el campo en 1951.

El arquitecto inglés Martin Ebert, de la firma Mackenzie & Ebert, será el encargado de la transformación. Ambos arquitectos británicos (MacKenzie es escocés), se les conoce por su trabajo en los grandes campos del Open Championship, los “museos del golf” los llama MacKenzie. Discípulos de Donald Steel, con quien trabajaron hasta formar esta compañía, son arquitectos que conocen bien a los clásicos y que han tenido el honor y la responsabilidad de rediseñar las “Monas Lisas” del golf.  Los cambios comenzarán en verano después del Open Championship femenino. El campo se cerrará en septiembre y se reabrirá en Junio de 2016.

Según Trump, los objetivos son retener el routing del campo, pero enfatizando las vistas espectaculares sobre la costa. Para ello se construirán 9 greenes completamente nuevos, que intentarán tener algo más de movimiento pero sin desentonar respecto del resto. Se trata de intentar tener más posiciones de bandera. Este video imprescindible resume todos los cambios.

En resumen son:

  • El hoyo 1 será alargado con nuevos tees y un nuevo green.
  • El hoyo 4, par 3, también verá un nuevo green.
  • El hoyo 5 contará con nuevos tees de salida y green nuevo, y se jugará como un par 5 para los amateurs y como un par 4 para los profesionales.
  • El hoyo 6, un largo par 3, será acortado con un nuevo green ubicado contra un fuerte desnivel de dunas. El tee se pondrá en el borde de las dunas, sobre la playa. Ebert explicó que no tenía sentido tener dos pares 3 tan largos (más de 200 metros) y tan juntos (ya que el 9 será también un largo par 3). Según Ebert se va a construir uno de los mejores pares 3 del mundo. Como dice el video, Tunberry tendrá un “Postage Stamp”, un “sello de correos” en referencia al hoyo corto de Royal Troon.
  • El hoyo 9, par 4, será transformado, como decía, por un par 3 largo. Se mantiene el carry sobre los acantilados y el océano. El green estará más cerca del famoso faro, el punto central del campo e imagen icónica del mismo.

1753736-turnberryailsaaerial

  • El hoyo 10, par 4, que ya vio cómo Ebert construyó un nuevo tee para profesionales que se estrenó en el Open del 2009, verá este tee todavía más retrasado y se convertirá en un par 5. El green se moverá hacia atrás donde está el green del hoyo 11, teniendo el mar en los dos lados.
  • El 11 también se jugará como un nuevo par 3 entre la costa.
  • El hoyo 14 tendrá un nuevo green con vistas al mar, ubicado donde hoy está la calle del 9.
  • El hoyo 17 tendrá un nuevo green y se convertirá en un par 4.

1977_Tom_Watson_an_2970969k

  • Y para terminar el 18, denominado “Duel in the Sun” por la pelea entre Tom Watson y Jack Nicklaus en el Open de 1977, será alargado y convertido en un hoyo más recto, con nuevos tees desde lel banco de dunas. Antes era un dogleg donde los espectadores no veían a los jugadores hasta que llegaban a la esquina del dogleg. Ahora todo el hoyo se verá desde el tee, y el tiro de salida será mucho más estratégico, dando opciones de jugar corto desde el tee y tener un segundo tiro largo, o arriesgar con el driver para tener un approach corto.

¿Es razonable intentar mejorar una obra maestra? ¿Los cambios destruirán el encanto del campo? Esperamos ver pronto el resultado.

Un nuevo campo de golf en Nueva York

11 de marzo de 2015 2 comentarios

El 1 de abril se inaugura en Nueva York el primer campo de golf en 52 años. Desde hoy pueden ustedes hacer sus reservas por internet. El campo es público y se llama Trump Golf Links at Ferry Point. El diseñador: Jack Nicklaus. El promotor: Donald Trump. 0W8A0174 El campo está localizado en el Bronx, sobre un antiguo vertedero. Reconvertirlo en campo de golf ha costado la friolera de 269 millones de dólares. Esto hace que sea el campo público más caro de la historia de Estados Unidos. Donald Trump se está creando una colección de campos impresionante, muchos sedes futuras (o pasadas) de Grandes: Trump National Bedminster en New Jersey (sede del PGA de 2022), Doral en Miami (sede del Cadillac Championship), Trump International Golf Links en Aberdeen… Su penúltima adquisición: Turnberry en Escocia (4 Opens). Trump significa lujo y calidad golfística. Pronto veremos un torneo del PGA Tour en este nuevo campo neoyorkino. 0W8A0115 Disfrutar de las vistas del skyline de Manhattan no será excesivamente caro, para lo que es el golf en Estados Unidos: lo más barato será 141 dólares para residentes entre semana. Para no residentes en fin de semana, habrá que pagar 215 dólares.

La increíble hazaña de Catherine Lacoste

7 de octubre de 2014 3 comentarios

En la preciosa casa club de Chantaco, y en un lugar preferente, se puede contemplar la fotografía de una chica francesa muy sonriente con el US Open de 1967. Su nombre, Catherine Lacoste. Estuve leyendo por casualidad un relato de su hazaña de Georges Jeanneau, publicado en una revista de historiadores y coleccionista de golf, Golfinka. La historia no tiene desperdicio.

cathy-lacoste

Junio de 1967. Jack Nicklaus acaba de ganar a Arnold Palmer en Baltusrol su séptimo grande. Un amateur, Marty Fleckman, marcha líder hasta la última jornada, pero se hunde estrepitosamente el domingo y firma 80 golpes. Al final termina en el puesto 18.

Al otro lado del charco se prepara el equipo amateur Francés para disputar el European Ladies Team Championship en Portugal. Catherine, la jugadora más joven del equipo, es hija del famoso tenista Rene Lacoste y de la campeona del British Ladies Amateur Simone de la Chaume, y nieta de René Thion, fundador del campo de golf de Chantaco. Ha pasado todos los veranos de su infancia en el club de su abuelo, en San Juan de Luz. Hasta los 13 años no sabe que es la TV. Juega al golf, al tenis y hace deporte con intensidad. Es una jugadora notable, hábil con el hierro 2 y la madera 2, palos que la mayoría de chicas no usan.

Catherine anuncia a su federación que se borra del equipo. Ha decidido apuntarse al US Open. Una decisión que parecía absurda: medirse contra las mejores jugadoras profesionales era una temeridad. Los franceses apelan a su espíritu patriótico, en vano. Tampoco funciona su evidente inexperiencia: Catherine afronta su tercer torneo profesional, y su segundo US Open. Había ya disputado el US Open de 1965, quedando en el puesto 14 y segunda mejor amateur. En aquella ocasión sus padres la acompañan. Pese a todo, la decisión es firme.

Catherine Lacoste viaja sola en avión a Nueva York 10 días antes del torneo, que se jugaría del 29 de junio al 2 de julio de 1967 en el Cascades Course de The Homestead, en Hot Springs, Virginia. Allí se siente terriblemente sola, nadie presta atención a esta dulce amateur sin posibilidades.

3.2_cascadescourse

Catherine juega siete rondas de prácticas. El campo le gusta, le recuerda a Chantaco; no excesivamente largo, ligeramente ondulado, con árboles pero sin excesiva frondosidad. Durante las rondas celebra su 22 cumpleaños. Llena de confianza afronta la competición con un objetivo en mente: quedar como la mejor amateur. Sus rivales son lo más granado del golf femenino profesional: un grupo de jugadoras agresivas como víboras. Sandra Spuzich, la actual campeona, declara: “ningún amateur puede ganar este torneo, y lo saben”.

La primera jornada juega con Murle Lindstrom, americana campeona en 1962 y que es encantadora con Catherine. Firma una tarjeta de 71 golpes, el par del campo, impresionando al público con la distancia de sus maderas y la precisión de su putt. Termina la jornada como segunda clasificada a un golpe de la líder Sandra Haynie.

La segunda jornada resulta excepcional para Catherine. Única jugadora en entregar una tarjeta bajo par, consigue una ventaja de 5 golpes sobre la australiana Margie Master, rookie del año en el circuito americano. “Jugué mucho mejor de lo que dice la tarjeta. A falta de 4 hoyos iba 4 bajo par. Tuve 7 putts de menos de cuatro metros y fallé 6. Tres tripateos y cometí un bogey y un doble bogey”. Al final 70 golpes, uno bajo par.

La tercera jornada se disputa bajo un axfisiante clima pre-tormentoso. Todo el mundo espera que la pequeña francesa naufrague bajo la presión. Sin tomar muchos riesgos, sin jugar tampoco demasiado mal, Catherine perpetra 40 golpes en los primeros 9 hoyos. Pero se rehace y consigue enderezar la vuelta haciendo 34 en los segundos nueve. Mantiene su ventaja de 5 golpes sobre Margie Masters. Lo tiene más cerca.

Durante la noche del sábado al domingo llueve violentamente sobre el campo. Calles y rough están completamente encharcados. Las condiciones son durísimas. Después del primer hoyo, aumenta su ventaja a 7 golpes. Esto otorga confianza y nerviosismo a partes iguales. En el hoyo 6 cae un chaparrón y cuando llegan al green encuentra un lago. Tiene que esperar 15 minutos a que se pueda jugar. La velocidad de los greenes cambia completamente. Finalmente firma 39 golpes en los primeros 9, manteniendo una ventaja de 4 golpes.

Los nervios empiezan a atacar: comienza a fallar calles, visitar bunkers y comete tres tripateos. 5 bogeys consecutivos del 10 al 14 y parece que el cocodrilo se ahoga. Pero sigue mantenido una exigua ventaja de 2 golpes. En el 15 hace el par con un putt de 60 centímetros. En el 16, un par 5 con lago, hace un socket y comete bogey. Un golpe de ventaja. El público americano se anima, aparca sus modales y empieza a aplaudir los fallos de la francesa e incluso algunos profesionales exigen una penalidad por practicar el putt al terminar el hoyo 15, algo que la USGA permite para este torneo. Que una francesa se lleve “su” torneo es una afrenta demasiado grave.

Catherine recuerda el hundimiento de Marty Fleckman en el US masculino ese año; tal evento le obsesiona. Sabe que para ganar tiene que jugar sólido, duro, valiente, casi con actitud carnívora. Los valores del cocodrilo. Afronta el hoyo 17, un dogleg de 255 yardas con agua delante del Green. Madera 2, hierro 8 con una trayectoria alta “a la Nicklaus” y deja la bola a tres metros del hoyo. Birdie salvador. “Es aquí donde gané el US Open”, relata Catherine. “El 18 era un par 3. Con mi hierro 2 dejo la bola a 10 metros del hoyo. Tres putts me sirven para ganar. El primer putt se queda a medio metro. El segundo lo juego con suavidad, pero entra. El putt más largo de mi vida”.

Ha ganado. A las mejores. A la lluvia, a la presión, a los 5 bogeys seguidos, incluso firmando un 79. Con 10 sobre par en el total, pero dos golpes de ventaja sobre Suzie Maxwell y Beth Stone, que se reparten su premio monetario, 3600 dólares a cada una.

CL1

Antes de recibir el trofeo, corre hacia una cabina. Llama a San Juan de Luz. Es más de medianoche en Francia. “Fue mamá quien cogió el teléfono. No la dejé ni hablar. Por primera vez en mi vida, se quedó sin palabras.” Felicita también a su padre por su cumpleaños. Rene Lacoste sólo dice una palabra a su hija: “Bravo”.

El triunfo de Catherine Lacoste revoluciona el mundo golfístico. “Cocodrile Kid”, “la hija del Cocodrilo”, “La dama asesina”, “La gran Catherine”, “Catherine se construye su propio nombre”. Todos los titulares perpetúan la leyenda de Lacoste. Es la primera amateur en ganar un US Open. La primera jugadora no americana en ganar el US Open. Y la ganadora más joven hasta 1998 cuando Se Ri Pak, una coreana, bate su record de precocidad.

Lo que parece difícil de batir es su condición de amateur campeona.

 

Golf La Moraleja 3 (Madrid)

2 de julio de 2014 2 comentarios

Aunque todo campo de golf es terreno sagrado, hay campos buenos, regulares… y malos. Pero también hay campos extraordinarios, diseños catedralicios, joyas naturales que son patrimonio cultural de la humanidad y que deberían otorgar los máximos honores a sus creadores. Hoy vemos uno de esos campos elegidos.

IMG_5725

El autor del campo que comento hoy, La Moraleja 3, está ya en los altares del mundo del golf. Jack Nicklaus fue un jugador excepcional, ganador de 18 Majors, y ha prolongado su carrera con éxito como diseñador de prestigio. Se ha sabido rodear bien de expertos y es un diseñador reconocido e influyente. Aunque su nombre a veces sea simplemente un reclamo de marketing, cuando veamos un campo Jack Nicklaus Signature, significa que es el propio Nicklaus el que ha pensado el diseño, visitando el campo, supervisado las obras y estampado su firma como autor principal.

IMG_5710

El club de golf La Moraleja cuenta con cuatro campos diseñados por Jack Nicklaus Design. Los campos 3 y 4 son muy recientes, están construidos cerca de Algete, en la zona norte de Madrid, muy cerca de la RSHECC y del RACE, y auténtico epicentro golfístico madrileño. Sólo podremos jugar si vamos acompañados de un socio. Sobre una finca plana, atravesada por un arroyo que entra en juego, Nicklaus ha construido colinas, lagos y un routing tremendamente variado, muy estratégico, largo para profesionales (6.830 metros) y muy divertido y agradable de jugar. Un campo que, con sólo dos años de vida, ha aparecido en el ranking de Golf Digest como el segundo mejor campo de España, y creo que de forma más que merecida.

El hoyo uno es un dogleg hacia la derecha. Un drive recto y fuerte se puede salir de la calle, por lo que es preciso intentar ir por encima de los árboles. La calle desciende suavemente hacia el green.

IMG_5711

El green está protegido por un gran bunker a la izquierda y otro más pequeño a la derecha. Un green con una notable velocidad, como todos los del campo. Greenes movidos y retadores.

IMG_5713

El hoyo 2 es un largo par 5 en ligero dogleg de izquierda a derecha. Un gran bunker a la derecha protege la caída del drive.

IMG_5714

Un árbol en medio de la calle puede generar algún problema para el approach a green.

IMG_5715

Un green muy pequeño que como se ve está bien escoltado por bunkers ameba y por unas zonas de escapatoria preciosas.

IMG_5716

El hoyo 3 es un maravilloso par 4, como se ve en la primera foto del post. Es un precioso par 4 largo y que cuenta con un lago sorprendentemente natural en toda su parte izquierda. La derecha también está bien protegida por el rough y un bunker a la altura de la caída del drive bien pegado. ¿Bola abierta o cerrada? ¿Arriesgando o protegiendo el segundo tiro? Las dudas te asaltan en el tee de salida. El green está bien protegido después por bunkers a la derecha. Gran hoyo de golf.

IMG_5717

El hoyo 4 es un par 3 con un green con caídas abundantes. La bandera por la derecha es más sencilla que si está en la izquierda, porque varios bunkers escoltan a este green estrecho.

IMG_5720

El siguiente hoyo 5 también plantea dudas desde el tee de salida. Es un par 5 largo, con una salida bien protegida por bunkers. El hoyo gira en un codo hacia la izquierda, a un green descendente.

IMG_5721

El segundo tiro es franco y recto, aunque el green tiene su complicación si uno quiere arriesgar. Es un green estrecho y presentado en diagonal 45º con la calle, por lo que hay que estar preciso para alcanzar la bandera. Estando elevado cuenta con escapatorias interesantes por delante y mucho rough por detrás.

IMG_5722

Otro par 4 dog-leg hacia la derecha continúa. La salida debe asentarse en la loma para poder tener un tiro claro al green. Como siempre, si queremos acortar, hay que arriesgarse a visitar el green que protege la caída del green por ese lado derecho.

IMG_5723

Desde lo alto de la loma tenemos un tiro franco a un green bastante plano y amplio. Sólo un bunker izquierdo protege las banderas esquinadas.

IMG_5724

El hoyo 7 es un grandioso par 3 con agua en todo su frente izquierdo. Podemos jugar conservador por la parte derecha, aunque tendremos un tiro más largo. Dos bunkers escoltan a un green pequeño y plano.

IMG_5727

También hay agua en toda la parte derecha en el hoyo 8, un par 4 corto. Destaca una calle auténticamente bombardeada por bunkers que exige un drive muy preciso. El green es simplemente espectacular, con amplias escapatorias, dos plataformas y muchos bunkers.

IMG_5728

El hoyo 9 es un par 4 donde Nicklaus coloca un bunker en medio de la calle. Nuevamente desde el tee hay que elegir la mejor forma de atacar el hoyo: por la derecha, el pasillo es estrecho y cuenta con un rough temible, pero la entrada al green es más sencilla. Por la izquierda el hoyo se alarga bastante. El green está ligermamente en alto.

IMG_5730

La segunda vuelta empieza con un par 4 corto y sencillo. La parte izquierda está llena de bunkers y rough: hay que ir por la derecha. Además tendremos un mejor ataque al green.

IMG_5731

Un nuevo par 3 con lago continúa. El tiro es idílico: un green movido recibe atravesado y con un bunker para los muy conservadores. El green cae hacia el agua.

IMG_5733

El 12 es un par 4 muy largo, ancho y con un green pequeño. Un gran bunker protege la calle por la derecha.

IMG_5735

El hoyo 13 es un par 5 con bunkers por la derecha y agua protegiendo al green por su parte izquierda.

IMG_5736

El hoyo 14 regresa hacia la zona más cercana al tee del 1. Es un par 4 eterno, con calle muy ancha y un green elevado al que protege un bunker frontal. Hay dos bunkers en medio de la calle que dan dos vías de ataque: por la derecha más riesgo, por ser una vía más estrecha.

IMG_5737

Un nuevo par 5 con agua continúa. Agua por la derecha protege la salida, aunque para llegar al agua hay que pegar un super drive. El agua acompaña a todo el hoyo por la parte derecha, por lo que hay que ser preciso para atacar la bandera en un green movido.

IMG_5741

El 16 es un par 3 precioso, largo y con un green con más movimiento que una silla de montar. Impresionantes escapatorias por todos lados.

IMG_5745

El 17 es otro par 4 corto con agua, esta vez protegiendo la salida y forzando de nuevo a pensar en la línea más idónea para jugar. La ideal es la que marca el bunker de calle. Más a la izquierda necesitaremos de más potencia para no mojarnos. Un green que recibe cuesta abajo obliga a tener que tirar con un palo lo más corto posible.

IMG_5747

Para terminar este campazo, un 18 con árboles espectacular. La calle gira hacia la izquierda por lo que hay que apurar el tiro sin acercarse demasiado a los árboles.

IMG_5749

El segundo tiro debe superar una ría y disparar a un green en alto, tremendamente movido.

IMG_5750

En definitiva, un gran campo de golf con un mantenimiento exquisito y con un diseño estratégico de primera. Una obra de arte en Madrid. Termino con un video del campo que encontré por la red.