Archivo

Posts Tagged ‘Málaga’

Parador de Málaga Golf

11 de enero de 2016 4 comentarios

Dos Paradores de Turismo en España cuentan con campo de golf propio. El mejor, sin duda, es el de El Saler, un campo descomunal de Javier Arana en las dunas de Valencia, de los mejores recorridos de Europa. El golf del Parador de Málaga, pese a ocupar un terreno privilegiado junto al mar, no alcanza ni de lejos estos niveles de excelencia.

Parador de Malaga - 12 de 30

El Parador de Málaga Golf es el campo decano de Andalucía, luce la firma de dos insignes diseñadores de campos: Harry S. Colt, el padre de la arquitectura de campos de golf, y el afamado Tom Simpson, también un prolífico diseñador de campos por todo el mundo, autor de Chiberta, entre otros. Colt empezó a trabajar en 1929 en un diseño de 9 hoyos sobre 44 hectáreas, pero tras la guerra, y sobre un campo arrasado, el Patronato Nacional de Turismo expropió 30 hectáreas más y encargó a Simpson la reconstrucción completa del campo hasta 18 hoyos y par 72. La Tom Simpson Society no menciona este campo entre sus haberes. Tampoco sé si queda algo de Colt en el nuevo diseño, inaugurado a finales de los 50. También he leído en Wikipedia que Robert Trent Jones participó en su remodelación, pero la web del campo no lo menciona. Ha sido sede de torneos del European Tour, la última vez en 2011 en el Open de Andalucía que ganó Paul Lawrie.

Como se puede ver en el plano que recibe al jugador en el hoyo 1, estamos ante un campo con mayoría de hoyos muy rectos, varios paralelos a la línea de costa y otros perpendiculares a la misma. Prácticamente todos los hoyos son planos. El routing, perfecto, ajusta muy bien los hoyos para reducir la distancia entre green y el siguiente tee.

Parador de Malaga - 1 de 30

Es un campo muy cómodo de andar y jugar, con calles bastante anchas y un arbolado bien desarrollado. Pares 3 notables en su recorrido. Un recorrido sin casas alrededor, con la excepción del parador. Aún así creo que los hoyos no cuentan con elementos de diseño que marquen bien su singularidad y el recorrido puede resultar algo repetitivo. Tengo que reconocer que esperaba más de este diseño denominado como clásico pero que más diría que resulta antiguo; un diseño un tanto plano al que le faltan elementos (escapatorias en los greenes, greenes más movidos con contornos más atrevidos, más salidas en alto, bunkers profundos o diagonales, etc.) que aporten un poco de emoción, vistosidad y aprovechamiento de un entorno privilegiado. Y barato no es, con greenfees por encima de 60 euros. En la foto, uno de los hoyos más espectaculares, el par 3 hoyo 6. El mantenimiento es regular, aunque los greenes no estén mal cuidados. Un campo entre dunas (muy planas), y con palmeras, eucaliptos y pinos junto al mar (viento ocasional) y en la línea de despegue del aeropuerto (ruido ocasional).

Parador de Malaga - 24 de 30

El hoyo 1 es un muy buen par 5, fácil, ancho, no muy largo y en un ligero dogleg a la izquierda. El mejor hoyo para empezar una vuelta con rapidez y sin dramas. Varios árboles amenazan el primer drive de salida. Un slice fuerte te lleva a la calle del 18.

Parador de Malaga - 2 de 30

El dogleg termina en un green ancho con caída de fondo a frente y protegido por bunkers escalonados.

Parador de Malaga - 3 de 30

El hoyo 2 es un par 4 recto, y que se va estrechando según nos acercamos al green. Hay muchos árboles por la parte derecha de la calle. El green recibe ligeramente elevado y protegido por un bunker en su parte izquierda.

Parador de Malaga - 4 de 30

El hoyo 3 es un par 4 corto (de 260 metros) pero con agua en la parte derecha. Desde el tee este obstáculo de agua no resulta evidente. Varios bunkers en la izquierda protegen el tiro conservador. Merece la pena un hierro corto y un pitch a green. A centro de green: tirar a bandera te puede llevar al agua (donde fui yo).

Parador de Malaga - 6 de 30

Otro par 4 largo y recto continúa. Lo más destacable es una gran depresión en la parte derecha de la calle en la caída del driver, y que nos dará un tiro ciego al green.

Parador de Malaga - 7 de 30

El hoyo 6 es un par 3 fantástico, por un enorme  y notable búnker frontal que protege a un green que desde el tee parece mucho más estrecho de lo que es.

Parador de Malaga - 13 de 30

El hoyo más difícil del campo es el 7, un par 4 en dogleg hacia la izquierda. Bordeamos la parte trasera del parador, por lo que tendremos vistas a todo el feo complejo de instalaciones de tuberías y máquinas. A la altura del green vemos los apartamentos del parador, que piden a gritos una reforma urgente. Quizá para mitigar este efecto, los diseñadores han colocado un lago con cascada en la parte derecha del green, un añadido nada natural, pintado de un azul extravagante y que resulta horroroso.

Parador de Malaga - 15 de 30

El hoyo 8 es un par 4, otra vez recto, que discurre paralelo a la línea de costa, y con el parador a la izquierda. No hay que pasarse de green para no meterse en líos, en forma de arbustos. Pese a su cercanía al mar no se aprovecha este emplazamiento para dotar de algo más de alegría visual al hoyo.

Parador de Malaga - 16 de 30

El 9 es un par 3 largo de 180 m, donde recibe un green alargado y con piano. Dos estrechos bunkers guardan los laterales del green. El parador, al fondo.

Parador de Malaga - 18 de 30

El hoyo 10, que nace casi en el mismo punto del hoyo 1, es otro par 4 recto. Solamente una palmera interrumpe el rumbo de una calle muy ancha aunque también hay dos bunkers en la parte izquierda. El green se se accede superando hasta cuatro bunkers que protegen su frontal de sus laterales. Hay un obstáculo de agua en la izquierda que no entra en juego.

Parador de Malaga - 19 de 30

El 11 es otro par 3 muy largo de 190 metros. Muchos bunkers cerca del green, y supongo que el viento, pueden añadir problemas. Otro hoyo próximo al mar pero que no se aprovecha para ofrecer una salida en alto algo más espectacular.

Parador de Malaga - 17 de 30

El 12 es un par cinco precioso que discurre perpendicular al mar y que se adentra entre bosques saliendo de la zona de dunas costeras. El hoyo discurre completamente recto y en subida hacia el green en alto. Muchos árboles en la caída del drive pueden arruinar la salida. Al fondo, la pista de despegue del aeropuerto, que ofrece un flujo constante de aviones muy cercanos. Una vaguada antes de green ofrece un tiro estupendo al mismo.

Parador de Malaga - 20 de 30

El 13 es un par 3 con green protegiendo derecha e izquierda del tiro. Como casi siempre ocurre, los responsables de los campos suelen ubicar las barras más adelantadas de lo que ofrece la tarjeta, y en este caso las barras estaban puestas directamente en la línea de tiro del par 3, un error incomprensible que lo único que hace es angustiar al jugador y retrasar el campo. El green se ve a la izquierda del tee de salida del 14, un par cinco de salida bastante angosta. La calle desciende suavemente hasta el mar. Un obstáculo de agua por la parte izquierda del green puede ofrecer peligro.

Parador de Malaga - 22 de 30

El hoyo 15 es un par cuatro muy largo y recto con una calle muy ancha que asciende hasta el green. Varios árboles rodean a la calle por todas partes. Nuevamente el movimiento se aporta con otra vaguada antes del green elevado.

Parador de Malaga - 25 de 30

El hoyo 16 es un par 5 recto casi hacia el mar. Hoyo sencillo, sólo dificultado por el agua a la derecha que no debería entrar en juego.

Parador de Malaga - 26 de 30

El 17 es un par cuatro cortito y recto de unos 310 metros. Como dificultad, un green pequeño que cae desde atrás hacia delante. Tom Simpson, ¿donde estás?

Parador de Malaga - 28 de 30

Para terminar el 18 es un par 4 muy serio, de casi 400 metros, con un ligero dogleg hacia la derecha. Una calle muy movida, con ligeras vaguadas y lomas, que recuerda a las de los links británicos y que puede dar un stance difícil.

Parador de Malaga - 30 de 30

 

Valle Romano Golf, Estepona (Málaga)

24 de mayo de 2015 1 comentario

Valle Romano es un campo adosado a una promoción urbanística atroz en una zona montañosa de Estepona, relativamente cerca de Finca Cortesín. En las fotos siempre se ve el mar aunque estemos bastante lejos. La promoción ha sido ampliamente publicitada y todavía quedan muchas casas por vender a precios más que asequibles. El campo que actúa como gancho es un campo diseñado por Cabel B. Robinson, diseñador que trabajó en España con Robert Trent Jones. El resultado es un recorrido muy montañoso, no muy bonito (por la urbanización) y aunque tenga un buen servicio, es bastante caro. Jugar con buggie es aconsejable, por los desniveles y las distancias entre green y tee de algunos hoyos. Además, y esta es una costumbre en demasiados campos de España, las barras amarillas (el día que jugué) estaban muy adelantadas por lo que se juega mucho más corto de lo que debería.

El hoyo 1 es un dogleg hacia la izquierda y con un desnivel espectacular. El reto es escoger una línea adecuada que nos lleve la bola a una calle más bien estrecha. El jugador valiente debería volar los bunkers de la parte izquierda.

IMG_8061

El green recibe en algo y en diagonal, enmarcado por la autopista.

IMG_8062

El hoyo 2 es un par tres con un green en alto protegido por dos bunkers en la izquierda. Detrás la urbanización de Valle Romano; más bien uno de los enormes bloques que van orillando el campo de golf. El green tiene dos pianos.

IMG_8064

Los bloques acompañan, como si de un crucero se tratara, toda la calle del hoyo 3. Este hoyo, el hándicap 1 del campo, cuenta con un bunker en la parte central-derecha que resulta difícil volar. Además el diseño de la calle hace que las bolas ligeramente por la izquierda vayan a ir rodando rápidamente hacia el camino y un barranco. Así que no es nada fácil salir con éxito. Otros tres bunkers con forma de ameba rodean al hoyo.

IMG_8065

El hoyo 4 es un par 4 mucho más corto, de 278 metros desde blancas. Es un hoyo completamente recto. Hay bunkers en la parte derecha y sobre todo mucho viento. El green se asoma al mar de manera espectacular.

IMG_8067

Un muy bonito par 4 continúa. El problema del hoyo 5 es el lago. También un par 4 corto, de 306 metros desde amarillas,  tenemos bunkers-amebas por la izquierda y el agua por el centro derecha, aunque está mucho más lejos de lo que parece. Tendremos un emocionante tiro a green desde la calle.

IMG_8068

Otro buen par 4 discurre por una calle muy ondulada, un dogleg hacia la izquierda y ligeramente ascendente. La calle está bastante más lejos del tee de salida de lo que aparenta. Y naturalmente el lago impone respeto.

IMG_8070

El 7 es un par tres muy largo. Tendremos viento a favor. Varios bunkers por la derecha del green enmarcan el tiro.

IMG_8071

El hoyo 8 es un par 5 en continuo ascenso hacia la casa club. El bloque de apartamentos que vimos en el hoyo 2 queda ahora a nuestra derecha. Tres tiros fuertes y rectos y a green. Un hoyo un tanto soso.

IMG_8072

El hoyo 9 que cierra la primera vuelta es un par 3 muy bien protegido por bunkers a derecha e izquierda del green. La enorme casa club cuenta con una terraza espectacular desde la que se puede disfrutar perfectamente de este hoyo.

IMG_8073

El hoyo 10 es un par 5 bastante estrecho, en ligero dog leg hacia la izquierda. El viento a favor apoya en la salida. Varios bunkers por la izquierda protegen el green, un green muy estrecho y muy inclinado con posiciones de bandera durísimas.

IMG_8074

11 es un par 3 muy agreste, junto a la montaña, muy natural. Lo curioso es que hay que recorrerlo entero andando para jugarlo, es decir, el green del 11 está pegado al green del 10.

IMG_8075

El hoyo 12 es un par 4 tipo Himalaya, uno de esos tiros que parecen desde un rascacielos con un desnivel brutal. La calle está muy ondulada. El lago de la izquierda de green parece más cerca de lo que está en realidad. Es uno de esos hoyos imposibles de circo que, personalmente, detesto.

IMG_8076

Después de un par 3, el hoyo 14 es un par 4 muy largo y muy recto, con tee en alto. El hoyo es bastante feo por la presencia desordenada de muchas casas.

IMG_8080

Seguimos con un par 5 en subida y encajonado entre bloques blancos.

IMG_8082

Paralelo al mismo discurre el hoyo 16, un gran par 5 en dogleg hacia la derecha. Se puede y se debe descoser la bola desde el tee.

IMG_8083

Los dos últimos hoyos son sendos pares 4 en ascenso hacia el green. Del 17 me parecieron muy penalizadores, aparte de los bunkers ameba del recorrido, varios grupos de arbustos que ocupan parte de la calle.

IMG_8086

Todos los hoyos llevan el nombre de un golfista profesional. El 18 es el de Gonzalo Fernández Castaño, quizá porque fue la principal imagen del campo en su promoción. Estamos ante un par 4 en subida.

IMG_8088

Destaca un green en anfiteatro rodeado rutinariamente de bunkers. Me da la sensación de que son más estéticos que penalizadores.

IMG_8090

Mijas Golf Los Lagos, Mijas (Málaga)

3 de junio de 2014 3 comentarios

Con sus casi 6.400 metros, el campo de Mijas Golf Los Lagos es uno de los más largos de Andalucía. Fue diseñado en 1975 por el gran arquitecto Robert Trent Jones, y ha sido recientemente remodelado a conciencia, recuperando algunas de las ideas de RTJ. Estamos ante un campo cómodo de andar, bastante plano, con calles anchas, muy planas, casi autopistas, y pocos árboles. En apariencia un diseño sencillo, hasta que descubres que, como en todo campo de Trent Jones, los birdies son caros: un diseñador no necesita poner rough espeso o bosques frondosos para complicar un hoyo. Hay abundantes obstáculos de agua en la primera vuelta (lagos y ríos) y muchos bunkers bien puestos. Y los greenes son enormes y bastante planos, pero con caídas sutiles. Un gran campo para disfrutar, para apretar bien el driver y un buen reto de golf. Comento los hoyos del campo (con fotos de un día nublado en Mijas, una rareza): 

El hoyo 1 es excepcional. Un par 5 con una salida ancha y cómoda, aunque el tiro bueno es por la parte izquierda para tratar de acortar (pero no demasiado para no irse fuera de límites).

IMG_5161

El segundo tiro te enfrenta al primer dilema: ¿debo intentar cruzar el canal y tener un tiro más cómodo a green o me quedo corto del río y busco el green con un hierro más largo? Varios bunkers de calle para los valientes que crucen el canal. Después un tiro a un green grande y algo más elevado, de forma que no se distingue bien su forma y contorno.

IMG_5164

Pasamos a un par 3 también precioso. Cuatro bunkers guardan un green que recibe en diagonal. La parte izquierda del green ofrece una vía más segura de ataque.

IMG_5165

El siguiente hoyo 3 es un par 4 recto como una vela, con salida en alto y una calle ancha para llegar a un green protegido por dos bunkers frontales y un lago detrás. El green tiene un tamaño suficiente como para no sufrir por el agua. Ahora bien, con viento y banderas traseras, seguro que más que uno se moja.

IMG_5166

El hoyo 4 nos enfrenta a un dogleg hacia la derecha. Como suele hacer RTJ, un bunker en el punto exacto donde acortamos el dogleg, para tentar al pegador. Posteriormente, el 5 es un par 5 muy emocionante. Nos enfrentamos a un auténtico pasillo estrecho: por la izquierda fuera de límites, por la derecha, el agua.

IMG_5168

Este es el tiro desde la calle del hoyo 5 a un green enorme, con un bunker por la parte izquierda para recoger el tiro conservador.

IMG_5169

El hoyo 6 es el handicap 1 del campo. Una salida algo tensa por el agua que hay que volar, aunque si se quiere ser conservador, por la izquierda tendremos menos peligro.

IMG_5171

El segundo golpe ha de ser espectacular para llegar al green. Hay que descubrirse ante la maestría en el diseño de los bunkers de entrada al green: pese a que ópticamente parecen cercanos al green, los dos primeros está a bastantes metros de su entrada.

IMG_5172

A estas alturas estaremos algo aturdidos: pese a ser un diseño franco, sacar birdies no es sencillo. El siguiente par 4, hoyo 7, es un ligero dogleg de derecha a izquierda. Hay un lago que acompaña la calle por la izquierda, pero la calle es ancha. Un gran bunker de calle por la derecha y un green con bunker frontal cuyo peligro está también por detrás: otro lago más.

IMG_5173

El hoyo 8 es un par 3 monstruoso de más de 200 metros. Por la izquierda, agua. Por la derecha, bunkers. Sólo queda una: ir recto.

IMG_5174

La primera vuelta se cierra con un par 4 ascendente en dogleg hacia la izquierda. Muchos bunkers, los de la foto, de nuevo en la caída ideal del drive. El green cuenta con tres plataformas diferentes, una novedad.

IMG_5176

El hoyo 10 es el handicap 2 por su longitud, los bunkers que cercan el green y el lago que lo bordea por la derecha. Es un par 4 con salida en alto, lo cual suele aumentar los efectos devastadores de una línea no precisa. Todos los peligros a la vista desde el tee.

IMG_5177

El tiro a green debe evitar el agua de la derecha.

IMG_5178

El hoyo 11 nos pide cruzar un puente que es seña de identidad del campo (parece una bola de golf gigante) y que a mi me parece muy feo. Un par tres con agua por la derecha.

IMG_5179

El siguiente hoyo 12 es un par 4 recto con muchos bunkers de calle. La mejor opción por la derecha a tirar a un green bien protegido por bunkers, por delante y por detrás.

IMG_5180

El hoyo 13 es un par 5 exigente. La salida, en alto, es franca hacia una calle descendente y protegida por un bunker en la parte derecha. Más adelante, el green está bien guardado por un lago (en esta ocasión, seco) que tiene un imán. También hay agua por la parte izquierda de la calle.

IMG_5181

El hoyo 14 es un ligero dogleg hacia la izquierda, aunque no conviene acortar por este lado.

IMG_5182

La calle asciende inicialmente, y el segundo tiro es descendente hacia el green.

IMG_5183

El hoyo 15, antes un par 3, ha sido transformado en un par 5, al parecer siguiendo el diseño original del campo, fusionando los antiguos hoyos 15 y 16. Es un par 5 no demasiado largo y con una calle ancha y plana. Los únicos obstáculos son los bunkers que protegen a un enorme green.

IMG_5184

El hoyo 16 es ahora un par 3 corto de 140 metros. Hay agua en abundancia por la izquierda y al principio del green.

IMG_5185

Un par 4 ascendiente y francamente bonito continúa. La calle aparece recortada por varios bunkers por la parte derecha, por lo que hay que apoyarse por la parte izquierda. Mucho ojo con el bunker de entrada al green, que es de los más profundos del campo.

IMG_5186
Por último terminamos la vuelta con un par 4 no excesivamente complicado. Hay un fuera de límites por toda la parte derecha y un bosque por la izquierda, por lo que hay que ser preciso con la calle. El segundo tiro se hace a un green cuya superficie es ciega, por lo que conviene jugar un palo más para no quedarse corto en ninguno de los bunkers que protegen su entrada

IMG_5187

Los Naranjos Golf Club, Marbella (Málaga)

9 de septiembre de 2013 3 comentarios

El club de golf de Los Naranjos está situado a escasos metros de otros dos grandes campos marbellíes: Aloha y Las Brisas, en un área conocida como el “Valle del Golf”. Aunque también podría estar situado a escasos metros de Estocolmo: en el bar del club los paneles anuncian los hoyos en 1 conseguidos desde su inauguración en 1977: un panel con más de 20 nombres suecos. Y en la web, el sueco Peter Hanson cuenta con una sección como héroe local.

No es un campo barato: en temporada baja (en verano) el club cuesta 118 euros dos greenfees, buggy incluido. Pero merece la pena conocer este diseño clásico de Robert Trent Jones. Aunque rodeado por urbanizaciones, éstas están a distancia suficiente para dejar respirar al campo con suficiencia. Un recorrido relativamente plano, aunque los primeros hoyos y el hoyo final cuentan con desniveles interesantes. El campo está perfectamente mantenido. Los bunkers abundan, pero no son excesivamente profundos o retadores. Como ejemplo, el bunker que protege al green del hoyo 16 en la foto.

IMG_2594

Comento algunos hoyos del recorrido. Para empezar un gran hoyo 1 nos espera: hoyo corto en ligero dogleg de derecha a izquierda, el drive no será necesario para dejar la bola a 100 metros del green en una calle que cae fuertemente. El segundo tiro sí que puede ser bastante ciego a un green que cae hacia el principio del mismo. Dos bunkers recogen las bolas de los pegadores muy ambiciosos.

IMG_2568

Seguimos a un par 5 sinuoso y relativamente plano al que llegamos a un green enorme y elevado. Un principio amable.

IMG_2570

El hoyo 3 es un par 4 largo con forma de U: tee y green están elevados a una calle recta y bastante ancha. Buena oportunidad para reventar la bola. Todo a la vista bajo la mirada de la montaña de la Concha.

IMG_2571

Volvemos hacia la casa club con un par 3 en bajada de unos 150 metros. Un arroyo cruza por delante del green pero sin realmente entrar en juego.

IMG_2579

El hoyo 6 es un par 5 muy interesante porque cuenta con un arroyo que rompe la calle por dos durante el tramo final del hoyo. El tiro de salida se hace a una calle ligeramente más elevada y que cae hacia la izquierda, por donde serpentea un arroyo. Jugamos a un green otra vez elevado. El hoyo 7 es un par 4 algo truquero. El tiro es ciego a una calle que desciende de forma vertiginosa hacia el green. Es el par 4 más difícil del recorrido.

20130909-193205.jpg

Jugamos otro par 3 mucho más largo (170 metros) y terminamos la primera vuelta con un par 4 en dogleg tremendo hacia la izquierda. El tiro a green es francamente bonito.

IMG_2582

La segunda vuelta está en un área diferenciada a los primeros 9 hoyos, aunque de similar carácter. Un recorrido bastante plano, con bastantes doglegs suaves, bunkers amables y greenes amplios. El 10, por ejemplo es un par 4 en dogleg hacia la derecha: si arriesgamos para acortar la calle podemos enredarnos con el abundante arbolado de la parte derecha. El bunker marca la línea a seguir (como casi siempre en los campos de RTJ).

IMG_2583

En la imagen vemos el par 4 hoyo 13, un hoyo recto con salida en alto y protegido por muchos árboles y bunkers en la parte derecha de la calle.

IMG_2590

Calles anchas salpicadas por pinos, palmeras y otros ejemplares que permiten utilizar el driver sin peligro. Esta es la calle del par 5, hoyo 14. Es el handicap 1: además de su longitud considerable (480 metros) y del fuera de límites en la izquierda, el green es de los más pequeños y alargados del recorrido.

IMG_2592

El par 4 hoyo 15 nos permite ejecutar un disparo a un green protegido por un bonito obstáculo de agua. Numerosos árboles en el recorrido que harán las delicias de los aficionados a la botánica.

IMG_2593

El hoyo 18 es un precioso final para terminar, similar al hoyo final de Aloha (aunque aquí el obstáculo de agua no entra tanto en juego en el drive de salida). Con el marco de la casa club y la presencia de un obstáculo de agua en la parte izquierda, el hoyo describe un dogleg hacia la izquierda.

IMG_2596

Desde la curva el hoyo sube hasta el green que descansa en un anfiteatro natural.

IMG_2598

Santana Golf, Mijas (Málaga)

6 de mayo de 2012 2 comentarios

Comento hoy el que a mi juicio es, con permiso de Aloha, el mejor campo de Marbella y alrededores. Santana Golf es un campo relativamente nuevo y poco conocido, sin la solera que tienen otros campos marbellíes. A pesar de su juventud, es un campo asentado. Una joya que mejora con los años y que cada vez presenta un mejor aspecto. Jugamos un jueves a las 9.20 de la mañana y el greenfee de temporada alta nos costó 75 euros. Una ganga comparada con otros campos sensiblemente peores y con precios similares. No tiene campo de prácticas. El buggy para dos cuesta lo mismo que un carro manual, pero es totalmente innecesario: es de los pocos campos que se camina perfectamente.

Un diseño maravilloso de Cabell B. Robinson en una finca de aguacates, cuenta con hoyos muy variados y divertidos. Un campo agradecido para disfrutar: calles anchas, planas y bien delinedas, un rough benigno (con excepciones), greenes amplios y movidos, y salpicado por bunkers-amebas abundantes y bien situados. Los pares 3 y 4 son variados tanto en distancia como en forma y tiro, y los pares 5 son realmente excepcionales. Es un campo para pasarlo bien en el que se puede hacer un buen resultado: yo cumplí mi handicap pero mi compañero de partido, un sólido jugador handicap 4, me destrozó firmando un 71 bruto con una vuelta modélica.

El hoyo 1 es un par 4 corto y en dogleg a la derecha. Un tiro lógico para el amateur que produce un slice natural. Me gustan los campos en los que el hoyo 1 es franco: nada peor que gente buscando bolas en el 1 y retrasando el campo.

El hoyo 2 es un par 3 protegido por bunkers y sobre todo un estanque de agua, que añade una cierta tensión sobre todo si la bandera está escondida. Cruzamos una carretera y nos acercamos a un tee elevado de salida al hoyo 3, un par 4 largo que precisa de un drive fuerte para atacar a un green pequeño, alargado y protegido por bunkers.

El siguiente hoyo es un par 5 magnífico, el mejor del campo, que comparte calle con un par 5 de vuelta. Así la calle es anchísima. Un bunker en la parte derecha de la misma penalizará a los ambiciosos que quieran acortar o a los que producen un slice con su drive.

Rodeado por un bosque de naranjos y enmarcado en un acueducto en ruinas, se tira a un green movido cruzando un río. Este canal suele impedir tirar a green de dos. El green tiene un piano importante y hace que la diversión continúe aunque estemos ya en la pista de baile y pensemos que el par está hecho. Hay que hacer los dos putts.

Después tenemos dos pares 4 cortos, ambos dogleg. El primero es un dogleg de izquierda a derecha corto, donde atacamos a un green en subida a un green con caídas salvajes. Cualquier putt desde la plataforma superior con un poco de fuerza se saldrá de green.

Desde el tee del hoyo 7 se observa un hoyo de la Cala, otro diseño de Cabell Robinson mucho más montañoso. El hoyo 7 es otro dogleg de derecha a izquierda y en bajada a un green amplio y también movido, protegido por toda una exhibición de bunkers, como se aprecia en esta foto desde el tee del 6 al green del 7.

Posteriormente nos encontramos con un par 3 serio y largo, con el río penalizando a cualquier tiro malo, al que sigue otro par 5 larguísimo y en S, que pide una salida a la parte izquierda de la calle para poder tener un tiro cómodo para preparar el asalto al green. Otro gran hoyo de golf.

Terminamos la primera vuelta con un hoyo 9 par 4 en subida y con la calle en U. Aquí el viento puede alargar mucho el hoyo.

La segunda vuelta comienza con un par 5 esplendoroso, un hoyo en suave bajada hacia un green protegido por un lago. Otro hoyo precioso donde si pegamos un drive decente quizá tengamos tiro a green de segundo golpe. Unos bunkers en la parte izquierda son el peligro de la salida.

El lago de la izquierda quizá nos haga reconsiderar nuestra valentía, sobre todo si la bandera está al fondo y pegada al lago.

El siguiente hoyo es un dogleg de izquierda a derecha en subida, relavitamente corto desde el tee de salida. Hay que colocar la bola antes de los numerosos bunkers de calle para atacar a un green cuya superficie no veremos bien. El green está justo detrás de los árboles de la foto en la parte derecha.

Seguimos con un par 3 largo y en bajada. Es un tiro de unos 160 metros a un green que recibe en diagonal.

Este par 3 provocó nuestra incredulidad por la posición de bandera, según mi compañero de partido totalmente ilegal. Una bola dropada en bandera se alejaba varios metros de la misma por la caída brutal del green. En la foto se aprecia más o menos bien la posición criminal de bandera en la pendiente del green. Las fotos tienen a aplanar las caídas…

El hoyo 14 es un par 4 corto interesante porque el green está a distancia de drive para pegadores medios. Hoyo de birdie.

El 15 es el último par 5 del recorrido, otro hoyo en forma de S donde nos cautivarán los bunkers que reciben los tiros a green pobres del segundo golpe. Realmente el tiro lógico es a la derecha de los mismos para atacar el green. Si nos salimos de calle encontraremos un rough denso y complicado.

El 16 es otro par 3 relativamente corto pero con agua a la derecha para intimidar al amateur.

Después del 17, un dog leg tremendo de izquierda a derecha, el 18 es un par 4 durísimo por su longitud. El green está elevado y bien protegido. Además puede entrar en juego un lago en el drive de salida. Un buen 18 para terminar un campazo.