Archivo

Posts Tagged ‘Ernie Els’

Los siete putts de Ernie Els

8 de abril de 2016 Deja un comentario

Aterradoras imágenes de los siete putts de Ernie Els en su primer hoyo del Masters de Augusta. No aptas para mentes sensibles. Son los temidos yips, la pérdida total del control de tus manos al afrontar un putt.

 

Anuncios

Un viaje de golf por las islas

27 de agosto de 2015 Deja un comentario

Tengo la suerte de hacer un viaje de golf con amigos cada año. Desde hace cinco años hemos arrastrado equipaje y palos por más de 30 campos ubicados, en su mayoría en las islas británicas. Son unos cuantos días de risas, amistad y sobre todo mucho golf, donde siempre combinamos los venerados links con impresionantes parklands. Los greenfees suele ser lo más caro de los viajes: además de buscar los mejores campos de golf (que no son baratos), hoy en día muchos billetes de avión pueden ser más baratos que los taxis que te llevan al aeropuerto, y se pueden encontrar hoteles razonables. Y alquilar una furgoneta entre 8 es bastante económico (en la foto, nuestro modelo preferido, la Ford Transit larga)

IMG_0010

Pero un links es un campo duro, donde uno pasa por las cuatro estaciones del año en cada recorrido, incluyendo mucha lluvia y viento, y donde los campos no son precisamente estéticos (para muchos, para mi son maravillosos). Para el golfista vago, mayoritariamente americano, amante del lujo y el oropel, que no tiene nada mejor que hacer con su fortuna, y que le gusta el golf bonito, ¿qué tipo de viaje de golf se podría organizar? He encontrado hoy una referencia hacia un viaje de golf algo más largo (21 días), y que consiste en dar la vuelta al mundo jugando por campos en islas de superlujo, organizado por la empresa americana TCS World Travel, que organiza viajes en jet privado.

tag_tcs_worldtravel_logo

Este es el itinerario del viaje del 2014 para 50 entusiastas millonarios:

  • Salida desde Hawai, con estancia en el Four Seasons Resort Hualalai. Antes de salir los viajeros reciben un juego de palos personalizados de la marca de su elección, que serán entregados en el campo de Hualalai, un diseño de Jack Nicklaus. Los viajes se hacen en avión privado, con asientos en clase business y de una duración no mayor a 6 horas por vuelo.

Huaialai

  • Desde ahí el grupo se desplaza a Fiji, con estancia en el InterContinental Fiji Golf Resort & Spa. Durante tres días se juega en el Natadola Bay Championship Course, un campo donde el mar se ve desde 15 de sus 18 hoyos y que ha sido sede del Fiji Open.

natadola bay

  • El siguiente destino es la isla norte de Nueva Zelanda, donde se juega el Lodge at Kauri Cliffs, un campo precioso sobre acantilados únicos.

the-lodge-at-kauri-cliffs-3

  • La siguiente parada es la isla de Bali, donde se juega el famoso Nirwana Bali Golf Club, diseño de Greg Norman. Conocí el campo hace años… es espectacular. Los viajeros se hospedan en el Alila Villas Soori, incrustado en un entorno que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

hoyo7ensayoega

  • Desde ahí volamos a Mauricio, donde nos relajamos en el Four Seasons Resort y tenemos la fortuna de jugar el Anahita, el campo de Ernie Els. También podremos visitar la Isla de los Ciervos, muy cercana al hotel, para jugar el Touessrok, obra de Bernhard Langer.
  • La siguiente parada es el Mediterráneo: el Verdura Resort de Sicilia acoge tres campos muy escénicos de Kyle Philips, el diseñador de Kingsbarns.

verdura

cabot links

El viaje está acompañado de guías locales, un chef privado, un médico y por supuesto un director de golf.

Para el 2015 el recorrido varía ligeramente, aunque sigue con la misma tendencia a hoteles lujosos, campos de postal y hacer muchas millas. Hawaii, Fiji, Sidney, Bali, Chiang Mai (Tailandia), Dubai, Mauricio, Sudáfrica y Málaga (donde se juega Valderrama y Finca Cortesín).

¿El precio? Algo más de 78,000 dólares. Pero ojo, a esto hay que añadir el viaje a Hawaii y la vuelta desde Málaga.

Los mejores hoyos del Open Championship

13 de julio de 2015 Deja un comentario

Hace tiempo Canal+ Golf emitió una conversación entre Padraig Harrington y Colin Montgomery debatiendo una cuestión interesante: de las nueve sedes del Open Championship que hoy existen, ¿cual sería el mejor recorrido posible? La conversación en esencia es un debate animado e inteligente entre dos amantes de los links sobre lo que debe ser un gran hoyo de golf, salpicado con los golpes más recordados de la historia reciente de los Open Championships. A pesar de lo poco queridos que son ambos golfistas, estamos ante un gran reportaje. Se puede ver (en inglés) aquí:

Recordemos que el Open Championship es el Major más antiguo y siempre se juega en un links tradicional. Actualmente se rota entre 9 campos diferentes, aunque parece que Royal Portrush puede entrar en la rotación en el futuro. Las sedes del Open son:

  1. Old Course de St Andrews Links, la cuna del golf, y la sede más empleada, ya que acoge el torneo cada 5 años (en los años que acaban en 0 y en 5)
  2. Carnoustie, el campo más difícil de la rotación, según los cálculos de Monty por dos golpes. Un campo extraordinario, quizá el que menos preparación requiere para acoger el torneo: no es preciso dejar crecer el rough para intimidar a los jugadores.
  3. Muirfield, sede de la Honorable Sociedad de golfistas de Edimburgo. Un campo sólido, serio, duro. Un gran test de golf. Phil Mickelson se proclamó allí Golfista del Año en 2013.
  4. Royal St George’s, el links más tradicional.
  5. Turnberry Ailsa Course (ahora Trump Turnberry); el campo con más personalidad de los 9, sin duda el más reconocible.
  6. Royal Troon. Otro campo duro. Todd Hamilton fue el último ganador en 2004
  7. Royal Lytham & St Annes, sede de la primera victoria de Seve en el Open.
  8. Royal Birkdale
  9. Royal Liverpool, la sede del Open Championship 2014.

Algunos de los hoyos seleccionados fueron:

Hoyo 1: El primero del Old Course de St Andrews. Golfísticamente es un hoyo simple y absurdo: una enorme pradera que se extiende suavemente hasta el green, con un único obstáculo: un pequeño canal serpenteante 20 metros antes del green. Pero no existe en el mundo un escenario comparable: la salida es una estupenda inyección de adrenalina. Se comentan también como grandes hoyos iniciales el hoyo 1 de Royal Birkdale o el inaugural de Royal St George’s, hoyo en el cual Tiger Woods cometió un triple bogey en la última jornada del Open Championship, torneo que al final ganó Ben Curtis en 2003 con un golpe de ventaja sobre Tiger.

Hole 1 St Andrews

Hoyo 2: Royal Birkdale o Carnoustie. Ambos son dos grandes hoyos de golf, dos ejemplos de lo buenos que pueden ser los links. Birkdale es un dog leg ligero a la izquierda que deja un segundo tiro espectacular a un green protegido por muchos bunkers, y que siempre se juega con viento cruzado. Royal Birkdale Golf Club-The Open 2008 venue

El hoyo 2 de Carnoustie, aunque no es el mejor de este impresionante campo, es un fantástico par 4. El ligero dogleg hacia la derecha cuenta con hasta 9 pot bunkers en los laterales de la calle. Si conseguimos esquivarlos, tenemos un tiro a un green que mide más de 50 metros de largo y donde la posición de bandera es crucial para escoger el palo correcto. Esta es la vista desde detrás del green.

hole 2 carnoustie

Hoyo 3: Aunque se menciona el hoyo 3 de Royal Liverpool, como un gran hoyo de riesgo-recompensa, (los birdies sólo se consiguen si eres agresivo), la cosa está clara. El hoy 3 de Carnoustie es una obra de arte de las que te obligan a pensar desde el tee de salida. Hoyo bastante corto, el Jockie’s Burn cruza la calle justo por delante del green y varios bunkers también pueblan su superficie. Los jugadores suelen salir con un hierro corto para asegurar la calle y tratar de dejarla junto a la bandera en este green fantástico.

carnoustiechampionship3c

Hoyo 4: Old Course de St Andrews. Despúes de tres hoyos relativamente amables, aquí empieza la vuelta de verdad en este campo. El par 4 más largo del recorrido. Una salida con driver difícil. El segundo tiro requiere jugar con cabeza para no liarse, sin jugársela demasiado. El green comparte superficie con el 14. Otro candidato es el 4 de Turnberry, un par 3 precioso, tradicional y que precisa de un tiro a green para evitar problemas: un bunker y una densa zona de rough en la parte derecha. El hoyo 4 es una copia del hoyo 8 de Royal Troon, el “Sello de Correos”, o “Postage Stamp”.

Turnberry, 8

Hoyo 5: El par 4 de Carnoustie gana. Un dogleg hacia la derecha que se puede jugar de muchas maneras, pero siempre evitando un sinfín de bunkers.

Carnoustie-Hole-5-Approach

Hoyo 6: el gran par 5 de Carnoustie. Un dramático par 5, en el que una de cada 10 bolas se van fuera de límites. Un hoyo para sobrevivir. El nombre del “Hogan’s Alley” (Callejón de Hogan) se debe a que en las cuatro vueltas del Open de 1953 Ben Hogan escogió la línea entre los bunkers de calle y el fuera de límites de la izquierda.

RGCARN6

Hoyo 7: El 7 de Royal Birkdale. Parece un par 3 normal, un tiro con un hierro 5. Pero causa un montón de problemas desde un tee levantado con viento cruzado. Rodeando al green hay 7 bunkers, uno de ellos en forma de anillo, y donde caer es una desgracia enorme. Otro magnífico hoyo 7 es el de Royal Lytham & St Annes.

Royal Birkdale Golf Club-The Open 2008 venue

Hoyo 8: El famoso “Sello de Correos” de Royal Troon. El apodo está dado por el tamaño del green. Es un tiro muy corto, de 113 metros, pero como falles un metro por la derecha o por la izquierda estás muerto. Hay un festival de bunkers enanos donde además la bola se quedará muy pegada al talud. El gran Gene Sarazen hizo un hoyo en uno en 1973, nada menos que con 70 años.

3480611_orig

Hoyo 9: El par 4 de Turnberry, quizá de los más fotografiados del campo. La salida es especial, ya que el tee de salida está literalmente sobre el mar y muy aislado. El tiro es muy intimidante, aunque no es difícil.

GettyOpen1986GregNormanTheOpenChampionshipHole9TurnberryResortScotland

Hoyo 10 de Muirfield: Un serio par 4. La calle y el green están bien protegidos por bunkers a la derecha, donde el viento se lleva la bola. Los dos bunkers del centro de la calle no están a distancia, pero obstaculizan la visión del green. Hay que tirar largo y recto.  Otro candidato: el hoyo 10 de Turnberry.

hole-10 muirfiled

Hoyo 11: Se discute entre el 11 de Carnoustie (un maravilloso par 4, largo y con muchos bunkers en la calle y sobre todo cercando el green),  y el de Royal Troon. Al final resulta ganador este hoyo tradicional de Troon. Una salida semiciega con fuera de límites por la derecha (el ferrocarril a Prestwick, tan clásico del paisaje de los links) y donde hay que sobrevolar un océano de tojos. Hoyo muy serio y muy duro. Jack Nicklaus hizo 10 golpes en el Open de 1962.

Hoyo 12: Un muy atractivo par 3 de Royal Birkdale. No es muy largo pero puede hacer que el green parezca muy pequeño. Y el tiro está amenazado por bunkers profundos y mucho rough protegiendo el green. Es uno de los mas duros del recorrido, quizá de toda la rotación del Open. Un green natural, parece que no ha sido diseñado; nació así. Casi no se ve la bandera, si se pone en la parte derecha del green. Monty habla de que es casi un dogleg; tienes que hacer un fuerte fade para llegar al objetivo. Es un hoyo crucial. Si fallas el tiro de salida, el bogey está asegurado.

royal-birkdale-12th-hole-england

Hoyo 13: Seguimos en el campo inglés de Royal Birkdale. Harrington elige este par 4, clave en su victoria del 2008. Es clave la salida, y más con los bunkers que hay en la zona de drive. Jugar corto tiene el inconveniente de que te queda un hierro muy largo.

panormaic-13th-hole-birkdale

hellbunkler

Hoyo 14: El elegido es el par 5 del Old Course en St Andrews. Es un par 5 larguísimo, de más de 600 yardas. Hay unos bunkers en la izquierda, los “Beardies”, que son horribles, donde es posible que para salir uno tenga que tirar hacia atrás. Y por supuesto está el famoso “Hell” Bunker, una especie de cráter monstruoso que yace en medio de la calle. También tenemos un fuera de límites por la derecha.

stroke_saver_15Hoyo 15: Casi al final del recorrido de Royal St Georges encontramos este par 4 serio y duro. No es un hoyo que pueda ocasionar una catástrofe pero es difícil. La calle esta repleta de bunkers y es necesario usar el driver porque el green tiene mucho peligro. También se mencionan los últimos 4 hoyos de Royal Lytham, hoyos tremendos que fueron testigos de la debacle de Adam Scott en el Open del 2012, donde hizo bogeys en los 4 últimos hoyos para darle la victoria a Ernie Els.

Hoyo 16: No se olvida la bestia abominable de Carnoustie: un par 3 eterno, de 200 metros, y con viento. Casi es un par 3,5. En realidad los tres últimos hoyos de este campo son brutales, con el Barry Burn serpenteando para causar destrozos. Se recuerda también el hoyo 16 de Lytham, donde Seve se fue a un parking en 1979.

carnoustie 16

Hoyo 17: No hay duda: el “Road Hole” de St Andrews. Difícil, intimidante, divertido, histórico. Muchas cosas extravagantes en este hoyo: un tiro ciego que sobrevuela un hotel, una carretera pegada al green, un bunker, el bunker. Quizá el mejor segundo tiro del golf, un hierro largo a un green difícil por ese bunker tan famoso.

CIMG4304

Hoyo 18: Pese a lo icónico del 18 de St Andrews y su valle del pecado, o los hoyos finales en Royal Troon o en Royal Lytham, se elige como mejor hoyo final de la rotación el 18 de Muirfield. Hoyo sólido, difícil, recto, con bunkers en la calle.

hole-18

Four Seasons Golf Club Mauritius at Anahita (Mauricio)

18 de marzo de 2014 4 comentarios

Cuando uno tiene la suerte de elegir la isla africana de Mauricio para irse de vacaciones, no es una decisión motivada por el golf, pero una vez se está ahí se puede disfrutar de un golf de altísimos quilates. Ya he comentado el Touessrok Golf de Bernhand Langer, que para esta web que clasifica a los mejores campos del mundo es el mejor campo de la isla. Hoy describo el segundo clasificado, también según la web mencionada, que además está muy cerca del Touessrok (de hecho se ve perfectamente desde el 17). Pese a su cercanía estamos ante un recorrido de un carácter completamente diferente. El gran Ernie Els ha firmado para el Four Seasons un maravilloso campo de golf ancho, extenso y ondulante como un buen links británico, con una calidad constructiva excepcional y un mantenimiento de auténtico lujo. Nunca he jugado un campo mejor presentado que éste: calles como alfombras, greenes perfectos y rápidos, bunkers homogéneos y con contornos ondulantes. No se ve una rama caída, unas hojas amontonadas; de hecho casi ni se ven chuletas. Había oído muchas veces la expresión “campo manicurado” pero hasta que no vi a un empleado recortar minuciosamente los bordes de una boca de riego con unas tijeras pequeñas de podar no entendí lo que significa. En la foto, la calle del 7, con bunkers contorneados de bermuda adormecida.

IMG_4244

Ya la entrada al campo de prácticas nos sumerge en unas instalaciones de primera clase. Un campo de prácticas precioso y un green para ensayar golpes de approach que roza la perfección.

IMG_4226

Estamos en un campo donde disfrutaremos de cada minuto de juego de un diseño amable en un entorno estéticamente precioso. Donde en el Touessrok hay que sufrir en cada golpe castigos penales, aquí gozamos de un agradable paseo por anchas calles, sin vaguadas delante de los tees de salida. Aún así, los birdies no suelen salir salvo que uno esté muy inspirado con el putt o conozca donde atacar a los greenes. Greenes ondulantes de bermuda ultrarrápida y con amplias zonas de escapatoria. Estamos ante un campo duro con envoltorio de seda.

Jugamos en un día nublado. Una ventaja para no sufrir el calor y para poder andar el campo. Los empleados no daban crédito cuando rechazamos varias veces el buggie. La pega es que quizá las fotos no sean tan vistosas como merecen.

Un enorme cartel nos da la bienvenida en el tee del hoyo 1 a esta experiencia de golf de lujo. Un par 4 en ligero dogleg hacia la izquierda. Hay que evitar los bunkers de la parte derecha, que son profundos.

IMG_4229

Nos vamos a un green que cae de izquierda a derecha y que es suave como una alfombra persa. Una gozada los contornos de los greenes y las escapatorias del green. Me recordaron mucho a los contornos clásicos de Harry Colt, como en Royal Portrush.

IMG_4231

El hoyo dos nos enfrenta a un par 5 maravilloso. Sorprende mucho ver que la salida está enmarcada en dos muros de piedra, con aspecto centenario pero construidos para el campo. Cualquier tiro mínimamente desviado tendrá que sortear estos muros. Si quieres un birdie hay que superarlos con una salida recta.

IMG_4232

Cerca del green hay un enorme mango en medio de la calle y un bunker a su altura que protege el lado derecho del green. Un green con escapatorias amplísimas.

IMG_4234

El hoyo 3 es un par 4 recto. Bunkers en la calle y bunkers profundos protegiendo las curvas del green.

IMG_4236

El hoyo 4 es el segundo par 5 del recorrido. Desde lo alto disfrutamos de una preciosidad de salida, con toda la calle enfrente nuestro, el green al fondo enmarcado por el mar. Al viento de cara se le suma los tres bunkers en la parte izquierda como posibles peligros. Más a la izquierda, las residencias del Four Seasons.

IMG_4237

El green en alto está bien resguardado por una vista paradisíaca.

IMG_4239

El par tres siguiente tampoco facilita las cosas para conseguir un birdie. Els hace que la bola deba sobrevolar un entrante del mar para alcanzar un green estrecho y alargado. Por la derecha el tiro será más seguro. El tiro largo se enfrentará a un putt cuesta abajo.

IMG_4240

El hoyo 6 es un par 4 muy largo y complicado, aunque la brisa a favor puede favorecer la salida. Si nuestro drive de salida descansa por la parte derecha, tendremos que sobrevolar en el segundo tiro un obstáculo de agua y dos bunkers temibles.

IMG_4242

Nuevo par 4 donde hay que poner bien la bola en calle para tener opciones de green. Els juega al despiste con una serie de bunkers escalonados pero que dan la sensación de bloquear completamente la salida.

IMG_4243

El green es una auténtica silla de montar, aunque con la posición de bandera que nos tocó jugar las bolas caían hacia el hoyo.

IMG_4245

Otro par 4 hacia el mar y con el tee y el green más alto que la calle. El hoyo es largo y está excepcionalmente bien resguardado por tres bunkers profundos.

IMG_4246

Para terminar la primera vuelta, Els diseña un par 4 corto y alcanzable (por los muy pegadores, son 265 metros de drive). Un canal de agua parte en dos la calle y protege la parte frontal del green. Buena oportunidad de birdie si no nos bañamos.

IMG_4248

La segunda vuelta es menos espectacular que la primera, aunque cuenta con hoyos finales realmente buenos. El 10 es un par 4 también corto, ascendente y escoltado por decenas de palmeras. Un green en alto muy movido y protegido por un bunker frontal.

IMG_4249

El hoyo 11 cuenta con hasta 5 bunkers pequeños en la caída del driver que hay que sortear. El green también está guardado por dos pequeños bunkers profundos y complicados que hay que evitar.

IMG_4250

Un buen par 3 continúa. Con la fuerte brisa del océano desde la derecha, el green se protege por sus amplias escapatorias. Una buena oportunidad para replicar los clásicos chips de approach al hoyo al más puro estilo de los links.

IMG_4251

Continúa el recorrido con un largo par 5 en ascenso continuo. El green no se verá desde el segundo tiro por lo que habrá que ser preciso para evitar los bunkers que lo rodean. Oportunidad de birdie si no visitamos cualquiera de los bunkers de calle.

IMG_4252

Gran hoyo 14 el que continúa. El clásico hoyo de golf con un muro de piedra que divide la calle en dos y provoca que haya que pensar estratégicamente. Si queremos arriesgar, buscamos una línea más agresiva pero habrá que superar el muro más cerca del green. A veces hay que ser humilde y seguir el camino más fácil (para asegurar el bogey…)

IMG_4253

Un largo par 4 continúa, con buenas vistas de toda la bahía y un estanque. Dogleg hacia la derecha y con el green en alto, habrá que jugar un palo largo o híbrido para tener oportunidad de birdie. Otro ejemplo de excelencia en el diseño de greenes.

IMG_4254

Con vistas a la Ile aux Cerfs y la bahía, el hoyo ofrece una calle descendiente hacia el green, nuevamente elevado. Hay que evitar los bunkers de la derecha y sobre todo el fuera de límites de la izquierda. En primer plano, el tee de negras (“Ernie Els Tee”) del hoyo 11.

IMG_4255

El glorioso paseo desde el green del 16 hasta el tee del 17 es simplemente espectacular. Estamos ante el hoyo más corto del recorrido, un par 3 bien bunkereado.

IMG_4257

Por último el hoyo 18, según el propio Els uno de los mejores hoyos finales que existen en el mundo. Un par 5 en dogleg hacia la derecha. La salida es espectacular.

IMG_4258

No es fácil llegar de dos a green, aunque tengamos distancia. Muchos bunkers que sortear por el camino. El green es pequeño y está bordeado por un waste area enorme por la izquierda. Literalmente la playa del beach club del Four Seasons.

IMG_4259

Los recortes en Callaway

29 de julio de 2012 Deja un comentario

Los recortes también llegan a Callaway.

He leído en Golf Digest una entrevista al consejero delegado de Callaway donde explica los recortes que ha impulsado en la compañía.

En un post anterior hablé de los números de Callaway y de la necesidad de variar el rumbo económico de la compañía. La compañía facturó en 2011 886 millones de dólares y perdió 172 millones. Chip Brewer llegó a Callaway en marzo.

Se han despedido a 250 trabajadores, un 12% de los cerca de 2.500 empleados que tenía Callaway, la mayoría en puestos corporativos. También se recortan 52 millones de dólares en gastos, en todas las divisiones, incluída la de I+D, la joya de la corona de Callaway.

Brewer señala que si han sorprendido a alguien, es que no sabía donde estaba. La verdad es que Callaway ha sido una empresa con más grasa que sus competidores (por dólar vendido). La empresa ha adelgazado en los últimos meses (Top Flite, ropa, el negocio de zapatos o Ben Hogan han sido vendidos) así que había espacio para recortar sobre todo en el área corporativa. Aún así habla de que no esperaba hacer recortes tan importantes. También dice que los despidos son dolorosos, pero necesarios. Y sobre todo incide mucho en la idea de la Callaway del futuro y de las ganas y pasión de los empleados por volver a la senda del éxito.

Los comentarios de la gente a la noticia son muy similares a los que se escuchan por otros recortes recientes: para algunos son hipócritas e injustos, para otros necesarios para no hundir la compañía definitivamente. Lo que es claro es que la empresa se juega su existencia futura en estos próximos años.

Una buena noticia: El Golfista Campeón del Año es un embajador de Callaway. Mr. Theodore Ernest Els. Su bolsa es Callaway / Odyssey.

https://i2.wp.com/www.golfwrx.com/wp-content/uploads/2012/07/ernie-els-witb.jpg

Sobre la polémica de los putters largos

21 de julio de 2012 5 comentarios

Resulta difícil entender que los putters largos (los belly putters o putters escoba) sean legales. La longitud de los palos sigue una progresión desde el driver hasta el sand wedge, que se rompe claramente con el putter escoba. Son palos legales y por eso se pueden emplear para dropar, pero resulta sonrojante ver a Adam Scott aliviarse sin penalidad con un putter largo en el Open Championship y librarse por ello del rough. Aunque el punto clave de la posible prohibición no es el tamano, sino el anclaje. El único palo que va anclado al cuerpo es claramente una anomalía en la forma en que debe ejecutarse el swing.

https://i1.wp.com/www.golfdigest.com/images/instruction/2011-07/inar01_scott_putter.jpg

Hasta la victoria de Keegan Bradley en el PGA del 2011, jamás un belly putter había conseguido la victoria en un major. Hasta ahora, parece que la presión de los fabricantes haría inviable prohibir estos palos. Y todo apuntaba a que en la reunión de la USGA con el R&A antes del US Open la prohibición sería anunciada. Pero al final, nada de nada.

Pero tres de los últimos cuatro grandes han sido ganados por jugadores con putter largo (K. Bradley, Webb Simpson y Ernie Els). Y ya parece que es cuestión de meses que las normas cambien.

Charlé del tema del material de golf con el miembro del R&A con el que jugué el Old Course (ver post). Me contó como el trabajo para introducir limitaciones a las bolas para que no hicieran tanta distancia los pegadores no estaba funcionando: cierto que rebajaba algo la distancia a los mayores pegadores, pero afectaba aún más a los que no lo son.

También le pregunté por la polémica de los putters escoba: Me contó que él no era del comité de reglas pero que sospechaba que estos palos no serían prohibidos: “Ten en cuenta que más de la mitad de los miembros de ese comité usan putters escoba…”

El quijotismo de Michael Campbell

19 de febrero de 2012 1 comentario

¿Qué le pasa a Michael Campbell?

Out of Trouble : 133rd Open Championship 2004

Desde hace varios años que todo el mundo se pregunta lo mismo. Resulta increíble que un jugador de primer nivel, ganador de un US Open ante el mismísimo Tiger Woods, haya caído en un abismo tan profundo. Su juego y resultados bucean en el océano de la mediocridad para adentrarse en lo más profundo de la infamia.

US Open 7

Estamos ante el jugador más regular del circuíto, mucho más regular que un Luke Donald o un Steve Striker: nadie es capaz de quedar tantas veces en la misma posición (último) de forma tan consistente. Michael Campbell acumula temporada tras temporada récords negativos de golpes y de pésimas posiciones.

Estuve buscando por internet sobre el bueno de Campbell y encontré varias sorpresas y teorías:

Lo primero que me sorprendió es que Campbell no ganó el US Open por casualidad. Era un jugador bastante sólido antes de este major. Su temporada en 1999 fue espectacular, la del 2000 también fue buenísima: quedó 4º en la orden de mérito. De hecho acumula más de 21 millones de dólares en ganancias, y ha ganado 15 torneos en el circuito europeo, incluyendo un HSBC Campeonato del Mundo en Wentworth unos meses después de ganar el US Open (ese torneo le reportó un cheque de 1 millón de libras).

World Matchplay 2005 02

En el 2005 un extraterrestre se adueña del cuerpo de Campbell. Gana su major en 2005, queda 5º en el Open Championship y 6º en el PGA. Y gana el campeonato del mundo en Wentworth. Un escándalo de temporada.

US Open 8

Después de ganar su major, con sus años de exención automática y sin la presión de resultados, Cambo se lo toma con calma. Deja de entrenar duro, se abandona, no aparece por el gimnasio ni por accidente. Así lo reconoció Campbell en alguna entrevista.

En un punto posterior, Campbell se lesionó y volvió a jugar demasiado pronto. Empezó a acumular resultados espantosos. Su confianza quedó destruida. Entró en un círculo vicioso de mal juego y pérdida de confianza que le llevó a resultados cada vez más horribles.

Su record en majors es estremecedor: ha pasado 19 cortes (no está mal), pero ha fallado 28 veces los cortes. En Augusta National ha jugado 10 veces, jamás ha jugado el fin de semana.

El neozelandés juega mucho en el circuito europeo; creo que tiene exención hasta el 2015. En el 2009 Campbell pasó 3 cortes. En el 2010, pasó 1 corte. En el 2011 hizo una temporada mucho mejor pero sólo pasó 6 cortes; su mejor posición el puesto 25 en el Omega European Masters. En el 2012 lleva tres torneos jugados, tres cortes fallados. Torneo tras torneo sigue intentando volver, sin demasiado éxito.

Cambo ha buscado consejo en varios profesionales. Como se cuenta aquí, Steve Williams, el ex-caddie de Tiger, le recomendó jugar de manera mucho más agresiva. Cuando uno juega mal, lo peor es empezar a jugar de forma defensiva. Ernie Els le aconsejó lo contrario: intenta bajar de 40 golpes, así si lo consigues tu confianza mejorará. No sé a quien hizo caso al final.

Es difícil entender que un jugador con estos pavorosos resultados siga entrenando y jugando a este nivel y no se haya ido a su casa. Jugar el tour europeo es viajar sin parar, torneo tras torneo, una vida dura. ¿Donde queda su dignidad y su sentido del ridículo? El golf profesional es un deporte cruel y curiosamente muy justo. Si juegas mal, no ganas absolutamente nada. Sus ganancias en el circuito en los últimos años no le dan ni para los billetes de avión. Cambo reconoce que ha pensado más de una vez dejar el golf profesional, pero que no tendría nada mejor que hacer. Además él dice que en el campo de prácticas le sale todo. Y ahí sigue, dando un ejemplo de tesón, voluntad, fortaleza mental y quijotismo admirables.