Archivo

Posts Tagged ‘Odyssey’

Gary Adams y las cabezas de metal

20 de noviembre de 2012 1 comentario

Hasta finales de los 70, todas las maderas de golf eran… de madera.

Los avances tecnológicos se reducían a combinar diferentes tipos de madera, buscando la mezcla óptima para ganar distancia y precisión. La compra de un juego de  maderas no garantizaba consistencia: las maderas no eran exactamente iguales, y se podían deteriorar con facilidad. Para los jugadores era difícil encontrar el palo adecuado. Uno de los grandes visionarios del mundo del material de golf, Gary Adams, pensó que podría fabricarlo de un único material, simple, más duradero, con calidad consistente y de manera que pudiera alejarse el peso del centro de la cabeza, algo que con madera no podía hacerse. Este norteamericano, hijo de un profesional de club, diseñó en 1979 el “Pittsburgh Persimmon”, el primer driver de cabeza metálica. Comparado con los enormes drivers que se venden hoy, sorprende ver una cabeza tan pequeña, como la de un híbrido. Y al parecer era endiabladamente difícil de pegar.

Adams era un vendedor extraordinario y creía en su invento, así que empeñó su casa, consiguió un crédito de 24,000 dólares y fundó TaylorMade. Consiguió que un profesional del PGA Tour, Ron Streck, usara su drive en el circuito. Streck ganó el Houston Open de 1981, pero sus driver no apareció en TV ya que el torneo tuvo que jugarse a tres jornadas. Al año siguiente Jim Simons bató a Craig Stadler en el proAm de Pebble Beach, ahora con total cobertura televisiva, y esto consolidó la reputación de la marca: TaylorMade cerró el año 1982 con 12 millones de dólares en ventas. En 1984 el driver de TaylorMade se convirtió en el más usado por los pros en el circuito. Y desde ahí, hasta convertirse en el líder de ventas. En 2006 las ventas ascendieron a 1000 millones de dólares.

Gary Adams también innovó en la forma de vender palos: antes las maderas se vendían juntas. Fue el primero en entender la compra impulsiva de drivers de los jugadores amateurs y vender maderas por separado. También fue el primero en inscribir el loft del palo en las cabezas de los drivers, en ubicar hoyuelos en las cabezas de las maderas para reducir su resistencia aerodinámica, en emplear varillas de grafito en las maderas, en situar peso progresivo en las cabezas de las maderas, etc.

Salomon entró como accionista en la compañía en 1984. La pérdida de control en la gestión provocó la salida de Adams a finales de los 80. (Posteriormente, Adidas compró Salomon en 1997). Gary Adams se marchó y fundó Founder’s Club en 1991, compañía que vendió a Asics, una marca japonesa, en 1996. La compañía se cerró a finales de los 90, aunque la marca ha resucitado impulsada por nuevos accionistas americanos.

En 1991 le encontraron un tumor en el páncreas del tamaño de una pelota de golf y le dieron 6 meses de vida. Durante su convalecencia ayudó a crear una marca de putts (Odyssey). A los tres años los doctores confirmaron que el tumor había desaparecido de forma milagrosa.  Posteriormente fundó otra compañía de palos, McHenry Metals.

Finalmente el cáncer reapareció y Gary Adams falleció en el año 2000 con sólo 56 años. Uno de esos nombres desconocidos cuya influencia en el mundo del golf es inmensa. Un vídeo honrando su memoria desde el McHenry Country Club:

Anuncios

Los recortes en Callaway

29 de julio de 2012 Deja un comentario

Los recortes también llegan a Callaway.

He leído en Golf Digest una entrevista al consejero delegado de Callaway donde explica los recortes que ha impulsado en la compañía.

En un post anterior hablé de los números de Callaway y de la necesidad de variar el rumbo económico de la compañía. La compañía facturó en 2011 886 millones de dólares y perdió 172 millones. Chip Brewer llegó a Callaway en marzo.

Se han despedido a 250 trabajadores, un 12% de los cerca de 2.500 empleados que tenía Callaway, la mayoría en puestos corporativos. También se recortan 52 millones de dólares en gastos, en todas las divisiones, incluída la de I+D, la joya de la corona de Callaway.

Brewer señala que si han sorprendido a alguien, es que no sabía donde estaba. La verdad es que Callaway ha sido una empresa con más grasa que sus competidores (por dólar vendido). La empresa ha adelgazado en los últimos meses (Top Flite, ropa, el negocio de zapatos o Ben Hogan han sido vendidos) así que había espacio para recortar sobre todo en el área corporativa. Aún así habla de que no esperaba hacer recortes tan importantes. También dice que los despidos son dolorosos, pero necesarios. Y sobre todo incide mucho en la idea de la Callaway del futuro y de las ganas y pasión de los empleados por volver a la senda del éxito.

Los comentarios de la gente a la noticia son muy similares a los que se escuchan por otros recortes recientes: para algunos son hipócritas e injustos, para otros necesarios para no hundir la compañía definitivamente. Lo que es claro es que la empresa se juega su existencia futura en estos próximos años.

Una buena noticia: El Golfista Campeón del Año es un embajador de Callaway. Mr. Theodore Ernest Els. Su bolsa es Callaway / Odyssey.

https://i2.wp.com/www.golfwrx.com/wp-content/uploads/2012/07/ernie-els-witb.jpg