Archivo

Posts Tagged ‘Steve Striker’

La Ryder 2012, el mejor evento deportivo del siglo XXI

1 de octubre de 2012 5 comentarios

Existen pocas dudas de que la Ryder Cup 2012 ha sido el acontecimiento deportivo más apasionante de lo que llevamos de siglo. La Ryder Cup es una competición donde se juega algo tan importante como el honor de dos continentes. No hay dinero para el ganador. No hay publicidad en las camisetas ni en las gorras. Una batalla golfística y honorable, donde dos equipos luchan hasta la extenuación y, al final, un equipo derrotado felicita al ganador con un amistoso apretón de manos. En un juego tan técnico como el golf es un espectáculo inigualable ver luchar a veinticuatro deportistas de élite por el honor de la victoria, con un arsenal de fe, garra y corazón.

La increíble remontada del equipo europeo liderado por José María Olazábal nos mantuvo pegados al televisor muchas horas, jugó con nuestra tensión y arrancó gritos y lágrimas con el putt decisivo de Martin Kaymer. Fue un evento único y raro de los que se dan cada 100 años, uno de esos momentos deportivos que desafían la lógica y donde lo imposible se hace real.

Hay muchos instantes memorables para gozar de este Medinahzo:

La remontada brutal de Ian Poulter, con 5 birdies en los cinco hoyos finales de la jornada del sábado, y con la mirada de Poulter, una mirada que arruga hasta el acero. Poulter, durante una semana cada dos años, es el número 1 del mundo.

La vuelta impresionante del debutante Nicola Colsaerts del viernes, con 8 birdies y un eagle contra dos huesos como Tiger Woods y Steve Striker, y con Lee Westwood de privilegiado acompañante.

El paseo militar de Paul Lawrie, Chippie, que masacró a Brant Snedeker, quizá el americano más en forma en Medinah, como quien da un paseo. En la foto, el chip que embocó y que fue considerado mejor golpe de la jornada.

El partidazo de un criticado Luke Donald ante Bubba Watson, un primer punto que nos empujó a todos a creer más en la victoria.

El alucinante putt de Justin Rose en el 17 para batir a un durísimo Phil Mickelson, el mejor Mickelson que se ha visto jamás en una Ryder. Rose venía de embocar otro putt estratosférico.

Los desgraciados dos hoyos finales de Jim Furyk, al que se le aparecieron de nuevo los fantasmas del US Open y del Firestone y que vio cómo su partido ganado frente a Sergio García se tornaba en una amarga derrota con dos bogeys seguidos. Otro veterano ilustre que se marchó a casa con un rosco fue Steve Striker.

El putt de Martin Kaymer, que restituía el honor de los alemanes en la Ryder, haciendo olvidar por fin el putt de Langer en 1999.

Un diario deportivo catalán, Sport, recogía en portada el resultado de la Ryder con un titular que sobrepasa el ridículo para adentrarse en el terreno de la estulticia. Acompañado de una fotografía del ex-entrenador con sus tres hijos, la noticia es: Guardiola vibró en la Ryder.

Anuncios

El quijotismo de Michael Campbell

19 de febrero de 2012 1 comentario

¿Qué le pasa a Michael Campbell?

Out of Trouble : 133rd Open Championship 2004

Desde hace varios años que todo el mundo se pregunta lo mismo. Resulta increíble que un jugador de primer nivel, ganador de un US Open ante el mismísimo Tiger Woods, haya caído en un abismo tan profundo. Su juego y resultados bucean en el océano de la mediocridad para adentrarse en lo más profundo de la infamia.

US Open 7

Estamos ante el jugador más regular del circuíto, mucho más regular que un Luke Donald o un Steve Striker: nadie es capaz de quedar tantas veces en la misma posición (último) de forma tan consistente. Michael Campbell acumula temporada tras temporada récords negativos de golpes y de pésimas posiciones.

Estuve buscando por internet sobre el bueno de Campbell y encontré varias sorpresas y teorías:

Lo primero que me sorprendió es que Campbell no ganó el US Open por casualidad. Era un jugador bastante sólido antes de este major. Su temporada en 1999 fue espectacular, la del 2000 también fue buenísima: quedó 4º en la orden de mérito. De hecho acumula más de 21 millones de dólares en ganancias, y ha ganado 15 torneos en el circuito europeo, incluyendo un HSBC Campeonato del Mundo en Wentworth unos meses después de ganar el US Open (ese torneo le reportó un cheque de 1 millón de libras).

World Matchplay 2005 02

En el 2005 un extraterrestre se adueña del cuerpo de Campbell. Gana su major en 2005, queda 5º en el Open Championship y 6º en el PGA. Y gana el campeonato del mundo en Wentworth. Un escándalo de temporada.

US Open 8

Después de ganar su major, con sus años de exención automática y sin la presión de resultados, Cambo se lo toma con calma. Deja de entrenar duro, se abandona, no aparece por el gimnasio ni por accidente. Así lo reconoció Campbell en alguna entrevista.

En un punto posterior, Campbell se lesionó y volvió a jugar demasiado pronto. Empezó a acumular resultados espantosos. Su confianza quedó destruida. Entró en un círculo vicioso de mal juego y pérdida de confianza que le llevó a resultados cada vez más horribles.

Su record en majors es estremecedor: ha pasado 19 cortes (no está mal), pero ha fallado 28 veces los cortes. En Augusta National ha jugado 10 veces, jamás ha jugado el fin de semana.

El neozelandés juega mucho en el circuito europeo; creo que tiene exención hasta el 2015. En el 2009 Campbell pasó 3 cortes. En el 2010, pasó 1 corte. En el 2011 hizo una temporada mucho mejor pero sólo pasó 6 cortes; su mejor posición el puesto 25 en el Omega European Masters. En el 2012 lleva tres torneos jugados, tres cortes fallados. Torneo tras torneo sigue intentando volver, sin demasiado éxito.

Cambo ha buscado consejo en varios profesionales. Como se cuenta aquí, Steve Williams, el ex-caddie de Tiger, le recomendó jugar de manera mucho más agresiva. Cuando uno juega mal, lo peor es empezar a jugar de forma defensiva. Ernie Els le aconsejó lo contrario: intenta bajar de 40 golpes, así si lo consigues tu confianza mejorará. No sé a quien hizo caso al final.

Es difícil entender que un jugador con estos pavorosos resultados siga entrenando y jugando a este nivel y no se haya ido a su casa. Jugar el tour europeo es viajar sin parar, torneo tras torneo, una vida dura. ¿Donde queda su dignidad y su sentido del ridículo? El golf profesional es un deporte cruel y curiosamente muy justo. Si juegas mal, no ganas absolutamente nada. Sus ganancias en el circuito en los últimos años no le dan ni para los billetes de avión. Cambo reconoce que ha pensado más de una vez dejar el golf profesional, pero que no tendría nada mejor que hacer. Además él dice que en el campo de prácticas le sale todo. Y ahí sigue, dando un ejemplo de tesón, voluntad, fortaleza mental y quijotismo admirables.