Archivo

Posts Tagged ‘Tralee’

Arnold Palmer, un diseñador prolífico

12 de octubre de 2016 Deja un comentario

Hace algunos días fallecía a los 87 años Arnold Palmer, el Rey, uno de los grandes iconos del golf, caballero del golf, un héroe americano, el hombre que introdujo el golf en las pantallas de TV americanas.

IMG_8217

Arnold Palmer ha sido también un muy activo diseñador de campos. Más de 300 diseños en más de 25 países. Entre los más destacados están dos campos que comenté en este blog: Tralee, en Irlanda, posiblemente sea su obra maestra. Y el Palmer Course del K-Club, sede de la Ryder del 2006, otra maravilla. También tuve la suerte de conocer un campo que nunca sale en los rankings de sus mejores campos, aunque también me encantó: el Cherokee Run Golf Club de Georgia. En la foto el hoyo 15 del Newport Dunes, en Texas.

hole-15_newportdunes_texas

La realidad es que Palmer no está en la cima de los grandes diseñadores de golf: ningún campo de Arnie está en el Top 100 de campos de golf del mundo. Y que Arnold nunca tuvo muchos conocimientos de topografía o ingeniería de paisaje. Sabía de golf y tenía una imagen tan inmaculada que su nombre daba un glamour enorme al campo. Lo cierto es que supo rodearse de buenos profesionales y supervisar todos sus proyectos. Aquí vemos a Arnold Palmer en su diseño de Península Papagayo en Costa Rica.

appapagayo

Su conexión con el golf proviene de su padre, greenkeeper y profesional del campo de golf de Latrobe Country Club en Pennsylvania. Durante sus años de juventud ayudó a su padre a mover máquinas, cortadoras de césped y otras tareas ligadas con el mantenimiento de campos. Posteriormente, en sus años universitarios Arnold y sus compañeros crearon un campo de golf cerca del campus para practicar. Posteriormente se alistó en la Guardia Costera en Cape May, New Jersey, donde también construyó un campo de 9 hoyos junto a la base. Un trazado rudimentario y complejo que hizo prácticamente con un rastrillo, una pala y una cortadora de césped.

Durante su carrera profesional fue el primer golfista en dedicar tiempo a las tareas de diseño de campos. En 1972 se asoción a Ed Seay para crear Palmer Course Design Company, con sede en Ponte Vedra Beach, donde está la sede del PGA Tour. Hoy su compañía emplea a los arquitectos Thad Layton y Brandon Johnson.

arnold-palmer-design

Palmer admiró siempre los campos clásicos, donde la longitud de los hoyos no fuera el factor determinante de su dificultad. De hecho abogaba por una reducción obligatoria de la velocidad de la bola de golf para evitar tener que construir campos tan largos como se juegan hoy. Le gustaban los campos estratégicos, en los que no es lo mismo ir a un lado u otro de la calle para acceder al green.  Esta foto ilustra uno de sus diseños en China, el Pure Scene de Kumming.

kunming-14-pano-behind

En cuanto a su estilo, le gustaba decir que no tenía un sello propio y fácil de diferenciar: le gustaba hacer campos diferentes en estilo y estructura y probar elementos nuevos que añadieran tiros de golf diferente: en definitiva hacer campos más divertidos.

Arnold Palmer recibió el ASGCA Donald Ross Award en 1999, la más alta distinción que otorgan los arquitectos americanos a sus colegas.

Estatuas de golf

11 de noviembre de 2015 Deja un comentario

A veces ir a un campo de golf es como ir a un museo. Y no me refiero a los venerados links. Una de las cosas que más solera da a un campo es vestirlo con una placa conmemorativa, un cartel o incluso una estatua; en esta generación selfie, donde todo el mundo tiene un móvil en el bolsillo, las estatuas son mucho más fotogénicas que un prado verde con una bandera al fondo. Así que, señores responsables de campos, pongan una estatua junto al green del 18.

Por ejemplo, en Tralee, un gran links irlandés, ¿Quiere usted que se sepa bien claro que Arnold Palmer ha diseñado el campo de golf? Nada mejor que una estatua en tamaño real, para dar la oportunidad del selfie de turno.

IMG_8217

En Ballybunion, otro links de los mejores, se recuerda la partida de un gran jugador, un caballero dentro y fuera del campo y que falleció trágicamente y se convirtió en una leyenda.

IMG_8369

Waterville, un campo links muy activo en esto del marketing, es un festival de placas y estatuas. ¿Se muere usted por comunicar que en su campo también jugaba regularmente Payne Stewart? Una placa sería poca cosa: estatua al canto.

IMG_8584

La más famosa estatua de Payne Stewart, recreando la celebración de un putt, es la que preside la entrada en el campo de Pinehurst, que fue donde ganó su US Open en 1999.

payne-stewart-statue

Sigamos en Waterville: ¿Y que pasa con el diseñador del campo? ¿Acaso no merece otra estatua? Pues se pone otra y punto.

IMG_8510

¿Cómo se puede hacer recordar al jugador que pisa un terreno sagrado? Explicando la historia del hoyo más famoso del campo. La historia es estremecedora.

IMG_8553

¿Hay proezas que deben ser recordadas? No hay problema: otra placa más.

IMG_8565

Y otra placa más recordando el punto más escénico del campo.

IMG_8572

En Killeen Castle hay una estatua icónica del diseñador del campo haciendo un swing.

kileen_fore

Aunque el gesto más recordado de Jack Nicklaus lo podemos ver inmortalizado en el Salón de la Fama de Georgia.

767351

O en Muirfield, Ohio, el campo del Oso Dorado, enseñando a un niño.

jack-nicklaus-statue

O en Valhalla, en Louisville, Kentucky, como diseñador, con Dwight Gahm, el fundador del campo.

Zenos_Frudakis_Jack_Nicklaus_Louisville

La estatua más fea que he visto nunca es la de Pete Dye en la entrada del Teeth of the Dog, en República Dominicana. La verdad es que él nunca fue un adonis.

IMG_7775

En España, obviamente rendimos homenaje a Seve Ballesteros con dos estatuas: Una en Santa Marina que recrea su swing.

santa marina

Y otra en Pedreña donde se recrea, quizá con menor fortuna, su triunfo en el Open Championship.

ballesteros-homenaje_628x350

Añado la estatua más fea, extravagante y ridícula que he visto nunca. Está en el campo de golf de Las Matas (el Nuevo Club de Campo). Un tipo sin ropa haciendo un swing.

IMG_4549

Un amigo me envía una placa del Glen Abbey Golf Club, en Ontario, Canada, con la hazaña del jugador más ilustre que ha pisado sus calles.

IMG_9371

Lo curioso de la placa es que no recree el golpe con el que ganó el torneo, uno de los más famosos de su carrera, golpe del año en el PGA Tour del 2000; desde un bunker de calle Tiger dispara un hierro 6 de 195 metros.

 

 

Tralee Golf Links, Irlanda

19 de junio de 2015 4 comentarios

Tralee es una bonita ciudad del condado de Kerry, al oeste de Irlanda. A unos 20 minutos de su centro, y junto al mar, accesible por una ridícula carretera de un sentido (y medio), está el links de Tralee. El club data de 1896, pero el campo actual es de 1984 y está diseñado por el rey, el insigne Arnold Palmer.

IMG_8217

Estamos ante dos vueltas de 9 hoyos links de extraordinario nivel, ambas de un carácter muy diferentes. Los primeros 9 hoyos bajan y ascienden por una suave pendiente hacia el mar; más que de links parece un campo tipo acantilados. Los segundos nueve (gloriosos del 11 al 17) serpentean por unas dunas enormes, en un routing increíble, con hoyos imposibles, y muy divertido. Como es costumbre en Palmer, nos enfrentamos además a greenes muy grandes y sinuosos, como éste del hoyo 1.

IMG_8236

El hoyo 1 apunta directamente hacia el mar y contra el viento predominante. Ante nosotros se extiende un par 4 descendente, enmarcado por unas vistas espléndidas con la roca de Mucklough en la lejanía. La calle es ancha y no debe dar problemas. Un hoyo precioso para empezar.

IMG_8218

Y muy pronto llega un hoyo 2 par 5 estratosférico, creo que uno de los mejores del mundo. Un dogleg brutal hacia la derecha sorteando acantilados. No es sólo vistas; la calle es un pasillo que ofrece muchas posibilidades hasta llegar a un green enorme y colgado del acantilado. Ignoro si alguien como Bubba Watson puede acortar el acantilado: para los mortales, no es una opción.

IMG_8225

Bordeando el dogleg se baja a una playa deliciosa (aunque nadie se bañe jamás).

IMG_8229

Es la famosa playa donde David Lean rodó en la película “La hija de Ryan“.

La hija de Ryan

Sin tiempo para reponerse, el hoyo 3 es un par 3 de postal. Con un torreón del siglo XI en la lejanía, enmarcado en las montañas de la bahía de Tralee y la isla de Fenit, hay que superar un amenazador acantilado de piedras. Un par 3 no muy largo para disfrutar.

IMG_8230

Continúa un par4 con una salida semiciega en sentido ascendente. El green está bien escoltado por varios pot bunkers.

IMG_8232

El hoyo 6 es un par 4 con una salida a una calle ascendente y que gira en dogleg hacia la derecha. El green está en bajada y cuenta con escapatorias onduladas y fuertes caídas de derecha a izquierda. La foto, desde el rough.

IMG_8239

El hoyo 7 parece un par 3 al revés, ya que el tee está en una ubicación espectacular, en un pequeño cabo rodeado de la bahía de Tralee, y el green más interior, sobre una duna gigante. Aunque seguramente el green está donde tiene que estar por el viento huracanado. El vendaval exige dos o tres palos más para llegar. El green es estrecho, en subida y está bien protegido por pot bunkers.

IMG_8248

El hoyo 8 es un excelente par 4 que bordea el canal de Barrow, la lengua de agua que lleva al puerto y, al parecer, uno de los mejores lugares de Europa para avistar pájaros. Un par 4 clásico tipo Cape.

IMG_8249

El green está escoltado por el torreón de piedra. Pero no debe distraer: es una superficie enorme y que esconde casi una cordillera de montículos.

IMG_8257

El hoyo que cierra la primera vuelta está en restauración, por lo que se debe jugar con una especie de alfombrilla de plástico para no dañar la calle. Una muestra de la fragilidad de las dunas y de su vegetación. Un par 5 ascendente y con muchos bunkers en medio y bordes de la calle.

IMG_8259

El hoyo 10 es un hoyo absurdamente largo y difícil, un par 4 en ligero dogleg a la izquierda. Mi caddie me explicó que el diseño fue modificado recientemente; leí que por Tom MacKenzie: en este hoy no estuvo muy lúcido. Lo que era un precioso par 4 en dogleg ha sido “americanizado”, es decir, ha alargando el tee de salida 50 metros. Antes el tee estaba más cerca del green del 18. Ahora los bunkers de calle no entran en juego y tenemos un segundo tiro con un hierro largo a un green muy movido.

IMG_8275

Lo que sigue son una serie de hoyos impresionante. El 11 es un par 5 brutal, que asciende una duna montañosa enorme hacia un green lejano en las alturas.

IMG_8276

Un segundo tiro ciego debe ir fuerte y recto para tener opciones de alcanzar el green de tercer golpe.

IMG_8284

El hoyo 12 es el hándicap 1 del campo, y es un señor hoyazo de los que quedan en la memoria para siempre y que justifican el viaje. La salida es ligeramente descendente hacia una calle que serpentea hacia la izquierda. Un buen drive llevará la bola muy abajo en la duna.

IMG_8293

El green, en lugar de estar donde uno esperaría que estuviese, está colgado en alto de una duna gigante a la que se accede por una calle que parece un pasillo.

IMG_8294

El 13 es un par tres también inverosímil: entre el tee y el green en alto hay un barranco que parece el Gran Cañón.

IMG_8296

El 14 es otro gran par 4 recto. Desde un tee elevado podemos admirar una vista espectacular. Al fondo, la playa donde Roger Casement, el nacionalista irlandés protagonista del libro de Mario Vargas Llosa “El sueño del Celta“, desembarcó el viernes Santo de 1916. Ahí fue detenido, trasladado a Londres y ejecutado.

IMG_8300

Otro green amplio y con pianos, bien visible desde el tee del 12, con una sensación de naturalidad espectacular.

IMG_8288

El 15 es un hoyo curioso. El tee de salida está bien aislado, junto a un barranco temible. Es un par 4 muy corto; basta poner la bola en una pequeña plataforma y desde ahí atacar a un green escondido entre dunas.

IMG_8310

El 16 es un par tres escénico, excelente, como todos los pares tres de este recorrido. Desde 200 yardas, un barranco nos aleja del green guardado por el viento y por los pot bunkers. La costa guarda, al parecer, los restos de muchos barcos españoles de la Armada invencible.

IMG_8312

Un magnífico par 4 paralelo a la playa antes mencionada nos dejará sin aliento. Desde un tee en alto tenemos una calle que serpentea hacia un green elevado entre dunas.

IMG_8313

El green en alto es grande y con escapatorias singulares. Un gran par 4.

IMG_8318

Para terminar, un par 5 hacia la casa club, relativamente corto. Hay que evitar los 13 bunkers que protegen el acceso al green. Un buen hoyo final para terminar este gran links.

IMG_8325