Archivo

Posts Tagged ‘Trump Golf Links at Ferry Point’

El swing de Donald Trump

13 de mayo de 2016 Deja un comentario

Ya comenté hace algún tiempo que todos los últimos presidentes de Estados Unidos han sido golfistas. Así que si seguimos esta estadística parece que Donald Trump, empresario de éxito en el mundo del golf (con campos como éste o éste), cuenta con ventaja. Me parece que Hillary Clinton no suele acompañar a su marido en sus rondas de golf.

El swing de Donald Trump es poderoso y notable para un hombre de su corpulencia. Un jugador de cadera, con potencia, y que luce un hándicap 3. Rick Reilly, en su libro “Who’s your Caddy“, explica que es un jugador brutalmente tramposo. Este vídeo muestra su swing.

Hank Haney también analizó el swing de Trump.

Quizá sea por ello por lo que si los golfistas votaran, Trump arrasaría. Así lo dice una encuesta reciente en Estados Unidos.

 

 

 

Los cambios en el Ailsa Course de Trump Turnberry

3 de mayo de 2015 3 comentarios

Donald Trump es un empresario millonario norteamericano algo extravagante que hizo su fortuna en negocios inmobiliarios. Desde hace tiempo está apostando por el golf de calidad. Hace poco nos hacíamos eco del Trump Golf Links at Ferry Point, su nuevo campo en Nueva York. Hoy comentamos los cambios que va a realizar en el campo de Ailsa de Turnberry (ahora Trump Turberry), sede de 4 Open Championships (el último, el de 2009, el Open de Tom Watson… que ganó Stewart Cink). Trump compró el hotel y el campo en 2014.

watson1dennis

El campo data de 1906 y es diseño de Willie Fernie. Después de las dos Guerras Mundiales, donde se construyó una pista de aterrizaje sobre sus calles, Philip Mackenzie Ross reconstruyó el campo en 1951.

El arquitecto inglés Martin Ebert, de la firma Mackenzie & Ebert, será el encargado de la transformación. Ambos arquitectos británicos (MacKenzie es escocés), se les conoce por su trabajo en los grandes campos del Open Championship, los “museos del golf” los llama MacKenzie. Discípulos de Donald Steel, con quien trabajaron hasta formar esta compañía, son arquitectos que conocen bien a los clásicos y que han tenido el honor y la responsabilidad de rediseñar las “Monas Lisas” del golf.  Los cambios comenzarán en verano después del Open Championship femenino. El campo se cerrará en septiembre y se reabrirá en Junio de 2016.

Según Trump, los objetivos son retener el routing del campo, pero enfatizando las vistas espectaculares sobre la costa. Para ello se construirán 9 greenes completamente nuevos, que intentarán tener algo más de movimiento pero sin desentonar respecto del resto. Se trata de intentar tener más posiciones de bandera. Este video imprescindible resume todos los cambios.

En resumen son:

  • El hoyo 1 será alargado con nuevos tees y un nuevo green.
  • El hoyo 4, par 3, también verá un nuevo green.
  • El hoyo 5 contará con nuevos tees de salida y green nuevo, y se jugará como un par 5 para los amateurs y como un par 4 para los profesionales.
  • El hoyo 6, un largo par 3, será acortado con un nuevo green ubicado contra un fuerte desnivel de dunas. El tee se pondrá en el borde de las dunas, sobre la playa. Ebert explicó que no tenía sentido tener dos pares 3 tan largos (más de 200 metros) y tan juntos (ya que el 9 será también un largo par 3). Según Ebert se va a construir uno de los mejores pares 3 del mundo. Como dice el video, Tunberry tendrá un “Postage Stamp”, un “sello de correos” en referencia al hoyo corto de Royal Troon.
  • El hoyo 9, par 4, será transformado, como decía, por un par 3 largo. Se mantiene el carry sobre los acantilados y el océano. El green estará más cerca del famoso faro, el punto central del campo e imagen icónica del mismo.

1753736-turnberryailsaaerial

  • El hoyo 10, par 4, que ya vio cómo Ebert construyó un nuevo tee para profesionales que se estrenó en el Open del 2009, verá este tee todavía más retrasado y se convertirá en un par 5. El green se moverá hacia atrás donde está el green del hoyo 11, teniendo el mar en los dos lados.
  • El 11 también se jugará como un nuevo par 3 entre la costa.
  • El hoyo 14 tendrá un nuevo green con vistas al mar, ubicado donde hoy está la calle del 9.
  • El hoyo 17 tendrá un nuevo green y se convertirá en un par 4.

1977_Tom_Watson_an_2970969k

  • Y para terminar el 18, denominado “Duel in the Sun” por la pelea entre Tom Watson y Jack Nicklaus en el Open de 1977, será alargado y convertido en un hoyo más recto, con nuevos tees desde lel banco de dunas. Antes era un dogleg donde los espectadores no veían a los jugadores hasta que llegaban a la esquina del dogleg. Ahora todo el hoyo se verá desde el tee, y el tiro de salida será mucho más estratégico, dando opciones de jugar corto desde el tee y tener un segundo tiro largo, o arriesgar con el driver para tener un approach corto.

¿Es razonable intentar mejorar una obra maestra? ¿Los cambios destruirán el encanto del campo? Esperamos ver pronto el resultado.

Un nuevo campo de golf en Nueva York

11 de marzo de 2015 2 comentarios

El 1 de abril se inaugura en Nueva York el primer campo de golf en 52 años. Desde hoy pueden ustedes hacer sus reservas por internet. El campo es público y se llama Trump Golf Links at Ferry Point. El diseñador: Jack Nicklaus. El promotor: Donald Trump. 0W8A0174 El campo está localizado en el Bronx, sobre un antiguo vertedero. Reconvertirlo en campo de golf ha costado la friolera de 269 millones de dólares. Esto hace que sea el campo público más caro de la historia de Estados Unidos. Donald Trump se está creando una colección de campos impresionante, muchos sedes futuras (o pasadas) de Grandes: Trump National Bedminster en New Jersey (sede del PGA de 2022), Doral en Miami (sede del Cadillac Championship), Trump International Golf Links en Aberdeen… Su penúltima adquisición: Turnberry en Escocia (4 Opens). Trump significa lujo y calidad golfística. Pronto veremos un torneo del PGA Tour en este nuevo campo neoyorkino. 0W8A0115 Disfrutar de las vistas del skyline de Manhattan no será excesivamente caro, para lo que es el golf en Estados Unidos: lo más barato será 141 dólares para residentes entre semana. Para no residentes en fin de semana, habrá que pagar 215 dólares.