Inicio > Casa Club > El declive del golf

El declive del golf

29 de diciembre de 2014 Deja un comentario Go to comments

cover theeconomistEl último número doble de la revista The Economist analiza en este artículo el lento declive del golf en el mundo occidental, y sus intentos por reinventarse para unas nuevas generaciones nacidas bajo el influjo de los juegos de ordenador. Como siempre en esta revista el artículo está fundamentado en datos y bien argumentado. Y como es habitual también, esta cuajado de medias verdades, generalizaciones categóricas e importantes majaderías. Lo resumo y lo comento:

El año pasado 25 millones de personas jugaron al golf en Estados Unidos, un 18% menos que en 2006, aunque la población ha crecido un 6% en este periodo. El golf, sentencia The Economist, no atrae a los jóvenes y a las minorías. Y mucha gente lo ha abandonado. Esto hace que hoy haya demasiados campos en Estados Unidos: 14,600 de los cuales 160 cerraron el año pasado. Un experto señala que hacen falta 10 años duros para adecuar la oferta a la demanda actual. Ser diseñador de campos de golf es hoy una profesión poco rentable.

Se juegan menos vueltas de golf y esto hace que se venda menos material de golf. Quizá por ello, mi impresión es que los fabricantes se vean obligados a sacar material nuevo (¡más distancia!) con mas frecuencia. Difícil rentabilizar tanto lanzamiento: las marcas se embarcan en una carrera frenética hacia su abismo financiero. Las audiencias en TV también han sufrido un importante declive, pero creo que esto se debe a que falta Tiger Woods.

Fuera de USA el golf sí que crece en algunos sitios. Por ejemplo, en China, aunque se ralentiza ahora el ritmo de construcción de campos. Pero en mercados maduros, como Australia, Japón, Inglaterra, Irlanda e incluso Escocia el número de jugadores desciende año a año.

¿Por qué el golf está en declive? El autor apunta varias razones:

  1. La naturaleza del juego, calmada y meditativa, no encaja con el frenético modelo de vida que tenemos en este siglo XXI digital. La gente, dice, no tiene hoy tiempo para nada. Y el golf requiere demasiado tiempo. (Aunque pueda tener parte de razón, creo que es precisamente este espíritu lo que hace atractivo al juego).
  2. El golf no es fácil. Uno no puede dejar de practicarlo para mejorar. Tiene un libro abarrotado de reglas. Para ilustrar que el golf no es un deporte fácil y calmado, y que estresa a mucha gente, The Economist subraya lo que dijo el marine que mató a Bin Laden: “es más estresante que el combate”. Muchas gracias señor, pero por que usted no sea capaz de hacer un buen swing no hay que generalizar. Este deporte no es para todo el mundo.
  3. Otro argumento algo ridículo: como el nivel de juego aumenta con mejor material y mejores profesionales, los campos se hacen más difíciles, y esto ahuyenta al jugador medio. El que escribe el artículo debe suponer que esto sucede en todos los campos. Además, tenemos el handicap. ¿En qué deporte puedes ganar al número 1 del mundo con un día inspirado?
  4. La razón más relevante para explicar el declive es la economía. Los clubs elitistas y resorts de lujo van bien; un 45% de los jugadores de golf en USA pertenecen a la franja salarial de los que ganan más de 100.000 dólares al año. Pero los “baratos” sufren mucho la caída de la economía y cierran.
  5. También la crisis, dice el artículo, conlleva otros efectos: se dejan de construir campos municipales para dedicar recursos públicos a otras necesidades. (Me parece perfecto, así no compiten de forma desleal con los privados.)
  6. El golf socialmente está mal visto. Los padres que juegan dejan a sus hijos a su mujer para poder jugar. Para aliviar su culpa, les apuntan a clases. Pero hoy los niños hacen muchos deportes, y no se acaban enganchando. Además, como hay más divorcios, los padres suelen preferir tener los fines de semana libres para poder estar con los niños.
  7. Atraer a la generación de los “millenials” es muy difícil. Una generación pegada a un smartphone, siempre conectada, que exige una gratificación instantánea. El golf no es para ellos. Además el golf parece más fácil si se juega en la PlayStation de lo que es: al parecer los jóvenes acostumbrados a jugar en una pantalla luego sufren y se frustran cuando salen a jugarlo. Y hoy hay más ofertas de ocio que compiten por la atención de cualquiera. the-golf-club-fall-07_1600.1390420446
  8. El golf está chapado a la antigua, tiene demasiadas reglas de etiqueta y algunas no pasan el filtro de lo políticamente correcto. Esto, dice el redactor de The Economist, tiene su encanto pero también daña su atractivo. Para mi éste es un argumento necio: si hay un deporte noble, caballeroso con el rival, que exija paciencia y construya humildad, es éste.
  9. El golf realmente no es un deporte. Los campos son tan largos, dice, que la gente va en buggie: deja de ser atractivo (aquí coincido con el articulista: al golf se debería jugar andando).
  10. Hay demasiados órganos de gobierno en el golf que no se ponen de acuerdo. Un cambio de reglas lleva demasiado tiempo. Esto hacer que el deporte no avance.

Aunque exista un poso de verdad en todo lo anterior, las ideas que propone el artículo me parecen en muchos aspectos caducas, poco serias o directamente disparatadas:

  • Los americanos hacen campañas para que la gente juegue más 9 hoyos. Impresionante descubrimiento.
  • Los japoneses han inventado “lonely golf”, donde uno aparece en el campo y juega con el que le toque. Vaya novedad.golf corea
  • Los coreanos (ya comenté lo locos que están por el golf) juegan mucho “screen golf”, es decir, golf en simuladores urbanos. Y están creciendo en USA. Pues no, no es golf.
  • Los americanos también proponen el footgolf, una especie de híbrido entre golf y fútbol. A pesar de las pintas de los jugadores, esto tampoco es golf.

Las_Vegas_FootGolf

  • Algún iluminado dice que hay que agrandar el agujero del hoyo para hacerlo más fácil. Quizá ayude más a los malos putteadores que a los buenos jugadores.

Termina el artículo hablando de la oportunidad que ofrece el golf olímpico: mucha gente lo va a ver en TV por primera vez. Si a estas alturas todavía ni tenemos campo. Triste consuelo…

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. 4 de agosto de 2016 a las 16:36
  2. 2 de noviembre de 2016 a las 17:12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: