Inicio > Casa Club > La publicidad y el golf

La publicidad y el golf

1 de febrero de 2014

Muchas empresas asocian su imagen al golf. Estuve mirando cuántos torneos tienen en su nombre una marca comercial. Salvo los Majors y el The Players, prácticamente todos los torneos del PGA Tour tienen su sponsor; algunas marcas incluso apoyan dos torneos. Frys.com, Shriners Hospital for Children, CIMB, HSBC, Wendy’s, OHL, ISPS Handa, Northwestern Mutual, Franklin Templeton, Hyundai, Sony, Humana, Farmers Insurance, Waste Management, AT&T (dos torneos), Northern Trust, Accenture, Honda, seepuertorico.com, Cadillac, Valspar, MasterCard, Valero, Shell, RBC (dos torneos), Zurich Classic, Wells Fargo, HP, Crowne Plaza, Nationwide Insurance, FedEx (un torneo aparte de la copa), Travelers, CVS Caremark, John Deere, Bridgestone, Wyndham, Barclays, Deutsche Bank, BMW y Coca-Cola apellidan a todos los torneos del calendario. Además muchas de estas marcas imprimen sus logos en los polos, las bolsas y las gorras de los jugadores, además de las obvias marcas fabricantes de material de golf.

El European Tour, cada vez menos europeo, cuenta con menos torneos con marcas. No somos un mercado único: hay una combinación de marcas globales y otras más regionales o locales: City of Ekurhuleni, Alfred Dunhill (dos torneos), Nedbank, ISPS Handa (dos torneos), HSBC, Commercialbank Qatar, Omega, Accenture, DRB-HICOM, Cadillac, Maybank, Volvo (dos torneos), BMW (dos torneos), Nordea, Lyoness, Alstom, Aberdeen Asset Management, M2M, Bridgestone, D+D, Omega y KLM.

Todo esto genera notoriedad, invitaciones a clientes en los ProAms y un acceso privilegiado a su target. Pero hoy quería traer otro ángulo a la relación de las marcas con el golf. En comunicación publicitaria la mejor manera de comunicar unos valores es predicar con el ejemplo y aportar algo al consumidor que sea realmente relevante. Traigo dos ejemplos perfectos de lo que es asociarse bien al golf.

Air France KLM ofrece a los usuarios de su programa de fidelidad Flying Blue la posibilidad de ser socios del Club Flying Golf. El único requisito es apuntarse. Y además de una website dedicada con artículos relacionados con el golf, los titulares del programa tienen un servicio absolutamente maravilloso: llevar los palos de golf es gratuito.

flyingblue

Otro ejemplo evidente: multitud de marcas de coches apoyan al golf: Hyundai, BMW o Peugeot llevan años apostando por torneos estrella o circuitos nacionales. Lexus, que patrocina no un torneo sino un conjunto de campos (St Andrews Links), intenta aportar algo más que un pellizco a los golfistas: es la única que se preocupa por el problema de cómo llevar palos en el coche. Me contaron que todos sus coches admiten una bolsa de palos en el maletero sin tener que sacar las maderas o hacer extraños malabarismos. Otras marcas, mucho más presentes en torneos, ni mencionan esta importante circunstancia en los preciosos folletos de sus modelos.

LEXUS_GS_350_CC_VH_MOD_INSIDE_005_OPEN_tcm862-1124757

Puede ser ambos detalles sin importancia para cualquier persona, pero los golfistas agradecemos estos gestos. Mi siguiente viaje, con Air France. Y sí, conduzco un Lexus.

A %d blogueros les gusta esto: