Archivo

Posts Tagged ‘Kyle Phillips’

Kingsbarns, Escocia

23 de febrero de 2012 6 comentarios

No parece una gran idea irse a jugar a un campo a 10 km de St Andrews, un pueblo que acoge al Old Course y otros 6 campos de golf. Además este campo es carísimo, sobre todo para los estándares de Escocia: en 2010 nos costó 180 libras, y en 2012 te clavan 195 libras (hay un pack que baja algo el precio: si juegas éste y Duke’s te sale por 250 libras). Y es un campo relativamente nuevo, abierto en el 2000 y sin la historia ni el glamour de los demás campos de la zona.

Pero si uno va con palos por la zona, creo que es obligatorio jugar en Kingsbarns. Tuve la suerte de conocerlo en junio de 2010, y este año repetiré. Es posiblemente el campo más impresionante en el que he paseado mi bolsa. Hoyos muy variados, en todas las direcciones, vistas espectaculares, greenes de todos los colores, campo en perfecto estado.

Al parecer se jugaba por ahí desde el siglo XVIII, pero fue en la década de los 90 cuando un diseñador americano llamado Kyle Phillips firmó esta maravilla. Este es un campo para disfrutar, un links visualmente precioso. Desde prácticamente todos los hoyos tienes unas vistas espectaculares del mar. Phillips es un experto en links, la forma más pura de jugar al golf. Según dice, los links son campos para jugar match play, donde el concepto par no existe, y por eso puedes encontrar hoyos duros, donde los obstáculos y trampas son brutales. Aquí hay dunas irregulares, bunkers profundos y greenes llenos de trampas que no hay manera de coger si no es desde el sitio correcto.

El terreno es ideal para hacer un links: pegado al mar, suelos arenosos y ondulados cubiertos de césped. Lo alucinante es que sea diseñado; parece un campo de siglos de vida.

Algunas fotos que tengo de mi viaje anterior: La casa club es relativamente modesta: los dueños han invertido en la verdadera joya: el campo. Las duchas no aptas para pudorosos. Desde la ventana donde degustas tu cervezón al terminar la vuelta ves perfectamente el green del 18, un hoyo precioso para acabar.

Andando a unos metros de la casa club puedes calentar en un campo de prácticas modélico.

Este es el starter del hoyo 1, pegada a la casa club. Un par 4 en bajada hacia el mar.

El hoyo 9 es un par 5 que vuelve hacia la casa club. En el suelo una placa celebra un golpe histórico.

El hoyo 12 es un par 5 cuya calle, en forma de media luna, está pegada literalmente a la playa. Te obliga a elegir la mejor línea para atacar la calle, el clásico riesgo / recompensa. Recuerda mucho al 18 de Pebble Beach.

El hoyo 15 es un par 3 donde tiras literalmente por encima del agua.

El 18 es un hoyo terrorífico para terminar una vuelta. El drive hacia una calle en alto, contra el viento, y luego tienes un tiro a un green en alto, alargado y con una pendiente tremenda. El tiro hay que ejecutarlo cruzando una vaguada y un arroyo. Si el approach te sale corto, te vas al agua.

Si entra algún campo nuevo en la rotación del Open Championship… ¿por qué no Kingsbarns?