Archivo

Posts Tagged ‘Golf de Caldes’

Golf de Valdeluz, Yebes (Guadalajara)

27 de julio de 2013 1 comentario

Ciudad Valdeluz es un proyecto urbanístico estremecedor. Aprovechando el emplazamiento de una parada en la línea de AVE a 13 km de Guadalajara, en unas dehesas desérticas se comenzó la construcción de una ciudad prevista para acoger 30.000 habitantes, entregando las primeras viviendas en el año 2006. Este artículo explica el despropósito, uno de los iconos, junto a Seseña, del desastre económico español. A día de hoy algo más de 1000 personas habitan en una ciudad casi fantasmal. Junto a la ciudad se construyó un campo de golf que comentamos hoy en este blog.

20130727-131807.jpg

El Golf de Valdeluz es un campo corto y divertido. Un recorrido amable diseñado por Ramón Espinosa, diseñador español del que ya comentamos su espléndido trabajo en el Golf de Caldes. El campo discurre en un terreno bastante plano, aunque varias vaguadas han de ser sorteadas por sinuosos caminos o por puentes. Varios árboles en crecimiento se combinan con enormes encinas y tres lagos artificiales que no entran demasiado en juego. Las calles son anchas, el rough es muy generoso, hay muchos bunkers con forma de amebas pero bastante planos y los greenes son rápidos, amplios y ondulados (en la foto el green del hoyo 11). El mantenimiento es muy bueno, aunque los bunkers tengan una arena seca y dura que complica mucho las sacadas. El día que jugué soplaba un viento caliente y fortísimo, aunque no sé si es lo habitual.

IMG_2243

El hoyo 1 nos enfrenta a un par 5 con una salida complicada, ya que debe sortear una vaguada para llegar a calle con viento en contra. Un fuera de límites espera en la parte izquierda. No me parece un buen primer hoyo porque jugadores buscando bolas pueden provocar tapones en la salida.

IMG_2256

La calle es bastante recta y sinuosa y desemboca en un green algo elevado en la parte izquierda.

IMG_2257

El hoyo 2 es un par 3 relativamente corto, donde veremos la bandera escondida tras unos árboles. Nos espera un green con dos plataformas y fuerte caída desde el fondo, pero es una buena oportunidad de puntuar.

IMG_2258

Para llegar al hoyo 3 hemos de caminar entre un bosque de encinas por un camino retorcido. La salida del hoyo 3 debe realizarse con prudencia, ya que después de una loma espera un terreno en caída hacia un lago, que protege el green. Varios árboles en medio de la calle pueden obstaculizar el tiro. Con coronar la loma basta para tener un tiro franco al green. Los muy pegadores pueden intentar acercar la bola por la parte izquierda. Al fondo, la torre de una desangelada estación del AVE.

IMG_2259

El hoyo 4 es un nuevo par 5 con la calle en forma de S, aunque sin excesivas curvas. El hoyo discurre paralelo a la estación del AVE. Con viento a favor estamos ante la oportunidad de alcanzar el green de dos golpes aunque el segundo tiro será semiciego.

IMG_2260

Los hoyos 5 y 6 son sendos pares 4 de excelente factura. Encinas enormes enmarcan las calles de estos dos hoyos. El hoyo 5 describe un pequeño dogleg hacia la derecha por lo que permite acortar para alcanzar el green. El tiro óptimo es por encima del bunker de la derecha. Incluso la calle del hoyo 4 no es mal sitio.

IMG_2261

El hoyo 6 es el hándicap 1 del campo. Nuevamente una salida preciosa en dirección a una calle en la que una inmensa encina puede obstaculizar el segundo tiro. Las dos encinas enmarcan la calle, que después se mueve hacia la izquierda. Por la derecha de la misma es el tiro ideal a un green que cuenta con un obstáculo de agua al fondo.

IMG_2262

El hoyo 7 es un dogleg hacia la derecha. Hay que evitar el bunker de calle. Aunque los bunkers de protección del green están bastante alejados del mismo, el problema es un green muy grande y con muchas caídas.

IMG_2237

El siguiente hoyo es un par 4 en ligero dogleg hacia la derecha. Una calle ancha como una autopista. El green está algo más bajo que la calle.

IMG_2238

Dos pares 3 continúan. El que cierra la primera vuelta es un tiro que cruza una arbolada vaguada para acceder a un green algo más elevado y situado a más de 150 metros.

IMG_2240

Jugamos un par 5 en el 11, con la calle bastante ancha que gira ligeramente hacia la derecha. La línea para llegar de dos es el bunker de calle. Otro bunker espera aunque bastante alejado del green.

IMG_2242

El hoyo 12 es un buen par 3 de 175 metros. El agua realmente no debería entrar en juego.

IMG_2244

El hoyo 14 es otro par 5 recto y plano, que como mayor problema cuenta con un pequeño estanque en la entrada del green. Tampoco hay que cerrar demasiado la bola por el fuera de límites de la izquierda.

IMG_2247

Un nuevo par 3 bastante singular continúa. El green está elevado y bien protegido por multitud de bunkers. Es un green enorme y con muchas caídas.

IMG_2248

Los hoyos 16 y 17 vuelven hacia la casa club bordeando los terrenos de alguna urbanización futura. El 17 es el handicap 2 del campo, un buen par 4 protegido por sendos bunkers a derecha e izquierda de la calle. Una encina preciosa protege el green por su parte derecha.

IMG_2253

El hoyo 18 cierra el campo con un curioso y divertido par 4 alcanzable desde el tee. Con la casa club al fondo, debemos cruzar una vaguada y disparamos a un green invisible escondido en la parte izquierda y protegido por árboles. Un hoyo muy singular para terminar este nuevo campo.

IMG_2254

La turbulenta historia del Golf de Caldes

26 de diciembre de 2012 5 comentarios

Hace poco comenté el diseño del Golf de Caldes. Me sorprendió el hecho de que un campo de tan buen nivel contara sólo con 9 hoyos y con una casa club enorme (con más de 4.000 metros cuadrados) y bastante desangelada.

IMG_0604

En el interior de la casa club hay una maqueta de un campo de 18 hoyos. ¿Qué pasó con los otros 9? Mientras pego bolas en el campo de prácticas, me cuentan que el campo es de origen japonés, y esto acrecienta mi curiosidad. Estuve rastreando por la hemeroteca de La Vanguardia para entender la historia de este campo. Mi relato es incompleto y seguramente inconsistente. Construir un campo de golf es un proceso complejo. No conozco todos los datos, pero la historia que leo ilustra perfectamente cómo una sistema administrativo politizado, parasitario, obstruccionista y poco operativo conspira contra quienes quieren invertir y crear riqueza.

IMG_0631

La construcción del golf de Caldes ha estado plagado de burocracia, ilusos promotores, ecologistas desinformados, políticos ineptos y navajazos políticos entre administraciones. En 1986 el grupo japonés Spain ITC empezó a establecer contactos para construir un campo de golf en España. Tras negociar con varios ayuntamientos, el grupo eligió una finca magnífica de pinos en Caldes de Montbui, ya que fue este ayuntamiento quien ofreció las mejores condiciones económicas, con el beneplácito de todos los grupos políticos. Tras la firma de un convenio, las obras comenzaron en 1989. Era una época de crecimiento, mucha inversión y un gran número de proyectos de golf en marcha. Leo con nostalgia que eran años difíciles para encontrar mano de obra: todo el mundo trabaja en las obras para los Juegos Olímpicos de Barcelona. El proyecto se encargó al  arquitecto español Ramón Espinosa. La inversión fue de unos 60 millones de euros. En 1990 se habían construido 12 hoyos y la sede social. Aquí un publirreportaje sobre lo que iba a ser este campo.

IMG_0627

Con la construcción de una presa hidráulica para abastecer de agua al campo los japoneses empezaron a vislumbrar el desastre. El convenio establecía que la construcción de la presa debería ser financiada en parte por subvenciones públicas gestionadas desde el ayuntamiento. Sin embargo el ayuntamiento no solicitó estas subvenciones hasta 1991, y posteriormente fueron denegadas por la Generalitat (según los solicitantes por discrepancias políticas). El ayuntamiento pretendió cobrar las certificaciones de obra a los promotores (obra no realizada, por cierto) y les acusó de tener una deuda impagada por estos conceptos cercana al millón de euros. Como medida de presión, el ayuntamiento, entonces gobernado por un tripartito replicado más tarde en la Generalitat, denegó la licencia de apertura y cortó el suministro de agua y gas al campo. Incluso un concejal de IC acusó de intento de soborno a un presunto representante del grupo japonés. Los japoneses negaron las acusaciones.

IMG_0632

En 1995 el ayuntamiento inició un procedimiento de subasta del campo por impago, proceso que fue recurrido por la empresa. La lectura del recurso muestra que el ayuntamiento empleó el dinero aportado para la construcción de la presa por los ilusos japoneses para otros fines, desechando la construcción de la presa por ser una obra “faraónica e innecesaria”, en palabras de su alcalde. Se amenazó con el cierre definitivo del campo. Finalmente, en mayo de 1988 el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña declaró que las deudas del grupo japonés promotor tenía con el ayuntamiento eran “ficticias”. El grupo japonés se planteó poner una demanda por daños y perjuicios que hubiese quebrado completamente al ayuntamiento. El alcalde hacía un llamamiento al diálogo. Ignoro si tal demanda prosperó, aunque la ausencia de noticias me hace pensar que los japoneses se marcharon para no volver jamás. El campo siguió funcionando esos años, sin licencia, hasta la suspensión de pagos de la empresa en 1997. Al parecer las negociaciones entre el ayuntamiento y la empresa continuaron hasta 1999, aunque el ayuntamiento seguía reclamando su deuda.

Según la web los problemas terminaron en el 2007, el año en que supongo un nuevo dueño se hizo con el campo. Confiemos en que su futuro sea más brillante que este turbio pasado y pueda lucir algún día un campo de 18 hoyos completado según el diseño original. Habrá que esperar unos años.

Golf de Caldes (Caldes de Montbui, Barcelona)

11 de diciembre de 2012 4 comentarios

El Golf de Caldes es una joya de 9 hoyos a unos 30 km de Barcelona. El campo arrastra una turbulenta historia desde su apertura a principios de los años 90. El diseño es obra del arquitecto español Ramón Espinosa, nombre poco conocido, pero uno de los dos diseñadores españoles miembros del EIGCA (European Institute for Golf Course Arquitects) y que ha trabajado en varios proyectos por toda España. Y un profesional que sabe su oficio: el campo aprovecha de forma esplendorosa su privilegiada ubicación para ofrecernos uno recorrido precioso, divertido y retador. El campo serpentea por un fantástico pinar desde el cual puede verse el perfil de la ciudad de Barcelona. Está mantenido perfectamente, con greenes rápidos y firmes. Es un espectáculo de fauna y flora durante el recorrido. A pesar de tener un perfil montañoso, es un campo sencillo de andar, sin cuestas demasiado abruptas.

El hoyo 1 es un par 4 con una salida visualmente comprometida. Desde el tee tenemos una visión parcial de la calle que gira ligeramente hacia la derecha. Tanto a la izquierda como a la derecha de la calle sendos bunkers recogen los tiros poco precisos o conservadores.

Salida 1 Caldes

Para acceder al green hemos de apretar un tiro largo en subida. Si estamos demasiado largos por la derecha, nos puede molestar el pino que hay en medio de la calle. No es el único árbol en calle del campo: es un elemento natural que ofrece enormes posibilidades estratégicas.

IMG_0607

El hoyo 2 es un par 5 sencillo que disfruta de una salida espectacular en alto; invita a lucirse con el driver. Es una maravilla contemplar la serie de tees de salida que salpica la ladera de esta montaña; desde cada tee el hoyo cambia sustancialmente.

Salida hoyo 2 Caldes

Desde la calle tenemos, delante del green, un enorme bunker y un árbol que nos obligan a elegir la ruta de ataque a un green más bien pequeño.

IMG_0610

El par 3 siguiente es relativamente corto (unos 125 metros) pero con fuerte desnivel, por lo que siempre tienes dudas con el mejor palo. Irse largo es una mala idea, y corto podremos aterrizar en un bunker frontal. Además los árboles obligan a un tiro recto.

IMG_0611

El siguiente hoyo es un par 4 en dogleg de izquierda a derecha. Quizá la única cuesta arriba potente del campo. Podemos apretar una salida por encima de los árboles de la derecha (supongo que en verano el tiro se complica) o jugar en línea de bunkers recto. Desde ahí nos queda el acceso a un green plano y protegido por bunkers.

IMG_0612

El hoyo 5 es un par 3 en subida a un green que no vemos con claridad. Lo único que vemos es un amenazador bunker de entrada a green. Una bola por la izquierda podrá aterrizar en green mansamente; pero no demasiado a la izquierda, o nos toparemos con otro obstáculo de arena.

IMG_0614

En el hoyo 6 parece que tenemos un respiro, pero ojo con el agua a la derecha y el barranco de la izquierda.

IMG_0615

El obstáculo de agua de la derecha se extiende casi hasta el green, por lo que no conviene abrir demasiado la bola en el ataque al green. Es un green que cae fuertemente desde el fondo al frente.

IMG_0616

El hoyo 7 es un hueso, y por algo lleva el handicap 1 del campo. De entrada la salida nos enfrenta a un obstáculo de agua en la parte derecha a unos 190 metros, por lo que no conviene jugársela con el driver. Realmente el espacio de calle por la izquierda del obstáculo es muy estrecho, pero se puede intentar. Desde ahí tenemos un tiro largo a un green grande y protegido por los bunkers de rigor.

IMG_0617

El 8 es un par 5 relativamente más sencillo. La salida se enfrenta a un bunker invisible por la parte izquierda de la calle. El tiro de aproximación debe evitar acercarse demasiado a un árbol a la izquierda de la calle, cuyas ramas pueden impedirnos el approach por alto.

IMG_0622

Por último un par 4 en subida, donde el driver puede superar el bunker de calle de la izquierda. El green es muy movido y puede causar disgustos de última hora.

IMG_0630

Desde aquí es difícil resistirse a una segunda vuelta para disfrutar de un recorrido magnífico.