Inicio > Campos > The Links, Casa de Campo (República Dominicana)

The Links, Casa de Campo (República Dominicana)

No es fácil tomarse en serio un campo tropical que se llama “The Links” y que está muy cerca de un campo tan famoso como es el Teeth of the Dog. Había recabado opiniones entre los turistas de golf que representan la mayoría de los golfistas en Casa de Campo: la mayoría son americanos de un tamaño colosal, tipo “Craig Stadler“. El “golf buddy” americano suele ser un sujeto enorme, barrigudo y ruidoso, amante de los cigarros puros, que juega siempre en buggie, cruza apuestas de muchos dólares, con modalidades golfísticas extrañas y cuya máxima aspiración es pegar drives de 300 yardas. (Creo que Pixar, cuando dibujó el futuro de la humanidad en Wall-e, se inspiró en un resort de golf americano).

walle-hoverchair10

Mis interlocutores americanos me señalaron que el campo era “pésimo”. Lo que más “gracia” me hizo fue el comentario de un golfista, que remató su análisis con una frase que quiere ser despectiva y que suena profundamente clasista: “casi un campo público”. Bien, este campo no tiene las vistas al océano del Teeth o las impresionantes vistas al río Chavon o a la Marina. Estamos en una finca plana que discurre entre suntuosas mansiones, calles anchas como autopistas, onduladas como en los links y salpicadas, de esta forma tan aleatoria típica de Pete Dye, de decenas de búnkers de todos los tamaños y formas. Pero este “links” muerde como su hermano famoso con unos greenes grandes, elevados y contorneados como en los links de verdad. En la segunda vuelta hay agua, mucha agua, en un recorrido precioso. Y no es fácil patear en esta bermuda, esta hierba que regatea la bola. Así que si van por la zona, no lo dejen de jugar.

IMG_7789

El hoyo 1 es un par 4 hacia la derecha. La calle es una enorme llanura con un gran bunker en la parte derecha. El green recibe de forma horizontal y está en una plataforma con un pequeño búnker en su parte frontal derecha. Como se puede ver el estado del campo es inmaculado.

IMG_7779

El hoyo 2 es un par 5 aplatanado hacia la parte izquierda. Hay un gran bunker frontal al fondo de la calle y otro con forma extraña en la parte izquierda de la calle. Otro green levantado con muchos bunkers a derecha e izquierda; sobre todo destaca uno enorme en la parte derecha, uno de esos mini-desiertos que Pete Dye coloca en sus campos.

IMG_7780

El hoyo 3 es otro par 4. Al green se llega por una calle muy ancha marcada por un árbol central en la parte derecha. El green, un flan elevado, está protegido por un banker frontal y otro en la parte derecha.

IMG_7781

Un par 4 muy corto en dogleg continúa. Buen hoyo estratégico; la línea al green esta llena de bunkers. Uno enorme frontal para intimidar. El green tiene unos contornos terroríficos.

IMG_7783

El hoyo cinco es un par tres con un green en alto con forma de flan y protegido por muchos bunkers en la parte frontal y pequeñas depresiones a  izquierda y derecha.

IMG_7784

El hoyo 6 es un par 4 en cuesta abajo hacia el mar. Muchos bunkers en la parte derecha. Destacan tres enormes árboles que marcan perfectamente el tiro a green. Hay que apretar el driver: el viento sopla de cara y el hoyo es muy largo. Vemos de nuevo como Dye combina bunkers para proteger sus hoyos.

IMG_7786

Llegamos al hoyo siete, que es el handicap uno del campo. Estamos ante un par cinco una calle más ancha que un aeropuerto. Los bunkers marcan perfectamente el tiro. Hoyo clásico de riesgo – recompensa que premia al valiente y castiga al imprudente. El hoyo es precioso.

IMG_7787
El green es un sello de correos en alto y protegido por bancas cavernosos y contornos sinuosos. Otra vez muchos bunkers gigantescos, pequeñitos, de todas formas y colores rodean la calle por todas partes.

IMG_7788

El 8 es un un par tres precioso con un green en un pequeño valle, rodeado de pequeñas hondonadas y bunkers. Dye es un maestro en conseguir un aire de naturalidad enorme en todos sus campos. Este gran par tres es un ejemplo espectacular de ello.

IMG_7790

Para acabar la primera vuelta el hoyo 9 es un par 4 en dogleg hacia la izquierda donde nuevamente hay bunkers desérticos enormes que protegen la calle por la línea hacia el green.

IMG_7792

Mucho ojo a los bunkers que protegen el green. Dan miedo.

IMG_7793

El hoyo 10 es otro hoyo con la calle flanqueada por bunkers también gigantescos en su parte izquierda; alguno esta tan cerca que realmente nunca entrará en juego. Nuevamente tenemos un green pequeño con un falso frente y con bunkers en su parte izquierda.

IMG_7795

El 11 es un par cuatro en dogleg hacia la derecha. El tiro de driver contra el viento tiene su dificultad. Porque además hay que pensar: El  tiro más corto es por encima de unos bunkers de un tamaño enorme que hay en la parte derecha aunque podemos elegir una línea más conservadora, dejándonos una distancia mucho más larga al green.

IMG_7797

El 12 es el clásico hoyo Cape con una calle aplatanada y un tiro con riesgo-recompensa. Un bunker contornea el lago y protege el tiro de los más arriesgados. La calle parece mucho más estrecha de lo que es y está marcada por un búnker en el fondo de la calle a que parece que se puede llegar muy fácil. Esta es la vista desde detrás del green.

IMG_7801

El hoyo 13 es un par tres con agua por delante. Una bandera esquinada puede provocar que nos demos un baño.

IMG_7802

El 14 es un dogleg hacia la izquierda. Nuevamente tenemos agua en toda la parte izquierda de la calle.

IMG_7804

Seguimos entre lagos: El hoyo 15 vuelve a ser una salida peligrosa si uno no sabe calibrar bien la distancia que hay hasta tierra. Además la calle tiene montículo que hace que las bolas reboten mansamente hacia el lago. Firmes y rectos.

IMG_7806

El hoyo 16 es un par tres magnífico. El fuerte viento que viene la derecha nos llevará las bolas al lago. Hay que tirar más o menos hacia búnker la derecha. Lo normal es que vayamos largos de palo para evitar el agua.

IMG_7808

El green, en forma de flan, cuenta con un bunker trasero muy grande que vendrá a recoger la mayoría de las bolas.

IMG_7809

El 17 es un par cinco cuesta abajo y con viento favor. La calle es muy ancha pero hay tres bunkers en la parte izquierda y uno en la derecha que parece amenazar el tiro. Hay que apretar bien el driver: con viento y desnivel podremos conseguir distancias estratosféricas y tirar con hierro para intentar el eagle. (Este cronista falló el putt de eagle, arrancando un nunca mal birdie).

IMG_7810

Y para acabar el 18,  un par cuatro muy marcado por dos bunkers que marca la línea de tiro y  esconden la calle. El green también muy protegido por contornos y curvas. Sobre todo un bunker en la derecha (que recoge los efectos del viento) y una profunda depresión en la izquierda de las que arruina vueltas.

IMG_7814

Esta foto muestra el green desde atrás: estrecho y con mucho movimiento.

IMG_7815

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: