Inicio > Casa Club > El juicio de Rory McIlroy

El juicio de Rory McIlroy

Con este título no me refiero al buen juicio que luce Rory McIlroy sobre el campo de golf, un jugador hoy imbatible. Hago referencia al juicio civil que comenzará esta semana en el Alto Tribunal de Dublín, el tribunal para asuntos civiles importantes, y que he leído reseñado en el Financial Times.

Rory tiene un conflicto con sus ex-agentes, Horizon Sports Management. Firmó con ellos un contrato a finales del 2011, y lo rompió 18 meses más tarde, explicando que los términos de este contrato eran “excesivos, irracionales e injustos” (traduzco un término legal inglés, unconscionable). Lo que Rory defiende es que los agentes se aprovecharon de su juventud, inexperiencia y candor.

Para el FT, no es un juicio agradable para los profesionales de golf: por primera vez el mundo podrá husmear en el oscuro mundo financiero y en el estilo de vida de una estrella del deporte. Se prometen descubrir los secretos del patrocinio más lucrativo del mundo del deporte profesional. Rory firmó un acuerdo con Nike de 100 millones de dólares, negociado por Horizon. Para algunos expertos es el tercer mayor contrato de la historia de Nike. Con Horizon, Rory también firmó con el Santander, Omega y Bose. En juego la reputación del jugador y de sus agentes.

rory

Rory aduce que le engañaron porque compara su contrato con el que firmó Horizon con su amigo Graeme McDowell, después de que él abandonara la firma. El Tribunal aceptó que ambos contratos fueran empleados como prueba. Horizon ingresaría por este contrato algo menos de 7 millones de dólares. A Rory le pareció una barbaridad.

Horizon está demandando también a Rory también por impago de comisiones (2,3 millones de dólares): Al parecer todos los intentos de arbitraje han fracasado y el juicio comenzará el 3 de febrero.

Sin conocer en absoluto los detalles del caso, mi impresión es que últimamente asistimos a muchos casos relevantes de personas, instituciones o países que firman un contrato de patrocinio, una hipoteca, la compra de unas acciones o un bono de deuda soberana, y luego tratan de romper este compromiso porque no se les informó bien, porque eran unos inocentes ingenuos, porque lo que les vendieron era muy raro o complejo, porque los prestatarios son unos especuladores o por algún otro motivo. Parece que los contratos son válidos hasta que no nos gustan.

Tengo una enorme admiración por el swing del Sr. McIlroy, pero creo que cuando uno firma un contrato de este calibre, se lo tiene que leer muy bien.

ACTUALIZACION: Como era esperable, los abogados llegaron a un rápido acuerdo antes de empezar el juicio.

  1. Pisha
    2 de febrero de 2015 a las 22:25

    Me parece que no hay que mezclar las cosas, ese penúltimo parrafo lo veo desafortunado. Gracias por la información.

  2. Hotcorner
    4 de febrero de 2015 a las 10:23

    Estoy contigo Eugenio a estos niveles la cantidad de abogados que deberian tener para leer y releer antes de firmar, despues de todo es un 7% hay quien en comisiones actualmente trabaja por debajo de ese porcentaje.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: