Inicio > Campos > Club de Golf Ulzama, Guerendiain (Navarra)

Club de Golf Ulzama, Guerendiain (Navarra)

13 de diciembre de 2014 Deja un comentario Go to comments

Ulzama es un club muy familiar con un campo precioso ubicado al norte de Pamplona y firmado por el gran Javier Arana. Pocos campos de golf disfrutan de un emplazamiento más espectacular y privilegiado que éste. El campo es un festival de la naturaleza: destaca por haberse proclamado campeón en la (muy desconocida) Birdwatching Ryder Cup. Este artículo explica el torneo, donde Europa arrasó a Estados Unidos y donde Ulzama consiguió el mayor número de avistamientos de especies diferentes en todo el torneo, imponiéndose a un selecto grupo de campos de Estados Unidos y Europa. En Ulzama se vieron 101 especies distintas de pájaros en 24 horas. Es posible que hoy sólo pensar en hacer un campo así sería considerado como delito. Menos mal que el campo fue proyectado en 1963. En la foto la calle del hoyo 5.

IMG_6319

Cuenta el sensacional libro de Alfonso Enhardt, Los campos de Golf de Javier Arana, que fue una iniciativa de Oscar Gortari, Felipe Huarte y Fernando Redón, tres empresarios locales sin conocimientos de golf a los que se unió Joaquin Vilá de la Riva, socio del Prat. Se contrata a Miguel Urabayen que sería el primer gerente. Los empresarios localizan un robledal a 23 km de Pamplona que era propiedad del Valle de Guerendiain y que era empleado como almacén de leña. Se arrienda el terreno durante 100 años por 87.000 pesetas anuales. En la foto la casa club, obra de Fernando Redón y Javier Guilbert.

IMG_6282

Gracias a Joaquín Vila se escoge como diseñador a Javier Arana. El arquitecto vasco entrega su primer boceto de 18 hoyos en 1963. Eran los años en los que trabajaba en la construcción de Río Real. Se construyen 9 hoyos, los que hoy constituyen la segunda vuelta. En 1989 se completaron los otros 9 hoyos, proyectados por Francisco López-Segalés, que respetó bastante el routing que Javier Arana había firmado 25 años atrás. Aún así los primeros nueve hoyos me parecieron algo más retorcidos, angostos, arrinconados entre árboles. En la foto el par 3 hoyo 2.

IMG_6301

Pese a su emplazamiento boscoso, reconocemos las señas de identidad de Arana en el recorrido: calles anchas y nobles, greenes de gran tamaño y con poco contorno interno, varios bunkers de protección a ambos lados de las calles y siempre en número impar. Los pares 4 son tremendamente variados; los pares 5 son hoyos relativamente benignos, sin excesiva longitud; y los pares tres son unas fieras, especialmente una serie temible de pares 3 en la vuelta de Arana: el 12 y el 15. Lo más atractivo del recorrido: todos los hoyos están trazados con forma de dogleg. Es clave saber mover bien la bola para conseguir arañar un buen resultado. El diseño aconseja tirar al fade en los hoyos 1, 5, 7, 10 y 13, y cerrar la bola en los 3, 8, 12, 14, 17 y 18.

El hoyo 1 marca el tono del campo que vamos a jugar. Un par 4 muy escénico, con tee en alto sobre una calle ancha que gira en dogleg hacia la derecha, libre de bunkers.

IMG_6292

El green está elevado sobre una loma y es relativamente plano y protegido por un solitario bunker.

IMG_6299

Después de un par 3 corto, el hoyo 3 es un dogleg a izquierdas tremendamente angosto. El pasillo natural de árboles asusta. Si conseguimos poner la bola en calle podremos disfrutar de un paseo espectacular.

IMG_6305

Desde la calle tenemos un tiro descendente a un green sin bunkers. Podemos intentar botar la bola en la pendiente de la calle y que descanse en el green o parar la bola en green con spin para que no se vaya larga.

IMG_6309

El hoyo 4 es un hoyo relativamente recto y que no llega a los 300 metros de longitud con una salida hacia una calle ascendente parcialmente bloqueada por un árbol. La salida se va estrechando ligeramente y un drive bien pegado por la derecha puede irse al agua.

IMG_6313

El campo añade un elemento nuevo de dificultad al campo: el agua. En efecto, el green está protegido por su parte derecha frontal por un pequeño lago.

IMG_6314

El hoyo más difícil del campo es el par 5 hoyo 5. Además de sus 535 metros de longitud, la calle va girando y desdendiendo ligeramente de izquierda a derecha desde el tee de salida. Un gran árbol en medio de la calle a 100 metros del green protege los tiros bien centrados.

IMG_6323

El hoyo 6 es un par 3 largo y de nuevo muy flanqueado por el bosque existente. Desde cada hoyo no se intuye la presencia de ningún otro hoyo más, ni de casas, adosados, urbanizaciones, cemento. Sólo naturaleza y golf.

IMG_6324

Otro hoyo complicado y precioso continúa, un par 4 de cerca de 400 metros de longitud y con una salida baja a una calle ascendente. La calle va girando ligeramente hacia la derecha. Tendremos un tiro largo a un green generoso con un piano.

IMG_6326

El hoyo 8 me pareció el más discutible del recorrido, un hoyo un tanto absurdo por su extraña tipología. La calle, desde el tee, asciente hacia una calle en dogleg hacia la izquierda. Por la zona de aterrizaje la calle comienza a descender vertiginosamente hacia su derecha. El green está literalmente escondido en la parte izquierda y completamente tapado por el bosque. Es un tiro ciego un tanto forzado.

IMG_6329

Para terminar la primera vuelta un par 5 con salida recta, que gira ligeramente hacia la derecha y asciende a otro green amplio y dividido por un piano.

IMG_6331

La segunda vuelta tiene un carácter algo más diferente, con calles más anchas. Comienza con otro par 5 y una gloriosa salida en alto hacia una calle ancha y orientada hacia la derecha.  El green es un espectáculo de movimiento. Ojo con los bunkers del lado derecho que dejan un tiro a green muy complicado. En la foto el espectacular aspecto de la calle desde las cercanías del green.

IMG_6336

El hoyo 11 asciende de nuevo casi paralelo al 10. El tee está muy bajo y el tiro es ciego por lo que Arana coloca un bunker en medio de la calle para dar la línea de tiro. La calle, muy ancha, cuenta con una importante depresión por su parte derecha aunque no entra mucho en juego.

IMG_6339

El hoyo 12 es un par 3 brutal de 211 metros. Aunque ligeramente descendente, el tiro es casi de un par 4 corto. Dos bunkers por la derecha y uno por la izquierda ofrecen protección extra.

IMG_6341

El hoyo 14 es un par 4 dogleg hacia la izquierda, con la sensación de pasillo entre árboles que tiene el campo. Más tarde la calle se hace más ancha a un green redondo y amplio.

IMG_6343

Otro par 3 brutal continúa. El green del hoyo 15 está protegido por tres bunkers. Uno de ellos impide ver el green. Otro 30 metros antes de green hace que parezca más corto de lo que es.

IMG_6350

El hoyo 16 es un par 4 bastante recto y nuevamente precioso.

IMG_6353

El green recibe en diagonal y ligeramente en alto, con tres bunkers de escolta.

IMG_6356

Otro nuevo dogleg extraordinario continúa. El hoyo 17 es un par 4 que precisa cerrar bien la bola para coronar un pequeño montículo para tener tiro franco al green.

IMG_6358

El campo finaliza con un par 5 ascendente en dogleg también hacia la izquierda. Un bunker nos marca la línea de tiro para cerrar la bola.

IMG_6362

Desde ahí ascendemos a un green también relativamente generoso y sin excesivas caídas para terminar esta gran vuelta de golf y de avistamiento de pájaros.

IMG_6369

  1. Aún no hay comentarios.
  1. 14 de diciembre de 2014 a las 11:30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: