Inicio > Casa Club > Aversión al riesgo en el golf

Aversión al riesgo en el golf

cavemanLas personas somos productos de la evolución, y aunque nuestro cerebro racional pueda resolver problemas complejos, seguimos actuando con los mismos prejuicios y sesgos mentales que nos hacen humanos. Hace poco leí un libro (The Little Book of Behavioural Investing: How Not to be your worst enemy) donde se repasan todos estos sesgos mentales. Uno de ellos, muy destacado, es el de la aversión a la pérdida. La gente odia las pérdidas entre dos y dos veces y media más que lo que disfruta ganancias equivalentes. Nuestro cerebro está mejor equipado para evitar perder que para ganar.

Durante mucho tiempo se asumió que el entrenamiento, la práctica y la competición podían hacer menguar estos defectos y convertir a las personas en máquinas. Hasta que dos investigadores echaron una mirada al mundo del golf. ¿Puede el entrenamiento, la experiencia, el jugar múltiples torneos bajo presión hacer que un jugador de golf pueda templar sus nervios y evitar la aversión a la pérdida que nos define como humanos? Si fuera así, los porcentajes de conversión de putts para birdie serían los mismos que para putt.

Los investigadores americanos Devin Pope y Maurice Schweitzer analizaron más de 2,5 millones de putts en los torneos profesionales del PGA Tour. Sus conclusiones son sorprendentes: Sin excepciones por ranking mundial o tipo de torneo los profesionales y amateurs enfocan mejor sus energías cuando intentan salvar un par que cuando quieren conseguir un birdie. El estudio se llama “¿Es Tiger Woods averso a perder? Sesgo persistente en un contexto de experiencia, competencia y con mucho en juego” y es de 2011. En este artículo hay un buen resumen en español. Cuando los golfistas tiran para birdie o para eagle son significativamente peores que cuando intentan putts similares (de la misma distancia) pero para par. Por ejemplo, de todos los putts menores de 60 centímetros, los golfistas profesionales embocaron un 86% de los putts para par pero sólo un 82% de los putts para birdie. Según el estudio, este sesgo le cuesta al jugador de golf profesional un golpe de media en un torneo de 72 hoyos.

Así que cuando falles ese putt para birdie por ser poco agresivo, consuélate pensando que esto le pasa hasta a los mejores.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: