Inicio > Campos > Marina Bay Golf Club, Singapur

Marina Bay Golf Club, Singapur

Singapur es un país muy curioso. William Gibson definía a este país-ciudad como “Disneylandia con pena de muerte”. En comparación con su vecina Malasia, Singapur es un oasis de limpieza, orden y riqueza. Esta diferencia es más sorprendente si pensamos que Singapur fue fundado hace muy pocos años, en 1969. Pero como todo nuevo rico, para muchos resulta un país algo artificial, sin alma. Para lo que nos ocupa en este blog, Singapur es un interesante destino de golf: en sus algo más de 700 km2 podemos encontrar más de 10 campos de golf. Desde lo alto del famoso Sands Sky Park y junto a decenas de enormes buques esperando atracar en puerto, se extiende el campo de golf de Marina Bay.

IMG_2044

En las escasas horas disponibles en mi viaje por la zona, mi intención era jugar en alguno de los campos con más nombre del país: el Serapong de Sentosa, sede del Barclays, el Tanah Mera o el Laguna National, también campos muy famosos. Pero los campos suelen ser privados y piden precios prohibitivos para jugar: en Sentosa, por ejemplo, unos 700 dólares de Singapur (algo más de 400€). Singapur empieza a ser muy caro hasta para los habitantes de Singapur, aunque paguen un máximo de 16% de impuesto de la renta. Con más tiempo, al parecer lo mejor es irse a jugar a Malasia. Me recomendaron Marina Bay por ser un campo público (el único de Singapur), barato (menos de 100 euros), muy cercano y por gozar de unas vistas privilegiadas del skyline de la ciudad.

IMG_2074

Marina Bay es un campo con una configuración muy similar a la de los links. Cada ondulación del terreno, árbol, bunker o green ha sido preparado para imitar los links británicos. El campo fue abierto en 2006 y lleva la firma del arquitecto sudafricano Phil Jacobs, un diseñador que trabajó con Gary Player durante muchos años hasta independizarse en el 2003. Evidentemente no es un links, puesto que la hierba es diferente, la superficie es más blanda y los 96 pot bunkers están totalmente prefabricados: sus paredes son de un plástico blando muy curioso. Es un campo jugable a cualquier hora del día o de la noche: cuenta con farolas que iluminan todo el recorrido. En la foto, el green del hoyo 1, con la la casa club y la red del campo de prácticas en la parte izquierda y un pot bunker en la parte final del green. Este green está protegido por un arroyo ubicado en su parte frontal, también típico de los links.

IMG_2087

Estuve a punto de no poder jugar, porque me pidieron un “certificado de handicap”. Menos mal que tenía el móvil y pude acceder a la web de la Federación Española y mostrar mi handicap al caddy master. Como es habitual en Asia, el golf se juega en buggy: el calor y la humedad hacen muy complicado jugar andando, excepto claro los valientes del Asian Tour. En el hoyo 3 la calle discurre paralela a una macro construcción de un túnel que unirá Singapur con la isla de Sentosa, y que pasa por debajo del campo. Hay cientos de grúas trabajando y mucho ruido, algo no habitual en un campo de golf.

IMG_2090

Las calles son bastante anchas y el peligro es caer en uno de los 96 pot bunkers que salpican todo el recorrido. También es peligroso si la bola viene a reposar en un arbusto fuera de calle. Según me explicó mi compañero de juego, es el lugar que las cobras eligen para descansar. Un incentivo muy interesante para ir recto.

IMG_2091

Como se puede ver las calles estaban perfectamente mantenidas y siempre con la ondulación típica de los links.

IMG_2092

Paralelo al hoyo 5 impresiona la vista de la bahía, con centenares de enormes buques esperando para entrar en este inmenso puerto. No conviene despistarse porque los pot bunkers abundan y además están bastante mal rastrillados.

IMG_2093

El hoyo más significativo del campo es el par 3 hoyo 13, un green en isla ubicado a unos 130 metros del tee. El tiro está enmarcado por la reconocible vista de Singapur y el espectacular hotel Marina Bay Sands.

IMG_2094

Los últimos hoyos del recorrido los jugamos bajo la luz de las focos. Curioso como el vuelo de la bola se ve muy bien aunque a ratos desaparece. Las caídas están bien visibles aunque resulta un poco raro jugar así.

IMG_2101

En el hoyo 16 del recorrido me sorprendió ver un búnker gigantesco en medio de la calle, quizá un homenaje al muy similar Shell’s Bunker del Old Course en St Andrews. Que me perdone Old Tom Morris por la comparación, aunque también la hacen los gestores del campo en su web.

IMG_2103

Estamos ante un campo curioso, divertido, relativamente fácil y amable en un entorno espectacular: un buen campo público que mejora la zona y permite unas horas de sano y revitalizante esparcimiento nocturno.

IMG_2105

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: