Inicio > Campos, Casa Club > La turbulenta historia del Golf de Caldes

La turbulenta historia del Golf de Caldes

26 de diciembre de 2012 Deja un comentario Go to comments

Hace poco comenté el diseño del Golf de Caldes. Me sorprendió el hecho de que un campo de tan buen nivel contara sólo con 9 hoyos y con una casa club enorme (con más de 4.000 metros cuadrados) y bastante desangelada.

IMG_0604

En el interior de la casa club hay una maqueta de un campo de 18 hoyos. ¿Qué pasó con los otros 9? Mientras pego bolas en el campo de prácticas, me cuentan que el campo es de origen japonés, y esto acrecienta mi curiosidad. Estuve rastreando por la hemeroteca de La Vanguardia para entender la historia de este campo. Mi relato es incompleto y seguramente inconsistente. Construir un campo de golf es un proceso complejo. No conozco todos los datos, pero la historia que leo ilustra perfectamente cómo una sistema administrativo politizado, parasitario, obstruccionista y poco operativo conspira contra quienes quieren invertir y crear riqueza.

IMG_0631

La construcción del golf de Caldes ha estado plagado de burocracia, ilusos promotores, ecologistas desinformados, políticos ineptos y navajazos políticos entre administraciones. En 1986 el grupo japonés Spain ITC empezó a establecer contactos para construir un campo de golf en España. Tras negociar con varios ayuntamientos, el grupo eligió una finca magnífica de pinos en Caldes de Montbui, ya que fue este ayuntamiento quien ofreció las mejores condiciones económicas, con el beneplácito de todos los grupos políticos. Tras la firma de un convenio, las obras comenzaron en 1989. Era una época de crecimiento, mucha inversión y un gran número de proyectos de golf en marcha. Leo con nostalgia que eran años difíciles para encontrar mano de obra: todo el mundo trabaja en las obras para los Juegos Olímpicos de Barcelona. El proyecto se encargó al  arquitecto español Ramón Espinosa. La inversión fue de unos 60 millones de euros. En 1990 se habían construido 12 hoyos y la sede social. Aquí un publirreportaje sobre lo que iba a ser este campo.

IMG_0627

Con la construcción de una presa hidráulica para abastecer de agua al campo los japoneses empezaron a vislumbrar el desastre. El convenio establecía que la construcción de la presa debería ser financiada en parte por subvenciones públicas gestionadas desde el ayuntamiento. Sin embargo el ayuntamiento no solicitó estas subvenciones hasta 1991, y posteriormente fueron denegadas por la Generalitat (según los solicitantes por discrepancias políticas). El ayuntamiento pretendió cobrar las certificaciones de obra a los promotores (obra no realizada, por cierto) y les acusó de tener una deuda impagada por estos conceptos cercana al millón de euros. Como medida de presión, el ayuntamiento, entonces gobernado por un tripartito replicado más tarde en la Generalitat, denegó la licencia de apertura y cortó el suministro de agua y gas al campo. Incluso un concejal de IC acusó de intento de soborno a un presunto representante del grupo japonés. Los japoneses negaron las acusaciones.

IMG_0632

En 1995 el ayuntamiento inició un procedimiento de subasta del campo por impago, proceso que fue recurrido por la empresa. La lectura del recurso muestra que el ayuntamiento empleó el dinero aportado para la construcción de la presa por los ilusos japoneses para otros fines, desechando la construcción de la presa por ser una obra “faraónica e innecesaria”, en palabras de su alcalde. Se amenazó con el cierre definitivo del campo. Finalmente, en mayo de 1988 el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña declaró que las deudas del grupo japonés promotor tenía con el ayuntamiento eran “ficticias”. El grupo japonés se planteó poner una demanda por daños y perjuicios que hubiese quebrado completamente al ayuntamiento. El alcalde hacía un llamamiento al diálogo. Ignoro si tal demanda prosperó, aunque la ausencia de noticias me hace pensar que los japoneses se marcharon para no volver jamás. El campo siguió funcionando esos años, sin licencia, hasta la suspensión de pagos de la empresa en 1997. Al parecer las negociaciones entre el ayuntamiento y la empresa continuaron hasta 1999, aunque el ayuntamiento seguía reclamando su deuda.

Según la web los problemas terminaron en el 2007, el año en que supongo un nuevo dueño se hizo con el campo. Confiemos en que su futuro sea más brillante que este turbio pasado y pueda lucir algún día un campo de 18 hoyos completado según el diseño original. Habrá que esperar unos años.

  1. Sachiko
    5 de enero de 2015 a las 08:16

    Hola. Gracias por esta entrada. Soy la hija de uno de los japoneses que fueron a Caldes y a quienes el Ayuntamiento prácticamente echó del país. Nunca se habla de este tema en casa (es como un tabú) por lo que nunca supe qué es lo que ocurrió.

  2. Anna
    19 de abril de 2015 a las 17:58

    Estuve en este campo hace dos días . Me abrumó el echo de qe el campo en si y la casa club tenían un potencial enorme y el proyecto inicial (de los inversores japoneses ) habría superado con creces lo que tenemos hoy en día en el campo de Caldes , que ha pasado a ser algo cutre y como los mismos empleados me contaron , un lugar que va cada vez a peor . No tiene convalidaciones con ningún club de golf , la decoracion de la casa club parece inacabada , puesta de cualquier forma , anticuada…
    Me deprimí mucho la verdad pues el lugar en si tiene muy buena pinta .

    • 19 de abril de 2015 a las 18:30

      Había oído que se estaban terminando los 9 hoyos restantes. No se si al final será posible. Aún así es un buen campo.

  3. Joan Morral Ballbè
    19 de agosto de 2015 a las 17:36

    Hoy he ido a jugar a este campo. Un diseño magnifico. El estado de las calles y greens correcto tirando a notable. Al llegar te quedas sorprendido de el enorme edificio, vacio. No hay señales para ir de green a tee, pero es un campo donde disfrutas.La gran sorpresa: al terminar el hoyo 9, intentamos encontrar el 10.Fuimos a un hoyo que parecia un Par 3 largo o un 4 corto, pero por suerte vimos un empleado y le poreguntamos si era el hoyo 10. Nos dijo que el 10, era volver al uno y que aquel hoyo era de practicas, pero estaba cerrado. Volvimos a repetir el campo, que repito es un diseño magnifico pero es un 9 hoyos. No vale la pena protestar, porque al llegar nos cobraron soplo 20 euros por persona, y dijeron era una oferta. Has una gran pena. Parece un monumento a la ineptitud de unos emopresarios o unos polìticos. Como no conozco la historia no puedo opinar, pero unos invirtieron y perdieron y los otros nunca pierden nada. El ùnico que pierde es el paìs. Mala suerte. Y que pena

  1. 27 de julio de 2013 a las 15:27

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: