Inicio > Campos > Santa Clara Golf, Marbella

Santa Clara Golf, Marbella

Santa Clara Golf es un campo de Marbella que ilustra los problemas de construir un campo limitado por una orografía difícil y promociones inmobiliarias. Hay hoyos muy buenos (los de “Santa Clara Corner” 12, 13 y 14, pares 4, 3 y 5 notables) que acompañan a otros hoyos francamente malos. El campo se ubica en un terreno montañoso. Inaugurado en 2001, sospecho que el diseñador Enrique Canales hizo lo que pudo con este emplazamiento, y aunque a veces las casas rodeen las calles en los hoyos 7 y 8, el campo no da sensación de agobio (he conocido otros campos mucho más enjaulados entre casas de forma que cualquier minimo fade o draw acabe en los tejados de alguna casa). Aunque no sea de los más montañosos, se puede andar con buena forma física; en algunos hoyos nos sentiremos alpinistas.

Es un campo que he jugado muchas veces, aunque creo que los precios son algo elevados: el green fee de invitado en temporada baja sale en unos 60 euros, y el green fee normal en torno a 150€ para dos jugadores con buggie; creo que es bastante caro.  Desde la última vez que lo jugué lo he encontrado cambiado a peor: el green del hoyo 6 par 3 ha sido modificado, supongo que para facilitar el hoyo e impedir golpear a los que vienen por el 5. El tee de salida del hoyo 8, un par 5 absurdo, era un disparo desde la posición más alta del campo a una calle semioculta entre casas. Ahora han modificado el tee ubicándolo a la derecha e impidendo usar el drive, supongo que para evitar que las bolas masacraran las casas colindantes. También cuando jugué las barras amarillas estaban adelantadas en prácticamente todos los hoyos entre 10 y 15 metros. En cualquier caso el tiro desde algún punto de la calle exige volar las casas de la derecha para acercarse a green, con el peligro que tiene este tiro. El mantenimiento es muy bueno y los greenes están en perfecto estado.

El hoyo 1 es un buen hoyo de salida, un par 4 relativamente franco que permite una salida rápida. En la foto, la calle llena de pájaros a punto de salir espantados por mi drive. El green es amplio y divertido. Es lo más destacable del campo: los greenes.

El hoyo 2 es un par 3 de unos 150 metros. Si abres la bola en exceso prepárate para tirar otra, porque hay un bosque de bambus y otras especies vegetales que tragarán tu bola.

El hoyo 3 es un par 4 de diseño discutible: un dogleg en 90º a la izquierda que da dos opciones: o tiras a green  (200 metros) con drive o madera 3 (o con lo que llegues) o juegas a la calle un hierro corto. A medida que los árboles van creciendo el tiro a green se complica. Hay gente a quien le encanta el hoyo por el riesgo / recompensa que ofrece. A mi me parece demasiado corto.

El 4 es otro hoyo que no me gusta: una calle que se estrecha entre la ría de la izquierda y una hilera de palmeras que marca la calle del 5. Realmente el tiro de drive tiene que ser muy preciso. La gente suele tirar a la calle del 5, que va paralela, y esto provoca luego problemas de velocidad de campo. Esta es la vista de la calle desde el green.

El 5 es un par 4 que dispara a un green elevado con dos plataformas, bien protegido.Luego el ya mencionado par 3 hoyo 6 que ha inaugurado un green nuevo este año, acortando el tiro unos 30 metros. El green antiguo se mantiene a la izquierda y se juega en competición. Me comenta un jugador local que este cambio se produjo porque el hoyo se atascaba ya que la gente se iba abajo.

El 7 es el clásico hoyo “Himalaya”, un par 4 en subida que casi hay que jugar con piolet. Un clásico en muchos campos marbellíes.Tiene un green francamente divertido, con caídas tremendas. Desde el mismo se ve el mar.

Esta es la nueva salida de drive que han puesto en el par 5 hoyo 8. Pese a las vistas es una salida completamente ciega, en la que un drive te lleva la bola fuera de límites. Entiendo que las casas de la derecha entran en juego pero el cambio empobrece sensiblemente el hoyo.

Esta es la calle del 8, desde el green. El drive de salida deja la bola detrás del árbol que hay en medio de la calle. Un embudo estrecho y que ataca a un green alargado.

El 9 es un par 4 bonito a un green bien protegido por árboles. Al fondo se ve la gigantesca casa club.

La segunda vuelta es mucho mejor que la primera, con hoyos notables y bien espaciados. El 10 es un gran par 5 cuya calle discurre paralela al hoyo 1 y donde hay que decidir si se cruza el río con el segundo o tercer tiro. El green es amplio, elevado y con caídas notables. Yo siempre comento el mismo error y me voy al río con mi segundo golpe. El río está empedrado con mis bolas.

El 11 es un par 4 en subida a una calle ancha y adornada por un árbol. Realmente no debería entrar en juego, pero añade una cierta tensión al tiro de salida.

Desde calle tiras a un green elevado que no ves y que tiene caídas importantes. Quizá el green más escénico de todo el campo.

El 12 es un gran par 4, muy largo, con una salida en alto muchas veces contra el viento. El green está ubicado en una parte alta después de superar una pequeña vaguada.

El hoyo 13 es un par 3 de unos 180 metros, con un lago a la entrada del green. Es el único hoyo del campo donde no hay bunkers, y requiere un tiro preciso a pesar de ser largo.

Y el hoyo 14 que cierra el “corner” es un par 5 largo donde el segundo tiro se estrecha mucho. Hay que ir recto: en la parte izquierda un arroyo hace que esta parte de la calle sea más complicada de jugar, y la parte derecha te espera un bosque.

Después de cruzar una calle pasas al hoyo 15, un par 3 de 145 metros.

El 16 es un par 4 flojo, muy corto, que require una salida con hierro. El 17 es un par 4 dogleg donde mi compañero de partido llevó la bola al green de salida. En realidad hay que tirar a la parte derecha de este bosque, apuntar hacia el green de la derecha cerrando. La calle en la parte izquierda es la del hoyo 3.

Para acabar el 18 es un par 4 que require una salida al fade para cruzar el río. El green está protegido por detrás por un lago. Y detrás está el driving range, uno de los pocos que permiten practicar sobre hierba. Al fondo la casa club, que cuenta con una terraza fantástica para tomarse una cerveza postpartido.

Un último comentario que me apunta un lector local: Debido a que por el campo discurre continuamente un río (entra en juego en los hoyos 1, 2, 3, 4, 10, 16 y 18, como poco) hay que estar vigilante con los robos, así como en otras partes del campo, como el hoyo 12. En el caddie-master han puesto unas cajas de seguridad gratis para dejar cualquier cosa de valor mientras se juega.

Categorías:Campos Etiquetas: , ,
  1. Manuel Sanchez
    24 de abril de 2012 de 08:16

    Perfectamente contado. Me gusta mucho la cafeteria con la terraza que tiene, con un gran servicio y unas vistas muy buenas que invitan a pasar un rato muy agradable. El personal que trabaja en el campo es muy atento y siempre tienen una solución a cualquier problema que se plantee. Resumiendo, un campo no muy largo, donde la dificultad mayor está en los greenes ya que si no se tiene un buen dia de putt, el resultado puede ser malo.

  1. 3 de febrero de 2018 de 09:40

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: